Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'descuidos' más famosos de los 'realities'

En esta edición de 'Supervivientes' se ha convertido en un clásico que Yola Berrocal enseñe parte de su anatomía. Pero un 'descuido' delante de las cámaras que anime a la audiencia no es nada nuevo en televisión...

Yola Berrocal en 'Supervivientes'

Los aficionados a Supervivientes, el reality donde más hambre se pasa de la televisión, hemos encontrado un nuevo hobby. Se llama Encuentra el descuido y es el mejor pasatiempo que podíamos haber imaginado. Las reglas son sencillas: aprovisionarse de palomitas, chucherías y demás alimentos prohibidos, sentarse delante del televisor y adivinar cuando Yola Berrocal va a perder el bikini por sorpresa. Lo pasamos -perdón por la chusquería- teta. ¿Cómo es posible que la concursante más curvilínea de la edición no haya aprendido a estas alturas que plantarse en una prueba física con un trikini minúsculo no es la mejor de las opciones? Ay, Yola, menuda es la tía...

Asistir a los descuidos de los concursantes es uno de los grandes placeres de la telerrealidad. ¿No estamos viendo la vida en directo? Pues nada más común que perder los papeles -y la ropa- de vez en cuando. El voyeurismo llevado a la televisión en la época más políticamente correcta de la historia reciente. Todo un desafío al férreo control que se ejerce sobre los contenidos audiovisuales -todo tan blanco, todo tan milimetrado-. A un pasito estamos de acabar emitiendo los directos con cinco segundos de retraso para poder censurar estos descuidos. Si en Estados Unidos lo consiguió el pezón de Janet Jackson, ¿cómo no van a planteárselo con los bikinis de Yola?

Mientras tanto -crucemos los dedos para que no ocurra-, siempre podremos echar un vistazo al pasado y deleitarnos con casualidades tan jugosas como éstas:

Canales Rivera

El descuido, en España, tiene nombre de torero. A Canales Rivera se le iluminaron los ojos cuando la organización de La isla de los famosos le recompensó con una ducha de agua dulce -todo el día rebozado en sal, imagínense-. Lo que no esperaba era que la cámara iba a captar su mayor secreto. ¿Cómo iba a pensar nadie que, justo cuando estaba en antena, el torero iba a darse la vuelta dejándolo todo al aire? Un regalo para la audiencia en toda regla y que está disponible en Youtube.

Bibiana Fernández

Fue uno de los nombres estrella de la edición de Supervivientes de 2014. Y no era para menos. Bibiana Fernández es un icono. Un referente para el público y un rostro habitual de las mañanas de Telecinco. Del plató saltó a la isla y encandiló a todos sus compañeros contándoles historias de su trepidante vida. Y sí, ya que estaba, Bibiana aprovechó para tomar el sol sin marcas. Las cámaras no se lo perdieron y todos pudimos admirar el tipazo de la colaboradora desde nuestro sofá.

Bibiana Fernández con los concursantes de su edición de 'Supervivientes'.

Nacho Vidal

Fichar a un actor porno para un reality es sinónimo de éxito. Nacho Vidal fue la estrella de la última edición de Supervivientes. O mejor, lo fueron sus broncas constantes. Eso sí, el actor tampoco tuvo mucho reparo en bañarse desnudo y pasearse por la isla con un speedo que no dejaba nada a la imaginación. ¿Pero eso tiene vida propia? ,se preguntaban los espectadores.

Clavelito

Sí, lo sabemos, se están preguntando quién es Clavelito. ¡Pues el de Gandía Shore! Uno de los concursantes más olvidados y también uno de los que menos juego dio en el reality. Pero, al menos, ostenta el récord del mejor descuido del formato. Todos nos quedamos muy sorprendidos cuando el montaje del programa recogió un despertar del concursante con toda su anatomía en plenitud. ¿Han visto como manejamos los eufemismos con soltura?

Aritz

¿Protesta o exhibicionismo? Lo de Aritz en la última edición anónima de GH tampoco es que fuese mucho descuido. El concursante, harto de no poder ducharse con agua caliente, decidió desnudarse y manifestarse por la casa con las manos tapándose sus partes nobles. Así se tiró como medio día. Al final, claro, le hicieron caso -para que se tapara- y pudo ducharse en condiciones.

Tatiana Delgado

Yola Berrocal llegó a Supervivientes bien aleccionada con el salto del helicóptero. Tres sujetadores se puso para que no le pasara lo mismo que a Tatiana Delgado, aquella ¿actriz? que se lesionó un pecho con el impacto contra el agua. Pero lo que Yola no aprendió de Tatiana es que, a la mínima, el bañador te puede jugar una mala pasada. Sobre todo si tienes que meterte en el barro...

Coman

Para que luego nos quejemos de que la televisión española no es moderna. En GH VIP decidieron que Coman, que se había hecho popular gracias a Adán y Eva, entrase a la casa desnudo. Y ahí se plantó, sin nada de ropa a las 10 de la noche. Seguro que la centralita de Mediaset recibió más de una llamada de queja. Pero, total, si la audiencia está contenta, ¿qué más da? Al poco le dejaron que se vistiera.

Maite Galdeano

La concursante más extrema de las últimas ediciones de Gran Hermano también ha sido la menos pudorosa. Maite, la de la papela del camión, hizo en la casa de Guadalix todo lo que quiso. Desde taparse con dos camisas atadas hasta protagonizar una escena de Los sexoadictos en el salón -bajo la atenta y avergonzada mirada de sus compañeros-. Lástima que no haya entrado en el casting de Supervivientes. Hubiese sido oro puro.

Ismael Beiro

El primer ganador de Gran Hermano, el concursante que consiguió que media España quisiese apuntarse al casting, el mítico Ismael Beiro, también tuvo su momento desliz. Uno extraño y poco comentado en su momento. ¿Se acuerdan de esa historia que sitúa al actor Errol Flinn tocando el piano con su órgano reproductor? Pues algo parecido pero sobre una mesa. El vídeo, por cierto, ha quedado en el olvido...

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información