Campeón: 1.000 euros. Campeona: 600

Las críticas por la desigualdad en los premios en un torneo de tenis de Benicàssim llevan a la Diputación de Castellón a rectificar

La inscripción costaba lo mismo, 25 euros. Pero los premios eran muy diferentes. Campeón masculino: 1.000 euros. Campeona femenina: 600 euros. Subcampeón: 500 euros. Subcampeona: 300 euros. Entre los semifinalistas había equidad —250 euros—, algo sorprendente dado el resto de galardones. Y para quienes alcanzaran los cuartos de final, volvía la desigualdad: ellos, 175 euros; ellas, 75.

La polémica levantada por el reparto del dinero en el VI Open Ciudad de Benicàssim, que se celebra entre el 4 y el 10 de septiembre, ha llevado este lunes a la Diputación de Castellón, financiadora del evento, a rectificar y anunciar que las cuantías de los premios para mujeres aumentarán hasta igualar a las de los hombres.

Más información
Patadas al fútbol femenino
Una tradición sexista
Frases que tienen que aguantar las mujeres a las que les gusta el deporte

Óscar Folch, uno de los organizadores del torneo que se celebra en el Club Deportivo Torremar, defendía el planteamiento inicial: "Ha habido un poco de confusión. Se llevaban más los chicos porque hay muchos más que chicas. La gente ha pensado que se había hecho así porque sí, pero había un por qué", ha mantenido a EL PAÍS. En concreto, afirma Folch, el promedio de inscritos es de unos 40 hombres por 20 mujeres. "Si hubieran sido más las mujeres, sería al revés. Creo que es bastante coherente, no es ningún tipo de machismo".

Además de las aportaciones de los inscritos, el open recibe fondos públicos en una proporción que no ha sido detallada; y el cartel que anuncia el torneo en el club incluye como patrocinador, junto a la Diputación de Castellón, al Ayuntamiento de Benicàssim, que ha aclarado que ni subvenciona ni coorganiza el open, y ha lamentado que el planteamiento realizado por el torneo "discrimine visiblemente a las ganadoras".

El consistorio del pueblo costero de Castellón, clásico destino vacacional de la burguesía valenciana que ahora es conocido internacionalmente por acoger dos de los mayores festivales españoles de música, el FIB y el Rototom Sunsplash, ha anunciado que a partir de ahora todas las pruebas deportivas que reciban fondos municipales deberán "dar el mismo trato a los participantes de las categorías masculina y femenina".

Cartel del torneo.
Cartel del torneo.

"Nuestra localidad es la sede de centenares de torneos, pruebas y competiciones a lo largo del año", ha afirmado la concejal de Igualdad, Vanessa Batalla, "y queremos que nadie agravie a una deportista otorgándole reconocimientos menores solo por el hecho de ser mujer”.

Las críticas al VI Open Ciudad de Benicàssim han sido intensas en las últimas horas en las redes sociales, especialmente en redes feministas. Y Castelló en Moviment había anunciado que preguntaría al presidente de la Diputación, Javier Moliner, por la cuestión en el pleno. "Los eventos patrocinados por la Diputación deberían ser ejemplares en la igualdad entre sexos y no continuar con la discriminación que sufre el deporte femenino", ha señalado el diputado provincial de la formación Iñaki Vallejo.

El grupo parlamentario del PP —el partido que gobierna Benicàssim y la Diputación de Castellón— en las Cortes Valencianas ha anunciado, por su parte, que presentará una proposición no de ley en la Cámara autonómica para regular que las Administraciones "no puedan otorgar subvenciones a clubes deportivos de la Comunidad Valenciana que discriminen en el trato hacia los usuarios por razón de sexo".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS