Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morrissey se rebela contra la policía italiana

El cantante británico canceló sus siete conciertos en Italia debido a un incidente de circulación en el que se enfrentó a las autoridades romanas

Morrissey, durante un concierto.
Morrissey, durante un concierto. Cordon press

Cuando canta la exitosa Ganglord en sus multitudinarios conciertos, Steven Patrick Morrissey, conocido y adorado por millones de fans simplemente por su apellido, suele proyectar a sus espaldas fotos de la brutalidad de la policía: agentes aporreando a manifestantes, arrastrando y pegando a chavales desarmados. El tema más o menos reza: “la policía me persigue, se burla de mí, con sus pequeñas bromas y sus armas cargadas”.

Lo que quizás no imaginaba Morrissey es que tras décadas como estrella rebelde al frente de The Smiths y luego como solista, le pasara algo parecido a los 58 años, durante una tranquila tarde de compras, en una concurrida vía del centro de Roma. Pero lo que él cuenta de aquella tarde del 5 de julio no corresponde para nada a la versión de las autoridades italianas.

Al grano. A través de un mensaje en el Facebook del fotógrafo Sam Esty Rayner (sobrino de Morrissey), el miércoles todo el mundo supo que al ex frontman de The Smiths le paró un agente al salir de una tienda de Nike en la céntrica Vía del Corso.

El oficial le pidió los documentos, pero él no los llevaba. El clima se tornó tenso y - según cuenta Rayner - el policía “interrogó al músico durante 35 minutos, amenazándolo con un arma, gritándole y diciéndole 'sé quién eres”.

La publicación compartida en la red social incluye una declaración del propio Morrissey, que echa leña al fuego: "Fue un acto deliberado de terror por parte del oficial, quien no tenía identificación, pero tomé nota de la matrícula de su moto. Yo no había incumplido ninguna ley ni me encontraba actuando de forma sospechosa. El policía sacó su arma y me apuntó mientras me gritaba a la cara. Algunas personas acudieron en mi ayuda e hicieron vídeos con sus móviles. (...) Le insto a la gente que se aleje de este oficial peligroso. Podría matarlos".

Sin embargo, en Italia los agentes no llevan identificación por motivos de seguridad y hasta hoy no apareció en la Red ningún vídeo que corrobore la versión del cantante. La Policía, por su parte, cuenta otra historia. En una nota oficial explica que Morrissey y su sobrino conducían un coche a alta velocidad y en sentido contrario en Via del Corso, cuando estaba atestada de gente atraída por las rebajas. Dos agentes en moto patrullaban la calle como parte del protocolo antiterrorismo; les bloquearon e intentaron identificarlos. El conductor admitió haberse equivocado y se le impuso una multa. Según el comunicado el “ciudadano británico” sentado al lado del conductor del vehículo sancionado, rehusó facilitar sus documentos, lo que en Italia es obligatorio si lo pide un oficial. La nota añade que el agente jamás sacó la pistola y que insistió para que el cantante llamara a su hotel y poder corroborar así su identidad.

El ilustre turista no se tomó este incidente a la ligera y decidió cancelar los siete conciertos que tenía previstos en Italia. “La razón es obvia”, declaró a la revista Rolling Stone de EEUU, “con psicópatas de ese tipo por la calle no me siento seguro en ese país”. En este sentido conviene recordar que hace poco más de una década el exvocalista The Smiths decidió abandonar Los Ángeles, que consideraba demasiado militarizada, para vivir en Roma durante la temporada en la que grabó su album Ringleader of the Tormentors.