Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Australia investiga la muerte de un koala que fue atornillado a un poste

El cadáver del marsupial tenía golpes en la cabeza y se desconoce si estaba vivo cuando lo clavaron

El koala atornillado a un poste, en una imagen de la organización Koala Rescue Queensand Wildlife.
El koala atornillado a un poste, en una imagen de la organización Koala Rescue Queensand Wildlife. EFE

Las autoridades australianas han abierto una investigación para determinar las causas de la muerte de un koala que fue atornillado a un poste este miércoles en un parque del Estado de Queensland, al este del país. "No sabemos si el animal estaba muerto cuando lo clavaron o si se trata de una broma macabra", ha precisado el sargento de la Policía de Sunshine Coast, Darren Edwards. 

Los servicios de rescate recibieron una llamada anónima en la que se denunciaba la presencia de un koala herido en el mirador del parque Brooloo, a 145 kilómetros de la capital de Queensland. Cuando lo encontraron, el animal ya estaba muerto. El cadáver fue hallado con las extremidades clavadas alrededor de un poste, a unos 90 centímetros de altura.

El koala tenía golpes en la cabeza, posiblemente causados por un coche, según ha explicado Murray Chambers, cofundador de la organización Koala Rescue Queensland, en declaraciones al periódico The Sydney Morning Herald. Pero un portavoz de la Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad contra los Animales ha precisado al mismo diario que aún se desconoce si estas heridas causaron la muerte del marsupial.

"Este pobre koala ha sido atornillado a un poste. Está muerto, pero se desconoce si lo estaba cuando fue cruelmente atornillado a la estructura de madera", dice la organización Koala Rescue Queensland en su Facebook. La foto, que ha sido compartida por 4.778 usuarios y a la que han reaccionado más de 2,9 millones de personas, ha indignado a miles de internautas, que han calificado el acto de "asqueroso" y "más que diabólico".

"Hemos visto koalas asesinados a disparos algunas veces y atropellados a propósito, pero es la primera vez que un demente atornilla un koala", ha subrayado Chambers en declaraciones a la cadena ABC. Estos marsupiales son una especie protegida en Australia desde 2012 y menos de 100.000 ejemplares viven en su hábitat natural. La pena máxima por maltrato animal en Australia es de siete años en prisión y las multas pueden llegar a los 252.300 dólares australianos (166.226 euros).

Más información