Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talgo: de Nueva Delhi a Bombay en cuatro horas menos

La empresa ferroviaria española Talgo inició su última fase de pruebas en la India con el objetivo de reducir en al menos cuatro horas el recorrido entre Nueva Delhi y Bombay, quince días después de haber batido el récord de velocidad en los ferrocarriles del gigante asiático.

  • La empresa ferroviaria española Talgo inició este martes su última fase de pruebas en la India con el objetivo de reducir en al menos cuatro horas el recorrido entre Nueva Delhi y Bombay, quince días después de haber batido el récord de velocidad en los ferrocarriles del gigante asiático. En la imagen, tres mujeres miran por una venta de un tren de alta velocidad Talgo estacionado en la estación central de Bombay.
    1La empresa ferroviaria española Talgo inició este martes su última fase de pruebas en la India con el objetivo de reducir en al menos cuatro horas el recorrido entre Nueva Delhi y Bombay, quince días después de haber batido el récord de velocidad en los ferrocarriles del gigante asiático. En la imagen, tres mujeres miran por una venta de un tren de alta velocidad Talgo estacionado en la estación central de Bombay. REUTERS
  • Dos personas esperan en uno de los vagones de un tren de Talgo a su llegada a la estación central de Bombay.
    2Dos personas esperan en uno de los vagones de un tren de Talgo a su llegada a la estación central de Bombay. EFE
  • "El objetivo es hacer la misma ruta en unas trece horas", dijo a Efe el portavoz del Ministerio de Ferrocarriles de la India, Anil Kumar, en referencia al trayecto Nueva Delhi-Bomvay, que en la actualidad dura cerca de diecisiete horas. En la imagen, un periodista informa desde el interior de un tren Talgo estacionado en la estación central de Bombay.
    3"El objetivo es hacer la misma ruta en unas trece horas", dijo a Efe el portavoz del Ministerio de Ferrocarriles de la India, Anil Kumar, en referencia al trayecto Nueva Delhi-Bomvay, que en la actualidad dura cerca de diecisiete horas. En la imagen, un periodista informa desde el interior de un tren Talgo estacionado en la estación central de Bombay. REUTERS
  • Las pruebas entre la capital administrativa, Nueva Delhi, y la financiera del país asiático, Bombay, se prolongarán durante las próximas dos semanas. Un hombre fotografía el vagón del tren de alta velocidad estacionado en Bombay pero que indica Barcelona en su cartel, porque Talgo ha traído desde la capital catalana este convoy para probarlo en India.
    4Las pruebas entre la capital administrativa, Nueva Delhi, y la financiera del país asiático, Bombay, se prolongarán durante las próximas dos semanas. Un hombre fotografía el vagón del tren de alta velocidad estacionado en Bombay pero que indica Barcelona en su cartel, porque Talgo ha traído desde la capital catalana este convoy para probarlo en India. REUTERS
  • La compañía española batió el pasado 13 de julio el récord de velocidad en los ferrocarriles indios durante la segunda fase de sus pruebas, cuando el convoy alcanzó los 180 kilómetros por hora, frente a los 170 de la marca anterior, en un tramo de 84 kilómetros en el norte del país asiático que cubrió en 38 minutos. En la imagen, interior de uno de los vagones del tren Talgo estacionado en la estación central de Bombay.
    5La compañía española batió el pasado 13 de julio el récord de velocidad en los ferrocarriles indios durante la segunda fase de sus pruebas, cuando el convoy alcanzó los 180 kilómetros por hora, frente a los 170 de la marca anterior, en un tramo de 84 kilómetros en el norte del país asiático que cubrió en 38 minutos. En la imagen, interior de uno de los vagones del tren Talgo estacionado en la estación central de Bombay. REUTERS
  • La firma comenzó en mayo pasado esta demostración, con la que pretende mostrar a las autoridades indias que este tren puede circular más rápido sin necesidad de cambiar las vías del país. En la imagen, varias personas observan un tren de la empresa española Talgo a su llegada a la estación central de Bombay.
    6La firma comenzó en mayo pasado esta demostración, con la que pretende mostrar a las autoridades indias que este tren puede circular más rápido sin necesidad de cambiar las vías del país. En la imagen, varias personas observan un tren de la empresa española Talgo a su llegada a la estación central de Bombay. EFE
  • El consejero delegado de Talgo, José María Oriol, viajó el año pasado a la India y se reunió con el primer ministro indio, Narendra Modi, con vistas a posibles contratos. En la imagen, un ingeniero de la compañía Talgo inspecciona el tren.
    7El consejero delegado de Talgo, José María Oriol, viajó el año pasado a la India y se reunió con el primer ministro indio, Narendra Modi, con vistas a posibles contratos. En la imagen, un ingeniero de la compañía Talgo inspecciona el tren. REUTERS
  • El Gobierno de Modi pretende invertir unos 137.000 millones de dólares en ferrocarriles en un lustro, un monto sin precedentes en una apuesta por la modernización para la que busca inversión nacional y extranjera. En la imagen, una mujer es fotografiada frente a un vagón.
    8El Gobierno de Modi pretende invertir unos 137.000 millones de dólares en ferrocarriles en un lustro, un monto sin precedentes en una apuesta por la modernización para la que busca inversión nacional y extranjera. En la imagen, una mujer es fotografiada frente a un vagón. AFP
  • El país asiático tiene la cuarta red ferroviaria más extensa del mundo, con unos 65.000 kilómetros, aunque un 80% data de la época colonial británica, y sus cerca de 12.500 trenes transportan a diario a alrededor de 23 millones de pasajeros. En la imagen, varios pasajeros se fotografían en el vagón de la la cafetería.
    9El país asiático tiene la cuarta red ferroviaria más extensa del mundo, con unos 65.000 kilómetros, aunque un 80% data de la época colonial británica, y sus cerca de 12.500 trenes transportan a diario a alrededor de 23 millones de pasajeros. En la imagen, varios pasajeros se fotografían en el vagón de la la cafetería. REUTERS
  • Una persona comprueba la temperatura de un tren Talgo.
    10Una persona comprueba la temperatura de un tren Talgo. EFE
  • Varias personas observan los vagones de un tren de la empresa española Talgo a su llegada a la estación central de Bombay.
    11Varias personas observan los vagones de un tren de la empresa española Talgo a su llegada a la estación central de Bombay. EFE