Enrique de Inglaterra

Noviazgos reales, noviazgos secretos

La discreción es la norma de los príncipes en sus relaciones, pero Enrique de Inglaterra la ha roto

Meghan Markle y Enrique de Inglaterra.CORDON PRESS / EL PAÍS VÍDEO-REUTERS

Felipe de Borbón sorprendió a medio mundo en otoño de 2003 al anunciar su noviazgo con la periodista Letizia Ortiz. Pocos eran los que estaban al tanto de la relación. Llevaban saliendo algo más de un año pero de manera discreta. El entonces Príncipe de Asturias sabía por experiencias anteriores que debía de ser discreto para que su relación prosperase.

Más información

Le pasó al ahora Rey pero también a Felipe de Dinamarca, que peleó varios años con su madre para que aceptase a la abogada australiana Mary Donaldson y, mientras, escondió su relación. Igual le sucedió a Haakon de Noruega, enamorado de Mette-Marit, una madre soltera con un pasado poco común para una casa real. Guillermo de Holanda no iba a ser distinto. Él se prendó de Máxima de Holanda, hija de un miembro del Gobierno del dictador Videla. Muchos de estos príncipes llegaron a plantear a sus padres eso de: “O ella o renuncio a todo”.

Enrique de Inglaterra pertenece a otra generación de príncipes —tiene 32 años— y no sufre el peso de ser heredero al trono. Tan solo ocupa el quinto lugar en la línea de sucesión de la corona británica. Aún así, el segundo hijo de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales sabe que pertenece a una de las monarquías más antiguas y encorsetadas de Europa. Por eso en sus primeros meses de relación con la actriz Meghan Markle intentó seguir el mismo guion de otros príncipes.

Hasta hace dos semanas Enrique de Inglaterra había logrado su propósito, su relación con la protagonista de la serie Suits pasó inadvertida. Mucho tiempo para dos personas que viven permanentemente vigilados por la prensa, ella como actriz de éxito, él por ser uno de los miembros más destacados de la familia real británica y nieto favorito de Isabel II.

El príncipe Enrique de Inglaterra.
El príncipe Enrique de Inglaterra.LEON NEAL (AFP)

Roto el secreto, Enrique ha abandonado el protocolo no escrito en estos casos y ha apostado por actuar como un joven de su tiempo. Por ello recurrió el martes a las redes sociales, de las que es un firme defensor —convenció a su abuela de que tuviera Twitter—, para denunciar la campaña sexista y racista que padece su novia y también para alertar del acoso de los fotógrafos que sufre en su casa de Toronto, donde se rueda una nueva entrega de Suits.

Esta arriesgada apuesta es un gesto innovador por un príncipe perteneciente a una casa real en la que solo se habla de noviazgo cuando hay un anillo por medio. Su hermano Guillermo fue ocho años “amigo” de Kate Middleton aunque la pareja convivió gran parte de ese tiempo de manera discreta antes de que él le diera el zafiro que un día fue de su madre.

Pero a Enrique le ha podido su talante y ha confesado. El hijo de Diana de Gales dicen que ha heredado de ella su deseo de vivir con normalidad y de luchar por lo que quiere. Después de dejar el Ejército, hoy está consagrado a mantener vivo el recuerdo de Lady Di a través de la fundación que comparte con su hermano y con su cuñada y a trabajar con los soldados retirados. Fue precisamente promocionando el pasado verano los Juegos Invictus en Toronto, en los que participan exsoldados, cuando conoció a Meghan Markle. Fue entonces cuando la relación comenzó. La actriz estuvo este verano en Europa con parada en España —hay fotos de ella por las calles de Madrid— y por supuesto en Reino Unido, donde también se la ha visto esta semana. Allí hace pocos meses conoció a los duques de Cambridge.

Don Felipe y doña Letizia, el día de su compromiso.
Don Felipe y doña Letizia, el día de su compromiso.GTRES

Enrique, se enfrenta ahora a un nuevo reto en su vida. Luchar por una relación a los ojos del mundo y por una mujer que rompe con los estereotipos de la realeza. Tiene 35 años, es actriz, afroamericana y está divorciada. Pero él parece estar dispuesto a luchar por su relación con esa declaración de intenciones hecha en ese comunicado sin precedentes que llegó pocos días después de que tuviera otro gesto inusual. Filtró una foto suya y otra de su abuelo Felipe de Edimburgo en la que ambos guardan un gran parecido. Así pretendía acallar a quienes desde hace años cuestionan si Carlos de Inglaterra es su verdadero padre, ya que cuando él fue concebido a su madre se la relacionaban con James Hewitt, un capitán de caballería pelirrojo como él.

Esta nueva cruzada de Enrique llega en un momento en que disfruta de una gran popularidad y aceptación en Reino Unido. Atrás han quedado esas fotos vestido de nazi en una fiesta de disfraces o esas otras saliendo con unas copas de más de los locales de moda de Londres. Sin olvidar la imagen que se filtró de él desnudo en una fiesta en una habitación de un hotel de Las Vegas.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50