Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy es el día en que los españoles dejamos el gimnasio: esto es lo que necesita para darle otra oportunidad

Lo dicen los datos de una aplicación deportiva, aunque también nos da un consuelo: ya hemos durado el doble que los franceses

Las matrículas de los gimnasios aumentan un 30% después de las navidades, pero es a partir de hoy, el cuarto viernes de enero, cuando los esfuerzos renovados por las buenas intenciones y los propósitos de año nuevo comienzan a flaquear, según los datos que ha recabado la red social Strava tras analizar las más de 31 millones de actividades que se registran en su aplicación este mes.

Tenemos, no obstante, una buena noticia: ya hemos durado el doble que los franceses, los alemanes y los británicos, quienes hace dos semanas —el día 12, coincidiendo con el segundo viernes de enero— que comenzaron a abandonar su propósito de mantenerse en forma. Pero ya sabe lo que ocurre con los males de muchos.

A veces, si dejamos de ir al gimnasio no tiene que ver con la fuerza de voluntad: la ciencia encontró hace unos meses una explicación física. Otras, se trata de un abandono progresivo, sin mediar una decisión consciente: hoy no va a ir a gimnasio porque sus amigos han quedado después de un mes sin salir y no quiere perdérselo —"total, ya he entrenado tres días esta semana"—; mañana, porque al final las cañas se complicaron y cualquiera que tenga la oportunidad de verle las ojeras solo podrá sentir compasión; el domingo ya se había comprometido a ir a comer con los padres de su pareja; el lunes tiene una reunión importante a primera hora que debe preparar y al salir por la tarde estará tan agotado que lo mejor será meterse pronto en la cama y dejar lo del gimnasio para el martes... o no, ya veremos.

Mantras para no abandonar

Si abandona el deporte siete días, este lo abandonará siete meses —que diría un refrán popular referido al sexo—, pero no deje que la pereza se extienda más en el tiempo: si lleva unos siete años sin practicar deporte sus músculos se habrán degradado y su cuerpo habrá desarrollado resistencia a la insulina, entre otros efectos que a medida que pasa el tiempo cuesta más revertir. Es más, según un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, el ejercicio es más importante en nuestra salud que el peso corporal: la falta de actividad física es dos veces más letal que la obesidad.

Por el contrario, el deporte, como le hemos ido contando en BuenaVida, le convertirá en una persona más despierta, creativa y relajada y puede alargar su esperanza de vida. No le va a permitir engullir una pizza libre de cargo de conciencia, pero sí le podemos asegurar que en media hora de elíptica fulmina las calorías de un cruasán: es la conclusión a la que llegamos cuando analizamos las cinco mejores máquinas de gimnasio para quemar calorías.

Es verdad: salvo por el cruasán, estos son objetivos amplios, inmensos, quizá demasiado genéricos. Veamos:

1. Si su propósito de año nuevo estaba asociado a la pérdida de peso y su frustración viene de la mano de la falta de resultados, quizá no estaba haciendo los ejercicios adecuados. Estos son los 9 mejores para perder peso, ordenados de menor a mayor efectividad.

2. Quemar calorías está muy bien, pero no está pensando aún en la operación bikini: su objetivo de fondo quiere mantenerse saludable. Estos tres ejercicios ayudan a prevenir un infarto (y ninguno de ellos consiste en correr).

3. Hay cosas, como correr, que de hecho dan mucha pereza, pero existen alternativas. Según la Universidad de Harvard, estos son los cinco mejores ejercicios que puede practicar para mantener el cuerpo activo y saludable (y correr tampoco se encuentra entre ellos).

4. ¿Hemos dado en la clave? ¿Es la falta de tiempo y ganas la que lo aleja del gimnasio? Quizá tiene una idea equivocada de lo que es un entrenamiento: no tiene por qué machacarse. Con esta tabla conseguirá la máxima eficacia en el mínimo tiempo. Pero además, existe este otro entrenamiento que dura solo cinco minutos y es lo mínimo que necesita para mantenerse en forma.

5. Su yo aspiracional lo ve corriendo medias maratones con sus amistades y pasándolo muy bien, pero es arrancar la marcha y venirse abajo. No tiene por qué ser así. Estos son los seis pasos (muy sencillos) que debe seguir para dejar de odiar correr.

6. O quizá busca algo muy, muy concreto: como tonificar los brazos. Emma Stone lo consiguió con un solo movimiento.

7. Los trabajos localizados son los que más difícilmente arrojan resultados, pero hay más ejemplos. Con estos seis ejercicios puede ahorrarse las abdominales de por vida y con estos tres, el poli de Stranger Things pasó de fondón a cachas.

8. Se pueden conseguir resultados externos, pero también internos. El Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad (HIIT) consiguió incrementar la capacidad mitocondrial —conectada a la creación de energía por parte del cuerpo— un 49% en los voluntarios más jóvenes de un estudio llevado a cabo por la Clínica Mayo y un 69% en los mayores. En definitiva, tiene la capacidad de quitarle años de encima.

Elija la versión que mejor se adapte a sus necesidades, no abandone hoy el gimnasio, pero tampoco se castigue: a veces es bueno recordar que dormir un rato más por las mañanas puede adelgazar más que levantarse para salir a correr.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información