Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Alguien tiene que atenderles”

Hace seis años nació Sudán del Sur y lleva cuatro sumido en un conflicto que ha provocado miles de desplazados. Parte del personal de este centro ha huido, pero los hay que permanecen

  • En el Hospital de Bor, en Sudán del Sur, apenas quedan 50 profesionales trabajando. La mayoría han tenido que huir, debido a la violencia y a la crisis económica. Quienes quedan, llevan medio año sin cobrar y no saben cuándo volverán a hacerlo. Pero siguen ahí, porque saben que si se van, no queda nadie que pueda atender a las 300.000 personas que viven en las zonas cercanas.
    1En el Hospital de Bor, en Sudán del Sur, apenas quedan 50 profesionales trabajando. La mayoría han tenido que huir, debido a la violencia y a la crisis económica. Quienes quedan, llevan medio año sin cobrar y no saben cuándo volverán a hacerlo. Pero siguen ahí, porque saben que si se van, no queda nadie que pueda atender a las 300.000 personas que viven en las zonas cercanas.
  • Desde el estallido de violencia en 2013, la población civil ha sido deliberadamente atacada en base a su etnia. Los asesinatos, detenciones, violencia sexual, esclavitud y matrimonios forzados se han convertido en sistemáticos. Sin embargo, muchas mujeres no reportan casos de violaciones o violencia sexual por miedo a la estigmatización y al abandono de sus familias y comunidades.
    2Desde el estallido de violencia en 2013, la población civil ha sido deliberadamente atacada en base a su etnia. Los asesinatos, detenciones, violencia sexual, esclavitud y matrimonios forzados se han convertido en sistemáticos. Sin embargo, muchas mujeres no reportan casos de violaciones o violencia sexual por miedo a la estigmatización y al abandono de sus familias y comunidades.
  • El enfermero jefe del Departamento de Medicina Interna explica que la falta de fondos públicos hace imposible reparar las baterías de las placas solares, o comprar suficiente combustible para mantener en marcha el generador. Cuando comienza a atardecer, las salas de hospitalización quedan a oscuras. La mayoría de las camas no están ocupadas y comienzan a escasear algunos medicamentos y suministros.
    3El enfermero jefe del Departamento de Medicina Interna explica que la falta de fondos públicos hace imposible reparar las baterías de las placas solares, o comprar suficiente combustible para mantener en marcha el generador. Cuando comienza a atardecer, las salas de hospitalización quedan a oscuras. La mayoría de las camas no están ocupadas y comienzan a escasear algunos medicamentos y suministros.
  • La violencia se acompaña de crisis económica. Hasta principios de 2016, el dólar americano se cambiaba a 2 libras sursudanesas. Hoy se cambia a 150. Esto alimenta el conflicto, genera hambruna y obliga a la migración forzada.
    4La violencia se acompaña de crisis económica. Hasta principios de 2016, el dólar americano se cambiaba a 2 libras sursudanesas. Hoy se cambia a 150. Esto alimenta el conflicto, genera hambruna y obliga a la migración forzada.
  • El escaso personal de servicios que queda en el hospital se queja de que no hay medios para comprar productos de limpieza o rehabilitar las zonas en peor estado. El pabellón de pediatría se limpia con escobas, y escasea el combustible que se emplea para quemar los residuos.
    5El escaso personal de servicios que queda en el hospital se queja de que no hay medios para comprar productos de limpieza o rehabilitar las zonas en peor estado. El pabellón de pediatría se limpia con escobas, y escasea el combustible que se emplea para quemar los residuos.
  • Pese a los esfuerzos de los servicios de salud y actores internacionales, las coberturas vacunales son muy bajas y las consultas por malaria, enfermedades diarreicas y enfermedades respiratorias son numerosas. En la imagen, un grupo de mujeres espera frente a las consultas externas de pediatría.
    6Pese a los esfuerzos de los servicios de salud y actores internacionales, las coberturas vacunales son muy bajas y las consultas por malaria, enfermedades diarreicas y enfermedades respiratorias son numerosas. En la imagen, un grupo de mujeres espera frente a las consultas externas de pediatría.
  • Una matrona tradicional se limpia el sudor de la cara, a la espera de atender otro paciente. Las consultas de seguimiento prenatal se realizan en el exterior, con una tienda de campaña dedicada a la exploración de las pacientes. Se estima que tan solo un 17% de estas mujeres realiza el mínimo seguimiento recomendado del embarazo.
    7Una matrona tradicional se limpia el sudor de la cara, a la espera de atender otro paciente. Las consultas de seguimiento prenatal se realizan en el exterior, con una tienda de campaña dedicada a la exploración de las pacientes. Se estima que tan solo un 17% de estas mujeres realiza el mínimo seguimiento recomendado del embarazo.
  • Una zona de la sala de hospitalización de pediatría se dedica a la rehabilitación nutricional de niños y niñas con malnutrición aguda severa con complicaciones. Los últimos informes indican que la malnutrición está aumentando en el país y que 6 millones de personas requieren ayuda urgente por inseguridad alimentaria. En Bor, la prevalencia de malnutrición aguda severa y moderada se acerca al 10%.
    8Una zona de la sala de hospitalización de pediatría se dedica a la rehabilitación nutricional de niños y niñas con malnutrición aguda severa con complicaciones. Los últimos informes indican que la malnutrición está aumentando en el país y que 6 millones de personas requieren ayuda urgente por inseguridad alimentaria. En Bor, la prevalencia de malnutrición aguda severa y moderada se acerca al 10%.
  • Aunque hay dos salas de partos rehabilitadas y con equipamiento apropiado, las baterías de las placas solares están averiadas. Como no hay combustible, los partos se tienen que atender en una sala con iluminación natural. Debido a la falta de personal formado, la mayoría de partos son acompañados por matronas tradicionales. El porcentaje de partos atendidos por personal formado es inferior al 5%.
    9Aunque hay dos salas de partos rehabilitadas y con equipamiento apropiado, las baterías de las placas solares están averiadas. Como no hay combustible, los partos se tienen que atender en una sala con iluminación natural. Debido a la falta de personal formado, la mayoría de partos son acompañados por matronas tradicionales. El porcentaje de partos atendidos por personal formado es inferior al 5%.
  • Gran parte de los cuidados de salud recaen en la propia comunidad y las familias. Como gran parte de los centros de la red de atención primaria han sido saqueados y quemados y las poblaciones se han visto obligadas a desplazarse, es necesario acercar la atención sanitaria de emergencia por medio de equipos de respuesta rápida o iniciativas comunitarias que ofrezcan una formación básica a personas de la comunidad para que puedan atender dolencias comunes.
    10Gran parte de los cuidados de salud recaen en la propia comunidad y las familias. Como gran parte de los centros de la red de atención primaria han sido saqueados y quemados y las poblaciones se han visto obligadas a desplazarse, es necesario acercar la atención sanitaria de emergencia por medio de equipos de respuesta rápida o iniciativas comunitarias que ofrezcan una formación básica a personas de la comunidad para que puedan atender dolencias comunes.
  • Desde hace unos meses hay un ginecólogo que ayuda en los partos complicados y atiende consultas de obstetricia, enfermedades de transmisión sexual y violencia de género.
    11Desde hace unos meses hay un ginecólogo que ayuda en los partos complicados y atiende consultas de obstetricia, enfermedades de transmisión sexual y violencia de género.
  • El conflicto y los enfrentamientos étnicos son una importante causa de traumas, tanto físicos como psicológicos. Sin embargo, antes del conflicto, menos de un tercio de unidades de atención primaria tenían personal formado en salud mental y la situación ha empeorado desde entonces. Los servicios de salud mental y soporte psicosocial dependen casi en su totalidad de las organizaciones internacionales.
    12El conflicto y los enfrentamientos étnicos son una importante causa de traumas, tanto físicos como psicológicos. Sin embargo, antes del conflicto, menos de un tercio de unidades de atención primaria tenían personal formado en salud mental y la situación ha empeorado desde entonces. Los servicios de salud mental y soporte psicosocial dependen casi en su totalidad de las organizaciones internacionales.
  • El Derecho a la Salud solo se entiende con el derecho a curar y el derecho a cuidar; el derecho a protagonizar y liderar las soluciones. Este equipo de profesionales son personas de referencia para su comunidad, que necesitan garantizar a su gente que pueden acudir al hospital cuando lo necesiten.
    13El Derecho a la Salud solo se entiende con el derecho a curar y el derecho a cuidar; el derecho a protagonizar y liderar las soluciones. Este equipo de profesionales son personas de referencia para su comunidad, que necesitan garantizar a su gente que pueden acudir al hospital cuando lo necesiten.