Fotoensayo

Viaje al fin del Ártico: el deshielo de una naturaleza salvaje

Dos icebergs del glaciar Jakobshavn flotan en la bahía Disko, sobre el Círculo Polar Ártico, en el oeste de Groenlandia.
Dos icebergs del glaciar Jakobshavn flotan en la bahía Disko, sobre el Círculo Polar Ártico, en el oeste de Groenlandia.Fernando Moleres

Icebergs, glaciares, cascadas de lava solidificada. Retrato de una naturaleza salvaje en color blanco. El Ártico, amenazado por los efectos del calentamiento global, sigue siendo un territorio de hielo e inmensa soledad que brinda escenas de belleza imperecedera

SIEMPRE ME había fascinado el universo ártico, la belleza de una naturaleza salvaje en blanco, los viajes de los exploradores a ese mundo inhóspito, pero nunca me hubiera imaginado que un invierno me encontraría allí, caminando por las estepas heladas sobre el mar, solo, sintiendo una mezcla de paz, libertad y miedo; o viajando con los pescadores inuit entre los icebergs gigantes que flotan sobre una superficie que da vértigo.

Una vez más era la fotografía quien me llevaba a lugares de difícil acceso. En esta ocasión, quería centrarme en los paisajes de hielo, formados en una época inmemorial, que como cápsulas de tiempo caminan silenciosamente hacia su desvanecimiento, en los límites de lo visible.

Vídeo: Fernando Moleres / Pepe Molina

Dos grados centígrados; dos grados —respecto a la temperatura preindustrial— es la distancia que según la mayor parte de la comunidad científica separa la Tierra de un punto de no retorno por el calentamiento global. 

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50