Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelve el 'voguing', las batallas de baile de las que se apropió Madonna

Más que un baile, el 'voguing' fue un movimiento de escapismo para la comunidad LGTB en los peores años del sida. Músicos, diseñadores y fiestas en Madrid y Barcelona recuperan su legado

Una imagen del documental 'Paris is burning'.

Madonna, como buena usurpadora de tendencias que fue, se apuntó un tanto con aquel Vogue que provocó dislocaciones en las pistas de baile de medio mundo. No obstante, si hubo algo que contribuyó a dar a conocer la subcultura del voguing, las houses (las hermandades que lo practicaban) y las balls (las fiestas en las que se bailaba tanto como se desfilaba) fuera de la escena LGTB, la culpa fue del documental Paris is burning, dirigido por Jennie Livingston y que ahora cumple 25 años.

Madonna en el videoclip de 'Vogue'

Artistas como Lady Gaga o FKA Twigs, al igual que diseñadores como Shayne Oliver, fundador de Hood By Air, se han inspirado en ese mundo de fantasía que llenó las calles de Harlem de música house, poses imposibles y sueños inalcanzables. Así que, indudablemente, el voguing ha vuelto para quedarse.

"A finales de los ochenta, cuando la alarma del sida se disparó, los gays se convirtieron prácticamente en apestados. La escena de las ballrooms fue un refugio para gente que había sido rechazada hasta por sus padres. Los concursos y desfiles eran una forma de escapismo y de autoafirmación para los miembros de aquella comunidad marginal", afirma la periodista Patricia Godes sobre aquel fenómeno. "En las balls se enaltecía la opulencia del capitalismo. Les trataban de negros, homosexuales y chusma de barrios bajos, pero todos ellos veneraban ese mundo que precisamente les oprimía. Es una contradicción, sí, pero ese es también uno de los quids de la cuestión", apunta el musicólogo Raoul Gonell acerca de esa dicotomía inherente entre los feligreses del voguing.

"El mundo necesita conocer qué es el 'voguing' y no quedarse con la superficie de maricas y drags desfilando con tacones"

"Es importante acercar a la gente las cosas interesantes que a menudo para muchos pasan desapercibidas. El mundo necesita conocer qué es el voguing y de dónde viene para no quedarse con la superficie de un montón de maricas y drags desfilando y bailando con tacones", defiende Jordi Chicletol de House of La Rara, organizadores de la ball que se celebró en Barcelona en marzo.

No será la última, tal como avanza la profesora de danzas urbanas Silvi de House ManneQueen, quienes están detrás de la tercera edición del Madrid Vogue Ball, que tendrá lugar el 24 de abril en la capital. ¿Qué se requiere para adentrarse en este universo? Ella lo tiene claro: "Ganas, curiosidad, creatividad, mucha práctica y, sobre todo, actitud. Dentro de la escena no todo es baile, ya que hay otras cosas como desfilar o lucir las facciones de tu cara o de tu cuerpo. Sin duda, todos pueden encontrar su sitio en esta cultura".

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.