Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madres, sexo, 'celebrities' y pop: el polémico retorno de Fergie

La cantante de los Black Eyed Peas ha tardado nada menos que diez años en lanzar su nuevo disco, aunque aún no tiene fecha de publicación. Y con el primer single reivindica a las 'mamás sexys'. ¿Conseguirá abrirse camino a base de colaboradores famosos en el saturado panorama pop?

Fergie en el videoclip de MILF$

Jon Kortajarena se pasea por un barrio residencial demasiado parecido a Wisteria Lane mientras ve a varias madres de toma pan y moja haciendo lo que se espera que hagan las madres (o no). Esas madres son gente como Alessandra Ambrosio, Devon Aoki, Kim Kardashian o Amber Valetta. Y siguen estando súperbuenas. Además de ellas también aparece en el vídeo de esta canción (que, por cierto, se titula M.I.L.F.$) Fergie, la cantante de la misma que también es madre y también está buena.

Con 41 años a sus espaldas no se le ha ocurrido mejor manera de iniciar un retorno a la música en solitario que contratando al director de vídeos de Nicki Minaj, Colin Tilley. Y con 41 años a sus espaldas lo que más le apetecía era lucir cacha junto a unas cuantas amigas que no han tenido reparo en hacer lo propio. Porque son madres pero, además, molan.

Lo que Fergie no sabe es que el panorama musical en el que ella pretende volver a ser relevante ha cambiado muchísimo desde que en 2006 lanzara su The Dutchess. Y es que los nombres dentro del panorama del pop comercial no tienen absolutamente nada que ver con lo que ella peleó hace una década. Madonna sigue ahí, sí, Britney casi también, Lady Gaga, la Carey... Pero están las otras, está Miley, Selena y está, sobre todo, Taylor Swift, a la que parece que ni siquiera un vídeo con las mamás más seguidas de Instagram le va a robar ni un ápice de protagonismo.

Lo que Fergie no sabe es que el panorama musical en el que ella pretende volver ha cambiado muchísimo desde 2006

La que fuera musa del bling bling y la apropiación cultural más descarada anunció en enero que Double Dutchess, su segundo largo, vería la luz en marzo. En marzo dijo que no lo veía del todo claro y que, seguramente esperaría hasta verano y ahora, en verano, seguimos sin tener muy clara la fecha de lanzamiento del disco. Y eso, en una época en la que Beyoncé lanza discos sin avisar ni siquiera en su casa de discos, nos hace pensar que igual se ha quedado un poco desfasada.

Las chicas con las que va a tener que pelear para alzarse con esos títulos que tanto gustan en la prensa como 'reina del pop' eran niñas en el momento en el que ella cantaba aquello de Fergalicious y son las que han definido las normas dentro de la industria. Bien es cierto que Fergie no ha dejado de cantar en esta década y ha ofrecido algún single y colaboraciones con un buen puñado de artistas, pero ha dejado de ser la prescriptora de tendencias que en su día sí fue.

Kim Kardashian en el vídeoclip de Fergie.

Hace ahora justo un año The Black Eyed Peas lanzó una canción para celebrar su vigésimo aniversario en el mundo de la música. Llegada la señalada fecha, Fergie por allí no apareció ni se la esperó. La cantante se incorporó a la banda en 2003, ocho años después de su fundación, y sus palabras en una entrevista reciente resumieron bastante bien lo que piensa ahora de ellos: “Black Eyed Peas podrían sacar un disco sin mí, yo estoy muy ocupada cuidando de mi hijo y sacando adelante mi propio trabajo”.

La cantante ha vivido también sonoros escándalos con relación con las drogas, algo que abordó de modo bastante abierto de cara a la prensa. Sin ánimo de hacer apología de ningún estupefaciente, Fergie contó con pelos y señales como su adicción al éxtasis, que consumía sin parar en su mansión de Los Ángeles, le llevó a tener un delirio en el que pensaba que las brigadas del FBI y los SWAT tenían rodeada su casa. Esto lo contó en Oprah, uno de los programas de máxima audiencia de la televisión estadounidense.

Double Dutchess llega en un momento en el que el mundo tiene la mayor oferta de divas del pop que jamás ha tenido. Por lo pronto se ha juntado con la ristra ya habitual de colaboradores que siempre acompañan estos lanzamientos y esta vez, no hay ni rastro de sus compañeros de Black Eyed Peas. Sí lo hay de Charlie Puth, el último fenómeno fan teen, y de la infalible Nicki Minaj.

Fergie es madre, habla de madres y utiliza a madres. Se ha convertido en una de esas artistas que habla con lugares comunes respecto a lo feliz que le hace su familia y lo mucho que le ha aportado el matrimonio. Después, se tira por encima un litro de leche y deja a la vista partes de su cuerpo que muchas redes sociales censurarían. ¿Está el mundo preparado para este segundo round de Fergie?

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.