Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sara y Fama, el talento amateur del cine documental

Dos amigas senegalesas sin apenas experiencia se han embarcado en un largometraje y han brillado con luz propia en el festival MiradasDoc

Fama Reyane Sow (izquierda) y Sara Maurin Kane (derecha), minutos antes de presentar su proyecto en el Festival Internacional de Cine Documental MiradasDoc. Ver fotogalería
Fama Reyane Sow (izquierda) y Sara Maurin Kane (derecha), minutos antes de presentar su proyecto en el Festival Internacional de Cine Documental MiradasDoc.
Guía de Isora (Tenerife)

"No les digas que vas a escribir sobre ellas, que se van a poner más nerviosas aún", aconseja Marta Moreiras, fotógrafa española afincada en Dakar y directora de fotografía del documental Percussions. Se refiere a Fama Reyane Sow y a Sara Maurin Kane, productora y directora. Tienen 28 y 27 años, son senegalesas y artistas: guionista para televisión la primera, bailarina y directora artística la segunda. Neófitas en el mundo documental y, sin embargo, a punto de presentar su idea para obtener la financiación que les permita seguir ante un elenco de productores y compradores.

Las dos amigas asisten al Festival Internacional de Cine Documental MiradasDoc, celebrado en Guía de Isora (Tenerife) entre el 26 de enero y el 3 de febrero. Han acudido tras haber sido seleccionadas para participar con su embrión cinematógrafico en el AfroLatam Lab, un taller de desarrollo de proyectos documentales afroamericanos. Este se enmarca en el II Foro de Coproducción entre América Latina y África, una apuesta de la organización para potenciar el desarrollo de trabajos producidos por profesionales de los dos continentes y ayudarles a que se abran camino en los mercados internacionales.

La candidatura de Sara y Fama convenció. Percussions cuenta la historia de tres mujeres percusionistas profesionales que logran el éxito en un mundo dominado por los hombres, y subraya los vínculos de estos ritmos a través de la esclavitud, la colonización y la historia moderna. Las protagonistas son la senegalesa N'Deye Seck, la canaria Sissi del Castillo y la cubana Yissy García, y esta multiculturalidad de Sur a Sur es lo que ha hecho que el proyecto haya encajado bien.

“Esa es la nuestra”, murmuran las dos amigas sobre Fernanda Rotondaro, de Canal Encuentro de Argentina. Los profesionales que van a escuchar a los aspirantes se están presentando, y Rotondaro subraya su interés en trabajos con un enfoque de género. “Queremos mostrar África,  tan cerca y a la vez tan lejos”, dice Cristina Merino, de Movistar Plus. Y las chicas toman nota del comentario. Cuando la griega Efthymia Zymvragaki, de la productora Gris Medio, comenta que les interesan las mujeres cineastas, Fama sonríe a su directora de fotografía. Otro posible fichaje.

Fama y Sara han recorrido un vertiginoso camino en dos meses. Todo empezó el día que a Sara, que colabora con las actividades culturales del Liceo Francés de Santa Cruz de Tenerife, se le ocurrió pedir a N'Deye Seck que impartiese unos talleres en la escuela y, de paso, que participase en algún encuentro de artistas. "Di con Sissy del Castillo y me dijo que le interesaba realizar un intercambio musical", resume Sara. Entonces se le ocurrió documentarlo, habló con Fama —con la que había trabajado antes, y aceptó. "Como en Canarias hay tanta influencia de América Latina, pensamos que sería una buena idea incluir sus ritmos para redondear la historia".

Percussions cuenta la historia de tres mujeres percusionistas profesionales que buscan el éxito en un mundo dominado por hombres

El trabajo ha sido frenético. Descubrir la convocatoria de MiradasDoc les puso una fecha para organizarse. Lo primero, el guion, a cargo de Fama. Luego, un plan de financiación y un presupuesto. De manera paralela, Sara organizaba el espectáculo de fusión afrolatina. Las dos socias trabajaron desde Santa Cruz y Dakar, comunicándose a través de vídeollamadas y redes sociales. Cuando les confirmaron su participación en el festival y el taller, todavía no habían empezado a rodar.

Lograron la primera financiación con ayuda de la agrupación cultural La Francofonía en Tenerife (La FET), creada por ella y Julien Harmand, un francés afincado en Tenerife. "Llegaba a los patrocinadores y les decía: 'No nos conocemos, no sabemos lo que podemos hacer, pero tienen que ayudarnos, y punto", ríe Sara. Y funcionó. El concierto se celebró el 27 de enero y acudieron unas 300 personas. Paralelamente, ya rodaban las primeras escenas.

Al mismo tiempo, una de las dos debía acudir al taller AfroLatam. Le tocó a Fama, y fueron cinco jornadas muy intensas para ella, que no domina el castellano. "El primer día no me enteraba, los otros proyectos ya tenían mucho trabajo detrás y yo solo podía presentar unas imágenes en bruto con un sonido horrible", recuerda.

Han trabajado duro y llega el momento en que toca poner en práctica lo aprendido, competir con otras cuatro candidaturas y ser las más convincentes para llevarse el premio a la mejor presentación: un año de asesoramiento y seguimiento de su proyecto.  Las chicas están preocupadas porque deben hablar en castellano o el inglés, y ellas son francófonas. Cuando les dan la palabra, Sara comienza a hablar, seria y formal. "Las percusionistas tienen en común las dificultades que tuvieron que superar", relata.  Y explica cómo en Senegal no se les permite tocar y cómo a Seck le enseñó su abuelo a escondidas, cómo a Yissi le animaban a ser bailarina, pese a que casi todos sus familiares son músicos... Y cómo una idea que inicialmente no tenía el foco puesto en la mujer, viró hacia ellas al descubrir el complicado mundo en el que batallan por ser reconocidas.

N'Deye Seck, percusionista senegalesa.
N'Deye Seck, percusionista senegalesa.

También describe cómo les interesa la relación de la música senegalesa con la afrocubana y la española flamenca, y cuánto les gustaría ver la película en distintos festivales relacionados con los derechos de las mujeres en la música e inspirara a jóvenes en África. "Admiramos la carrera de estas tres mujeres y queremos animar a la siguiente generación", concluye.

El objetivo de Percussions es reunir a las tres artistas y ver cómo tocan e improvisan juntas, pero para ello, ya con el rodaje finalizado en Canarias, Fama explica que necesitan viajar a Cuba con todo el elenco para encontrarse con Yissi García.  "Hemos financiado el 30% de nuestro proyecto", puntualiza.

Acaba Sara de hablar y comienza el turno de preguntas. Que en qué idioma se está rodando, que si pueden explicar más la estructura del filme, que si deberían incluir Brasil, Argentina o Colombia porque también comparten similitudes. Que si han pensado hacer una serie. Sara incluso se lanza en español, idioma que comenzó a estudiar hace solo 10 meses. 

Y ganan.

Tras una breve deliberación, los productores y cineastas deciden que Percussions debe ser el proyecto que reciba ese asesoramiento gratuito durante un año. Fama y Sara recogen su diploma, esta vez sin nervios, pletóricas. Ha llegado la hora del almuerzo y es imposible acercarse a ellas porque todo el mundo las quiere felicitar y preguntar detalles sobre su trabajo. David Baute, codirector del festival y miembro del jurado, explica por qué han sido las ganadoras: "Buscamos proyectos que tengan algo pero cuyos responsables estén empezando y les sea difícil acceder a subvenciones y a distribuidores". Y en el caso de las senegalesas, no se lo piensa. "Seguramente tendrá mucha salida porque la música siempre gusta".

Fama, Sara y una treintena de participantes en el festival, desde directores a miembros de la organización, almuerzan en un restaurante tradicional canario. Bandejas de pollo a la parrilla, gofio, mojo verde y mojo picón duran poco sobre las mesas. Pero ellas apenas prueban bocado de todo lo que hablan con unos y otras. Es su momento.

La tarde se les hace cuesta arriba, pues es ahora cuando tienen que pasar a la acción de verdad para encontrar financiación. Los mismos que las han escuchado antes y otros pocos más ahora se reparten en un puñado de mesas dentro del centro cultural de Guía de Isora. Son los encuentros llamados One to One (uno a uno, o cara a cara) y en ellos se cierran acuerdos comerciales entre cineastas y productores.

Llegaba a los patrocinadores y les decía: 'No nos conocemos, no sabemos lo que podemos hacer, pero tienen que ayudarnos, y punto

Sara Maurin Kane

Las chicas no asisten a ni una sola proyección ni esa tarde ni al día siguiente: tienen que negociar, y lo hacen sin descanso. Hablan con televisiones españolas, americanas y africanas, con directores de festivales en Málaga, Valencia y Saint Louis (Senegal). Escuchan. Debaten. "Nos han sugerido cambiar algunas cosas pero no creo que debamos hacerlo. La clave es escuchar a todo el que se sienta frente a ti, ser flexible y, al mismo tiempo, creer en tu idea, defiende Fama posteriormente. Cuando se oculta el sol, Sara aún tiene aguante para participar en la emisión en directo de El séptimo vicio, el programa de Radio 3 que conduce el periodista Javier Tolentino, esos días desde Guía de Isora.

A la mañana siguiente tampoco hay descanso para las dos amigas. Apenas desayunan —zumo, café, sandwich vegetal en una cafetería cercana... Hay que empezar el día con fuerza— salen en coche y con las maletas a cuestas hacia El Médano, donde van a continuar con la grabación de Percussions. "Ahora toca calmarse y digerir", suplica Sara. "Toca centrarnos en descubrir referencias documentales para saber mejor qué queremos y qué no queremos".

Y seguir buscando la ansiada financiación, como apunta Fama. "Una televisión se ha interesado, pero creo que comprarán cuando hayamos avanzado algo; tenemos que mostrarles,al menos, la mitad de la película para que acaben de decidirse".

Aunque ir a Cuba es clave, no es algo que les quite el sueño. "Creo que nos llevará un año acabar la película, dependiendo de cómo nos vaya", dice Sara. "Pero sin prisa, no queremos perder la espontaneidad que estamos logrando, esto es lo más importante".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información