Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granja de ideas en Holanda

Un sólido aparador —construido para la Escuela Philips de Eindhoven en los años cincuenta— ha sido coronado con una encimera de piedra acrílica Hi-Macs para convertirlo en el banco de trabajo de la cocina de los diseñadores Kiki & Joost. Los taburetes son vintage y el resto de los muebles proviene de antiguas carpinterías.
Un sólido aparador —construido para la Escuela Philips de Eindhoven en los años cincuenta— ha sido coronado con una encimera de piedra acrílica Hi-Macs para convertirlo en el banco de trabajo de la cocina de los diseñadores Kiki & Joost. Los taburetes son vintage y el resto de los muebles proviene de antiguas carpinterías.
Este granero centenario habla de historia y de futuro. Ubicado en el extrarradio de Eindhoven, su renovado interior es hoy el hogar de Kiki & Joost, dos diseñadores que apuestan por reciclar con imaginación.

RESTAURAR, RECUPERAR, reciclar. El diseño y buena parte de la arquitectura —por lo menos la europea— del siglo XXI empiezan por el prefijo “re”. Esta antigua granja a las afueras de la ciudad holandesa de Eindhoven tiene un pasado marcado por ese prefijo. Construida a finales del siglo XIX, sobrevivió a un incendio y una década después volvieron las vacas. Se quedaron hasta 1990.

Luego el descuido la ocupó durante lustros, hasta que la pareja de diseñadores holandeses Joost & Kiki (Joost van Bleiswijk y Kiki van Eijk) entendió que la arquitectura puede conservarse por fuera —manteniendo su relación con la ciudad— y reinventarse por dentro para cambiar de tipología y ponerse al servicio de quien la habita.

El diseñador Joost van Bleiswijk fue el encargado de planificar ese trabajo con doble personalidad. La granja es hoy vivienda y estudio de la pareja y su hijo. El resultado habla de lo local en un mundo global: de un pasado agrícola y de un presente en continua redefinición. Y reciclaje.

Aspecto de la construcción centenaria en su fachada a la calle. La parte trasera tiene mayores aberturas (la ventana corrida del comedor) con vistas a un pequeño huerto y al jardín de la vivienda.pulsa en la fotoAspecto de la construcción centenaria en su fachada a la calle. La parte trasera tiene mayores aberturas (la ventana corrida del comedor) con vistas a un pequeño huerto y al jardín de la vivienda.