Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bill Cosby rompe su silencio ante la cercanía de su juicio

El actor, quien el próximo 5 de junio empieza a ser juzgado por abusos sexuales, reaparece en entrevistas y sus hijas le defienden en público

Bill Cosby, en mayo del año pasado.
Bill Cosby, en mayo del año pasado.

A una semana de que empiece la selección del jurado que va a determinar la culpabilidad o no de Bill Cosby en el juicio contra el actor que empieza el 5 de junio, el intérprete acusado de abusos sexuales por Andrea Constand y otras 60 mujeres ha hablado tras dos años de silencio. Dos entrevistas seguidas en las que se refiere a su ceguera y en las que ha desacreditado, una vez más, a las decenas de mujeres que han denunciado haber sido abusadas sexualmente por el intérprete caído en desgracia en casos que se remontan varias décadas.

Bill Cosby, de 79 años, se ha sentado en un programa de radio de una emisora de EE UU y ha afirmado que las acusaciones de abuso sexual contra él también son por motivos racistas. “Hay muchos tentáculos. Y muy diferentes, perverso es una gran palabra. Y sinceramente creo que muchas de esas acusaciones bien podrían describirse así”, asegura quien llegó a ser apodado como "El padre de América". El programa de Michael Smerconish, de la radio Sirius XM’s, se va a emitir completo este martes y prometen que en ella el actor contesta a si va a testificar o no durante el juicio. Una intervención en la que también cuestiona el tiempo en el que se han producido las acusaciones, casi todas en el mismo periodo. “El apilamiento, por hablar de alguna manera, es una fórmula impresionante de hacer que la opinión pública les es más favorable”, asegura Cosby.

Esta entrevista se suma a la que dio la semana pasada, en la  que habló de su ceguera (“los médicos me han confirmado lo peor: que no hay nada que se pueda hacer”) y de cómo echa de menos la interpretación así como de sus proyectos educativos. Pero ni una palabra de lo que lleva años ocupando su día a día.

Bill Cosby, en los juzgados del condado de Montgomery el pasado mes de abril. ampliar foto
Bill Cosby, en los juzgados del condado de Montgomery el pasado mes de abril.

Sus palabras se producen poco después de un comunicado que hizo público su hija Esna, y quien también aseguraba que el racismo “ha jugado un gran papel” en el escándalo sexual en el que está envuelto su padre y que en pocas semanas le va a llevar a sentarse en el banquillo por abusar sexualmente de Andrea Constand en 2004. Cuando el locutor le pregunta al intérprete si está de acuerdo con las declaraciones de su hija, este contesta “Puede ser”. “No puedo decir mucho más”. Ante lo que el periodista le responde que le han acusado de abusos sexuales tanto mujeres blancas y negras, como la demandante que finalmente ha conseguido llevarle a juicio pues su caso es de los pocos que no ha prescrito. “Permítanme decirlo de esta manera: cuando se mira la estructura de poder, y cuando se mira a los individuos, hay algunas personas que pueden muy bien estar motivados por si van a trabajar o no”.

Unas palabras que se suman a las de la semana pasada de otra de las hijas del actor. Evin Cosby aseguró a través de una carta abierta que su padre “ama y respeta a las mujeres”. “Él no es abusivo, violento o un violador. Como muchas celebridades que han visto la oportunidad, ha tenido sus infidelidades, pero eso es entre él y mi madre”. “He visto la reputación y el legendario trabajo de mi padre desprestigiado sin ninguna prueba”, decía también Ensa Cosby. Aunque si bien es cierto que hay una prueba irrefutable y que es la que reabrió el caso que le llevará ahora a los juzgados: fue el propio Cosby quien reconoció en un audio datado de 2005 que drogó a algunas mujeres con el fin de mantener relaciones sexuales con ellas. Tal y como denuncian casi sesenta mujeres.

Hasta ahora, tanto Cosby —que el próximo juicio se enfrenta a tres cargos de agresión y a una pena de hasta 30 años de cárcel— como su equipo legal habían negado todos los hechos así como jugado la carta de la difamación contra las mujeres que han querido que su verdad salga a la luz. Es la primera vez que quien fuera una verdadera estrella de la televisión gracias a la serie La hora de Bill Cosby juega la carta del racismo. A sus dos hijas, el actor les ha dado las gracias públicas a través de su cuenta de Twitter.

Más información