Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maribel Guardia defiende a Joan Sebastian

La actriz defiende a su exmarido y padre de su hijo, acusado de trata de menores y relacionado con uno de los narcos más sanguinarios

Maribel Guardia
La actriz Maribel Guardia.

La actriz y presentadora Maribel Guardia ha salido en defensa de su exmarido y padre de su hijo, el cantautor ya fallecido Joan Sebastian, quien fue señalado por dos víctimas de trata como presunto contratador. Según publicó El Universal la semana pasada, los testimonios recogidos en una investigación de la Fiscalía mexicana apuntan a que José Manuel Figueroa —el nombre real del cantante— estuvo allí y que las testigos eran aún menores de edad. Es más: las fiestas se hacían en su rancho y entre los invitados estaba el capo Edgar Valdez Villareal, alias La Barbie y jefe de sicarios de los Beltrán Leyva.

Aparentemente harta de calumnias, la actriz costarricense rompió su silencio en la tarde de este lunes. Según apuntan numerosos medios, cuyas piezas ella misma retuitea luego, Guardia considera que la noticia está llena de mentiras y descarta que Joan Sebastian sea quien haya participado en la red de prostitución de menores. "Yo pondría las manos en el fuego por el señor Joan, era un hombre de principios, era un hombre noble, era un hombre bueno, era un hombre decente". 

"Es la calumnia más grande que se le puede hacer a un ser humano", comenzó su declaración. "Ustedes no lo conocieron, yo sí tuve el honor de conocerlo, y era un señor, era un caballero. La nota, yo la leí. Lo de la trata de blancas es de las cosas más horribles de este mundo. Todos los que tenemos hijos deben entender que puede ser una pesadilla", declaró la actriz al programa de televisión de Univisión Primer Impacto.

De acuerdo con el documento en el que se basa la columna el periodista Héctor de Mauleón, una de las chicas contó que Joan Sebastian estaba en las fiestas, les decía que ellas eran sus "princesas" y que las cuidaría como si fuera su "papá". Los hechos por los que se le acusa se remontan a 2009, cuando las chicas tenían entre 12 y 16 años. El intérprete de Tatuajes o Secreto de amor, El rey del jaripeo o El poeta del pueblo, falleció en julio de 2015 a los 64 años a causa de un cáncer de médula contra el que llevaba batallando más de una década.

Más información