Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
11 fotos

¿Qué tiene que ver un jarrón de flores con la colección de Paula Ayet?

La diseñadora se estrena con 'Insert Flower (In a Vase)', una colección inspirada en el arte floral japonés donde se imponen las texturas naturales y los cortes minimalistas

  • Ikebana es el arte japonés de elaborar arreglos florales. Pero no se trata de colocar un par de flores en un jarrón, -ya se sabe que los japoneses son muy ceremoniosos-, aquí el equilibrio, el minimalismo y la belleza premian. 'Insert Flower (in a vase)' es el nombre con el que ha bautizado la diseñadora Paula Ayet su primera colección e Ikebana es el hilo conductor de sus diseños que reflejan esa naturalidad tanto en tejidos como formas.
    1Insert Flower (In a Vase) Ikebana es el arte japonés de elaborar arreglos florales. Pero no se trata de colocar un par de flores en un jarrón, -ya se sabe que los japoneses son muy ceremoniosos-, aquí el equilibrio, el minimalismo y la belleza premian. 'Insert Flower (in a vase)' es el nombre con el que ha bautizado la diseñadora Paula Ayet su primera colección e Ikebana es el hilo conductor de sus diseños que reflejan esa naturalidad tanto en tejidos como formas.
  • Texturas que evocan a la naturaleza, plisados que recuerdan la anatomía de las flores, minerales que se transforman en tirantes de jade o metal o guantes repletos de piezas nacaradas. Las leyes de Ikebana rigen cada una de las prendas de la diseñadora novel.
    2Plisados florales Texturas que evocan a la naturaleza, plisados que recuerdan la anatomía de las flores, minerales que se transforman en tirantes de jade o metal o guantes repletos de piezas nacaradas. Las leyes de Ikebana rigen cada una de las prendas de la diseñadora novel.
  • El universo de Paula necesitaba una presentación a la altura. La diseñadora prefirió alejarse de la pasarela para crear algo mucho más especial que ayudara a comprender la historia. De este modo, se alió con la interiorista y decoradora Giorgia Righetti, para crear una exposición efímera en su showroom Les Eines (Barcelona), en la que fusionaron cada prenda con elementos que podrían ser perfectamente su fuente de inspiración: obras de la pintora Irene Royo, objetos y mobiliario, materiales naturales y de construcción, vegetación y otros elementos orgánicos con vida.rnLa presentación de un Fashion Film dirigido por Anna Meléndez, Marc Ros y Paula Ayet; y un concierto de Miquel Ayet junto a una sesión de discos experimental por Balearic Voodoo, completaron el espectáculo que estrenaron el pasado jueves 13 de julio en Barcelona.
    3Exposición en Les Eines El universo de Paula necesitaba una presentación a la altura. La diseñadora prefirió alejarse de la pasarela para crear algo mucho más especial que ayudara a comprender la historia. De este modo, se alió con la interiorista y decoradora Giorgia Righetti, para crear una exposición efímera en su showroom Les Eines (Barcelona), en la que fusionaron cada prenda con elementos que podrían ser perfectamente su fuente de inspiración: obras de la pintora Irene Royo, objetos y mobiliario, materiales naturales y de construcción, vegetación y otros elementos orgánicos con vida. La presentación de un Fashion Film dirigido por Anna Meléndez, Marc Ros y Paula Ayet; y un concierto de Miquel Ayet junto a una sesión de discos experimental por Balearic Voodoo, completaron el espectáculo que estrenaron el pasado jueves 13 de julio en Barcelona.
  • Ahora que los adolescentes crecen muy rápido y los adultos se ponen cada vez más nostálgicos, Paula Ayet hace un alegato a favor de la inocencia. La campaña, que firma el fotógrafo Pablo de Pastors, está protagonizada por caras con ángel, niñas buenas que defienden la infancia y esa pureza que no necesita juicio.
    4Criaturas celestiales Ahora que los adolescentes crecen muy rápido y los adultos se ponen cada vez más nostálgicos, Paula Ayet hace un alegato a favor de la inocencia. La campaña, que firma el fotógrafo Pablo de Pastors, está protagonizada por caras con ángel, niñas buenas que defienden la infancia y esa pureza que no necesita juicio.
  • A la hora de elegir su paleta de colores, la colección parte de dos pigmentos naturales: un rojo profundo, por la tierra y el amor; y un verde esmeralda, en honor a la vegetación y la vitalidad.
    5Dos pigmentos A la hora de elegir su paleta de colores, la colección parte de dos pigmentos naturales: un rojo profundo, por la tierra y el amor; y un verde esmeralda, en honor a la vegetación y la vitalidad.
  • Como una devota más del Sintoísmo, la religión japonesa que venera los espíritus de la naturaleza, la colección de Ayet encuentra la belleza en la imperfección, la asimetría, la sencillez, lo efímero, la memoria, el rastro del tiempo y el proceso natural de las cosas.
    6Sintoísmo Como una devota más del Sintoísmo, la religión japonesa que venera los espíritus de la naturaleza, la colección de Ayet encuentra la belleza en la imperfección, la asimetría, la sencillez, lo efímero, la memoria, el rastro del tiempo y el proceso natural de las cosas.
  • Frente a la producción en cadena y a la moda clónica que nos imponen desde las grandes cadenas a precios de saldo, Ayet se centra en la preservación del medio y la producción local. Las fibras naturales, como el satén de seda y el lino, están tintadas, pintadas y estampadas a mano, usando pigmentos y mordientes naturales en lugar de químicos para fijar el color a la fibra. Los tejidos de sastrería pertenecen a finales de prenda de antiguos stocks.
    7Fibras naturales Frente a la producción en cadena y a la moda clónica que nos imponen desde las grandes cadenas a precios de saldo, Ayet se centra en la preservación del medio y la producción local. Las fibras naturales, como el satén de seda y el lino, están tintadas, pintadas y estampadas a mano, usando pigmentos y mordientes naturales en lugar de químicos para fijar el color a la fibra. Los tejidos de sastrería pertenecen a finales de prenda de antiguos stocks.
  • Otra de las cualidades que ha extraído de las flores es su diversidad de género. Con Ikebana se cuestiona qué es bello y femenino, para borrar finalmente el género de su ropa. Al final, el mensaje más importante que quiere transmitir es que debemos vestir lo que sentimos.
    8Sin género Otra de las cualidades que ha extraído de las flores es su diversidad de género. Con Ikebana se cuestiona qué es bello y femenino, para borrar finalmente el género de su ropa. Al final, el mensaje más importante que quiere transmitir es que debemos vestir lo que sentimos.
  • Es curioso como un arte que empezó tan asociado a lo funerario, puede desencadenar en una colección tan viva. En el fondo porque el Ikebana no entiende estos bodegones como un ramo de flores muertas, sino como flores que quieren alcanzar el cielo y seguir creciendo. Igual que la trayectoria que le espera a Paula Ayet.
    9Naturaleza viva Es curioso como un arte que empezó tan asociado a lo funerario, puede desencadenar en una colección tan viva. En el fondo porque el Ikebana no entiende estos bodegones como un ramo de flores muertas, sino como flores que quieren alcanzar el cielo y seguir creciendo. Igual que la trayectoria que le espera a Paula Ayet.
  • Fotos de la instalaciones y bodegones: YosigornFotos de editorial: Pablo de PastorsrnPinturas y murales: Irene RoyornFlores: Laia ClaramuntrnPendientes en colaboración con Alejandra MatarnColección y dirección de arte: Paula AyetrnMobiliario y dirección de arte: Giorgia Righetti
    10Créditos Fotos de la instalaciones y bodegones: Yosigo Fotos de editorial: Pablo de Pastors Pinturas y murales: Irene Royo Flores: Laia Claramunt Pendientes en colaboración con Alejandra Mata Colección y dirección de arte: Paula Ayet Mobiliario y dirección de arte: Giorgia Righetti