Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rincón del Lector: “Nunca fue tan necesaria la defensa de la democracia en Cataluña”

Los lectores de EL PAÍS muestran su descontento ante lo ocurrido este miércoles en el Parlamento catalán

  • En estos momentos de tanta rabia y tristeza por lo que está pasando en Cataluña, tras ver el bochornoso espectáculo del Parlament, quiero agradecer a los partidos no independentistas, PP, Ciutadans, PSC y en parte a algunos diputados de En Comú, su valiente actuación ante una Presidenta de la Mesa parcial, autoritaria y descarrilada en un Parlament secuestrado por una mayoría sepatatista. Ahora toca estar los partidos democráticos unidos y dejar también actuar al Tribunal Constitucional en la defensa del Estado de Derecho. Nunca fue tan necesaria la defensa de la democracia en Cataluña como en estos momentos.
    1En estos momentos de tanta rabia y tristeza por lo que está pasando en Cataluña, tras ver el bochornoso espectáculo del Parlament, quiero agradecer a los partidos no independentistas, PP, Ciutadans, PSC y en parte a algunos diputados de En Comú, su valiente actuación ante una Presidenta de la Mesa parcial, autoritaria y descarrilada en un Parlament secuestrado por una mayoría sepatatista. Ahora toca estar los partidos democráticos unidos y dejar también actuar al Tribunal Constitucional en la defensa del Estado de Derecho. Nunca fue tan necesaria la defensa de la democracia en Cataluña como en estos momentos. EL PAÍS
  • Lo vivido en la votación sobre el referéndum y su manera de proceder, Sra. Forcadell ha sido lamentable, vergonzoso y bochornoso. Es realmente una dictadura, una tiranía su forma de proceder. Usted se ha retratado y ha mostrado su prisa en declarar la independencia, aprovechándose de la debilidad del gobierno central. Contra la opinión de los expertos juristas, sin ningún respeto a la oposición, sin la firma del secretario. Es decir, saltándose las normas más esenciales del Parlament y arrasando todo lo democrático.
    2Lo vivido en la votación sobre el referéndum y su manera de proceder, Sra. Forcadell ha sido lamentable, vergonzoso y bochornoso. Es realmente una dictadura, una tiranía su forma de proceder. Usted se ha retratado y ha mostrado su prisa en declarar la independencia, aprovechándose de la debilidad del gobierno central. Contra la opinión de los expertos juristas, sin ningún respeto a la oposición, sin la firma del secretario. Es decir, saltándose las normas más esenciales del Parlament y arrasando todo lo democrático. AP
  • Como estudiante de Ciencias Políticas y de la Administración, me escandaliza que para muchos independentistas, la ley del referéndum suponga una muestra de lo que significa dotar de cimientos a un futuro proyecto político legítimo. Querer dotar de legalidad a las aspiraciones independentistas mediante la ilegalidad no es más que otra muestra de que los importantísimos procesos legislativos que sustentan un país no son en absoluto de importancia para algunos partidos políticos. Me gustaría hacer una llamada al sentido común de las personas que apoyan este proyecto, para que de verdad reflexionen si esta es la forma en la que quieren ver cumplidas sus aspiraciones.
    3Como estudiante de Ciencias Políticas y de la Administración, me escandaliza que para muchos independentistas, la ley del referéndum suponga una muestra de lo que significa dotar de cimientos a un futuro proyecto político legítimo. Querer dotar de legalidad a las aspiraciones independentistas mediante la ilegalidad no es más que otra muestra de que los importantísimos procesos legislativos que sustentan un país no son en absoluto de importancia para algunos partidos políticos. Me gustaría hacer una llamada al sentido común de las personas que apoyan este proyecto, para que de verdad reflexionen si esta es la forma en la que quieren ver cumplidas sus aspiraciones. EL PAÍS
  • ¡Quieto todo el mundo! En el Parlament de Cataluña no ha entrado, pistola en mano, un guardia civil bigotudo con tricornio, ni los techos muestran los impactos de las armas sediciosas, pero en la vieja Europa se ha tratado de consumar un golpe de Estado bananero, burlando la Constitución Española y las mismas leyes estatutarias catalanas. Los golpistas dicen hacerlo ahora en nombre de la libertad, la democracia y el derecho a decidir, mientras sus cómplices políticos en el resto de España miran para otro lado o jalean el golpe. ¡Qué vergüenza!
    4¡Quieto todo el mundo! En el Parlament de Cataluña no ha entrado, pistola en mano, un guardia civil bigotudo con tricornio, ni los techos muestran los impactos de las armas sediciosas, pero en la vieja Europa se ha tratado de consumar un golpe de Estado bananero, burlando la Constitución Española y las mismas leyes estatutarias catalanas. Los golpistas dicen hacerlo ahora en nombre de la libertad, la democracia y el derecho a decidir, mientras sus cómplices políticos en el resto de España miran para otro lado o jalean el golpe. ¡Qué vergüenza! EL PAÍS