Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

El Parlamento danés no ha criticado la “acción represiva” del Gobierno español en Cataluña

Solo 17 de los 179 parlamentarios de la Cámara firman una carta en la que piden a Rajoy que solucione con diálogo la situación catalana

Puigdemont y Junqueras, este martes en Barcelona.
Puigdemont y Junqueras, este martes en Barcelona.

La mayoría del Parlamento danés no ha hecho pública una carta contra la actuación del Gobierno español en Cataluña, tal y como sugería un tuit ambiguo del presidente catalán, Carles Puigdemont. Según su mensaje, "diputados de la mayoría de partidos daneses dirigen una carta demoledora al Gobierno español y le instan al diálogo con Cataluña”. La estricta literalidad del tuit es cierta. De los 12 partidos que forman Folketinget, el Parlamento danés, diputados de siete formaciones han suscrito la misiva, que emplea duros términos contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy y le reprocha haber llevado a cabo una "acción represiva" en Cataluña para impedir la celebración del referéndum independentista del próximo 1 de octubre. Sin embargo, solo está firmada por 17 de los 179 diputados de la Cámara danesa, lo que supone el 9,5% de sus miembros.

Entre los firmantes de la carta, que aseguran no entender “por qué las autoridades españolas no están reaccionando” ante la petición de los catalanes de celebrar un referéndum independentista, no hay ningún miembro de la coalición de derechas que gobierna en Dinamarca: el Partido Liberal del primer ministro Lars Løkke Rasmussen, el tercero más votado en las elecciones generales de 2015, y el Partido Conservador.

Sí figuran, en cambio, las dos formaciones mayoritarias del Parlamento, el Partido Socialdemócrata, de la ex primera ministra Helle Thorning-Schmidt, que tiene un total de 46 diputados, y el Partido Popular Danés, una fuerza antiinmigración y antieuropea, que cuenta con 37 escaños. No obstante, solo un miembro de cada uno de estos dos partidos ha suscrito la carta de defensa del referéndum catalán.

La mayor parte de los apoyos provienen de La Alternativa (seis firmantes), un partido ecologista que obtuvo 11 escaños, y de La Alianza Roja y Verde (cinco firmantes), que cuenta con 14 asientos en la Cámara y es la formación más a la izquierda del Parlamento danés. El resto de signatarios pertenecen a partidos minoritarios con uno o dos diputados en la Cámara danesa.

Puigdemont recibió el pasado 30 de agosto un revés de los políticos daneses cuando inauguró en Copenhague una embajada para potenciar las relaciones entre Cataluña y los países nórdicos europeos. Al acto, que reunió a un centenar de personas, no acudió ningún político danés de relevancia.

No es la primera vez que los impulsores de la secesión de Cataluña malinterpretan los apoyos internacionales. La semana pasada Puigdemont y el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, se aferraron a una frase confusa de la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, para asegurar que Washington respetaría el resultado que saliera del referéndum del 1 de octubre. No obstante, no ha cambiado la posición oficial estadounidense, que dese hace dos años considera el desafío independentista de Cataluña como “un asunto interno de España” y apoya una “España fuerte y unida”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard