PORQUE LO DIGO YO
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Pasado virtual

Olvidamos con frecuencia el rastro que dejamos en redes sociales

Cassandra Vera, durante el juicio por enaltecimiento del terrorismo
Cassandra Vera, durante el juicio por enaltecimiento del terrorismoBallesteros (EFE)

No sé cómo le va a Justine Sacco cuando busca un nuevo trabajo, pero al googlearla sigue apareciendo que en 2013 tuiteó “Me voy a África. Espero no coger el sida. Es broma. ¡Soy blanca!”. El suyo fue uno de los primeros grandes linchamientos virtuales.

El humor y la ironía son escurridizos cuando escribimos en redes sociales, de ahí la edad de oro del jajaja y los emojis como eximentes. Un chiste que se te va de las manos puede llevarte a juicio (en juzgados o en Twitter, a cual peor).

Si en el WhatsApp de los amigos nos comportamos de una forma y en LinkedIn, de otra, es porque compartir en redes nos define. Percibo con frecuencia que olvidamos nuestras huellas virtuales. Aquella vez que reímos en abierto sobre algo políticamente incorrecto —son tantas cosas, hoy— o cuando lanzamos una burrada o una afilada pullita porque, total, se sobrentiende.

A Cassandra Vera (21 años) la han condenado por 13 tuits con chistes viejísimos sobre Carrero Blanco. Hay quien, como Beatriz Talegón o la cuenta oficial del PP de la Comunidad de Madrid, se han dedicado estos días a rastrear su pasado, rescatando tuits incluso de cuando tenía 15 años.

Aunque envidio a los nativos digitales porque me hubiera flipado tener Internet para ver el mundo desde mi habitación, en lugar de hacerlo desde una Espasa desfasada, estoy inmensamente agradecida de ser la última generación que pasó por el instituto sin Internet en el móvil y sin redes sociales. No sabría por dónde empezar a borrar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lucía González

Jefa de Desarrollo de Audiencias de El PAÍS, ha sido coordinadora en 'Verne' y en la sección de local de Madrid. Antes trabajó en 'El Huffpost' y elmundo.es y se formó en las agencias EFE y Fax Press. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Analítica Digital por la escuela Kschool.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS