Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hotel Ruanda de Stromae

La canción 'Papaoutai' habla sobre el genocidio ruandés, del que se cumplen 24 años el próximo abril

Fotograma del vídeo clip de la canción 'Papaoutai'
Fotograma del vídeo clip de la canción 'Papaoutai'

A principios de febrero saltaba la noticia de que Paul Van Haver, el artista belga conocido como Stromae, firmaba con WME and IMG. Esto es el preludio de su vuelta a la composición y a los escenarios después de un parón de dos años. Stromae es sin duda en la actualidad el músico actual más importante de la escena belga. Uno de sus éxitos ha sido Papaoutai, una canción donde un niño se pregunta por su padre desaparecido:

¿Dónde está tu padre?

Sin casi tenerle que hablar él sabe lo que va mal

¿Dónde estás papá? ¿Dónde estás papá?

Se trata de una canción autobiográfica. Paul es hijo de una mujer belga y de un arquitecto ruandés. El Padre de Stromae fue a su país natal a arreglar unos problemas de trabajo y coincidió con el inicio de la crisis de genocidio ruandés. Tras estar desaparecido durante varios meses la familia recibió una llamada de teléfono anunciando que había muerto. Paul tenía 9 años.

Este 2018 se cumplirán 24 años de uno de los más sangrientos genocidios de la historia de la humanidad. El otro día tuve la oportunidad de ver de nuevo la fantástica película Hotel Rwanda que es un indispensable para entender lo que que pasó en los días que rodearon el 6 de abril de 1994. Una de las cosas que había olvidado, y no deja de dejarme atónita, es que la diferencia entre tutsi y hutus la definieron los colonos belgas de forma arbitraria en una estrategia para controlar la colonia africana a través de una minoría local. Es increíble cómo, a través de la película, la situación que se narra nos recuerda a otras muchas historias en otras partes del mundo. Gente arrastrada por una marea de odio basado en ideas demagógicas e inconsistentes. Y ese miedo que hace que al principio la población se intente mantener al margen y acepte que lo inaceptable le suceda al vecino esperando que no les llegue nunca el turno.

La matanza de Ruanda fue un horror que tuvo algunas consecuencias positivas. En España concretamente fue el catalizador del primer movimiento social de gran alcance después de la transición, la lucha del 0,7 que se inició ese mismo otoño de 1994. El movimiento 0,7 es sin duda el punto de giro en la evolución de las grandes organizaciones de cooperación y desarrollo de nuestro país. Muchos de los líderes que protagonizaron este movimiento acabaron ocupando puestos de responsabilidad en las grandes oenegés actuales y creando campañas históricas como la de las minas antipersonas, el comercio justo o las armas.

En estos días de confusión y ruido hace mucho bien recordar la historia. En algunos casos como la del genocidio de Ruanda para evitar repetirla. Dice Stromae en su canción 'Bâtard - Bastardo':

Yo soy, yo era, y siempre seré ni lo uno ni lo otro.

Ojalá nunca más se repita una manaza étnica y política de esas dimensiones, sobre todo, cuando todos somos "ni lo uno ni lo otro".

Más información