Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exesposa de Gary Oldman advierte de que le han dado un Oscar a un maltratador

Aunque Fiorentino presentó su denuncia ante los tribunales de Los Angeles, la policía nunca abrió un expediente. El hijo del actor sale en su defensa

Gary Oldman con su estatuilla como mejor actor por 'El instante más oscuro'.
Gary Oldman con su estatuilla como mejor actor por 'El instante más oscuro'. WireImage

Un nuevo oscar ha quedado empañado por la sombra del escándalo y la violencia de género. En esta ocasión se trata del que el pasado domingo recibió Gary Oldman como mejor actor por su trabajo en El instante más oscuro. Su tercera esposa, Donya Fiorentino, utilizó el portal TMZ para sacar a la luz antiguas acusaciones contra el que fue su marido durante cuatro años. “Felicidades Gary y felicidades a la Academia por otorgar un Oscar no solo a uno, sino a dos maltratadores”, indicó Fiorentino públicamente.

La tercera esposa de Oldman le acusó en 2001, como parte de la investigación sobre su separación matrimonial, de golpearla con un teléfono delante de sus hijos. Aunque Fiorentino presentó su denuncia ante los tribunales de Los Ángeles, la policía nunca abrió un expediente en este caso. “Creía que habíamos evolucionado. ¿Qué ha pasado con el #MeToo?”, añadió la supuesta víctima en referencia al movimiento nacido en el seno de Hollywood contra los maltratadores y aquellos que abusan de su posición de poder.

La sombra de estas acusaciones presentadas hace 17 años contra el intérprete británico resonaron durante toda la campaña pero no le impidieron conseguir la victoria en los Premios Oscar. En opinión del hijo de Oldman, Gulliver Flynn, su recordatorio quiere amargar la merecida victoria de su padre.

“Solo quiero proteger la figura de mi padre, como persona y como actor”, escribió Guilliver en Tumblr a las pocas horas de difundidas las acusaciones de su madre. “En un momento como este en su carrera, mi padre debería ser capaz de disfrutarlo. Confío en que sea así”, añadió el hijo, de 20 años, que acudió junto con su hermano, Charlie John, y la actual esposa de Oldman, Gisele Schmidt, a la ceremonia.

En su día Fiorentino también acusó al que fue su marido de gastarse miles de dólares en alcohol, drogas y prostitutas en hoteles de Nueva York. El actor, productor, guionista y realizador, también conocido por su trabajo no solo en cine o en teatro sino en populares vídeo juegos como Call of Duty, ha reconocido públicamente en repetidas ocasiones sus problemas con la bebida. Sobrio desde hace años, Oldman agradece a la organización Alcohólicos Anónimos su recuperación.

Casado en cinco ocasiones, las dos primeras con las actrices Lesley Manville, con quien tuvo un hijo, y con Uma Thurman, tras su divorcio de Fiorentino se casó con la cantante Alexandra Edenborough. Tras una larga investigación, Fiorentino perdió la custodia de sus dos hijos, que fue para Oldman. Gulliver describe al actor como su “único héroe” y subraya que tuvo la fortuna de ser criado por su padre y “únicamente” por su padre.

“Si da la impresión de que me gusta hablar mal de mi madre, ese no es el caso. Siempre ha sido una persona triste y problemática”, añade el hijo del actor en una extensa carta en la que habla de las mentiras de Fiorentino. La misiva fue compartida en la página personal de Twitter del actor británico, de 59 años

En sus declaraciones a TMZ Fiorentino no da el nombre del segundo maltratador galardonado con el Oscar. Tanto la prensa como las redes sociales han subrayado la posibilidad de que se trate de Kobe Bryant. La estrella del baloncesto recibió una estatuilla al mejor cortometraje animado por Dear Basketball, una loa al baloncesto y a su carrera en este deporte.

Bryant fue acusado de violar a una mujer en 2003, un caso que llegó a los tribunales pero del que nunca fue juzgado porque la supuesta víctima no cooperó con la investigación. Con los años, el legendario baloncestista de la NBA reconoció su promiscuidad aunque siguió rechazando las acusaciones de violación. Supuestamente el caso concluyó cuando la víctima recibió cinco millones de dólares por su silencio, algo que Bryant siempre ha negado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información