Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Haití: en el ojo del huracán

El país sufre una combinación fatal: terremotos, fenómenos meteorológicos, sequía, pobreza y hambre

Un grupo de mujeres prepara la comida tras el paso del huracán Matthew en Haití.
Un grupo de mujeres prepara la comida tras el paso del huracán Matthew en Haití. AFP

El hambre y el cólera pueden dejar en Haití más muertos que el huracán Matthew. Los habitantes del país, una especie de lugar que recoge la tormenta perfecta de fenómenos meteorológicos adversos, hambre, pobreza y terremotos, tiene que llorar a los más de 800 fallecidos por la tormenta con el temor de no tener nada que llevarse a la boca en las próximas semanas.

La ONG Oxfam ha hecho esta semana un llamamiento para evitar que la hambruna y el cólera sigan debastando al país. "Nuestro gran temor es que la pérdida de cosechas y la propagación de enfermedades causen a corto y mediano plazo más muertes de las que hasta ahora se han registrado por el paso del huracán", ha indicado el director de Oxfam en Haití, Damien Berrendorf.

"Hablamos de poblaciones extremadamente vulnerables, que han perdido absolutamente todo y que no recuperarán su sustento, ni condiciones mínimas de supervivencia sin recibir apoyo", ha advertido el responsable de Oxfam.

Según la ONG, las cosechas y los animales se han perdido, lo que implica que muchos de los damnificados ya están sufriendo hambre. La mayoría de los afectados no puede comprar semillas ni herramientas de trabajo, por lo que esta situación va a prolongarse y agravarse, ha advertido, ya que en las zonas más afectadas el 80% de la población vive de la agricultura de subsistencia.

Una niña camina por el paisaje arrasado que ha dejado el huracán Matthew en Haití.
Una niña camina por el paisaje arrasado que ha dejado el huracán Matthew en Haití. AFP

Ante estas circunstancias, y puesto que hay 2,1 millones de afectados, entre ellos medio millón de niños, Oxfam ha hecho un llamamiento urgente para una gran movilización internacional que contrarreste los efectos del huracán.

"El daño causado por el huracán Matthew a infraestructuras de transporte y energéticas es comparable en algunas zonas a los causados por el terremoto de 2010. Por esa razón es importante que los grandes donantes se movilicen lo antes posible", ha subrayado Berrendorf.

Junto al hambre, la otra preocupación inmediata es la propagación del cólera y otras enfermedades debido a la falta de higiene y la insalubridad del agua. Después de haber realizado una primera evaluación de urgencia, Oxfam está distribuyendo kits de higiene e instalando depósitos de agua limpia en las zonas afectadas para evitar muertes por el cólera, diarreas y otras enfermedades.

La ONG también está entregando materiales para sustituir provisionalmente los tejados, después de que decenas de miles de viviendas hayan quedado destruidas total o parcialmente.

Haitianos hacen cola para recibir comida en Port-Salut (Haití).
Haitianos hacen cola para recibir comida en Port-Salut (Haití). AFP

Oxfam está actuando en coordinación con las autoridades locales, especialmente las municipales y las de Protección Civil, y también trabaja con las organizaciones locales y agencias internacionales como Unicef con el fin de agilizar la entrega de ayuda humanitaria a los damnificados.

Para paliar la situación, Oxfam Intermón enviará tres toneladas de material para potabilizar agua, además de mosquiteras donadas por la AECID, en el avión fletado por la Agencia de Cooperación Española que partirá esta tarde desde Madrid.

En este mismo avión enviará Cruz Roja Española casi seis toneladas de ayuda humanitaria compuesta por toldos plásticos, mosquiteras y bidones flexibles de agua que ha sido financiada por la Generalitat valenciana, según ha informado la ONG en un comunicado.

Cruz Roja Española y Cruz Roja Dominicana están coordinando un despliegue conjunto para apoyar las acciones de respuesta en materia de agua y saneamiento de la Cruz Roja Haitiana tras el paso del huracán.

A los cinco delegados con que cuenta en Haití, Cruz Roja Española ha sumado otros dos expertos más en emergencias que ha enviado a República Dominicana para gestionar el envío de plantas potabilizadoras desde este país a su vecino.

Un soldado lleva ayuda a Haití tras el paso del huracán Matthew.
Un soldado lleva ayuda a Haití tras el paso del huracán Matthew. REUTERS

Antes del huracán, Cruz Roja utilizó su Fondo de Emergencia para Socorro en Casos de Desastre para apoyar a la Cruz Roja Haitiana en el preposicionamiento de suministros de emergencia, incluidas láminas de plástico, mantas, kits de cocina y tabletas de purificación de agua, y la movilización de más de 3.000 miembros del personal y voluntarios en las comunidades dentro de la trayectoria del huracán.

Por su parte, World Vision ha coincidido en que existe un "riesgo muy elevado" de una epidemia de cólera después de que se hayan detectado 70 casos en la zona de Grand'Anse, una de las más afectadas por el paso del huracán.

La fundación, que trabaja en el país desde hace 38 años, ya ha comenzado la distribución de kits de emergencia a los afectados con mantas, tiendas de campaña, bidones de agua y linternas, gracias a los preparativos que se habían hecho antes de la llegada de Matthew.

"El acceso al agua potable es un problema grave. Las tuberías se han roto en los hogares, pero las personas no pueden salir de sus barrios para comprar agua limpia", ha relatado el responsable de comunicaciones de World Vision Haití, Guy Vital-Herne. "En algunas ciudades, las fuentes de agua han sido contaminadas. Lo que solía ser agua segura ya no lo es, y no siempre se puede decir mirando el agua si es o no es segura", ha precisado.

Más información