Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por fin, 'The big bang theory' celebra el cumpleaños de Sheldon Cooper

Una de las series más populares del momento centra su capítulo número 200 en una fiesta en la que esperamos que haya átomos de excentricidad y muchas risas

No todas las series llegan a los 200 episodios. Ni cuentan con un secundario cuyo carisma lo hace indispensable en cualquiera de sus tramas. El aniversario sólo podía producirse de una forma: uniendo ambos conceptos. Nada mejor que el cumpleaños de Sheldon Cooper –interpretado por el actor Jim Parsons– para justificar otro de esos grandes momentos de The Big Bang Theory. Una serie que no sólo ha conseguido mantenerse, si no que ha ensalzado el fenómeno freak, creando auténticos adeptos de lo nerd.

Sheldon Cooper, uno de los personajes de ficción más queridos y conocidos por el público seriéfilo –independientemente de que se sea seguidor o no de la serie– ocultaba un secreto que se desvelará en este significativo episodio que emite en España el canal TNT mañana viernes. Los fans de la serie recordarán que Leonard, el protagonista y su compañero de piso, tampoco celebraba sus cumpleaños porque sus padres le habían educado en tal creencia. Pero, ¿por qué hemos tenido que esperar nueve temporadas para ver cómo Sheldon soplaba las velas de su tarta de cumpleaños? Aquí te damos algunas claves

Porque Jim Parsons no ha querido

¿Te imaginas? Sería una de esas leyendas urbanas tan geniales como virales, pero no. El actor solo la lió parda (que sepamos) hace un par de temporadas cuando, junto a sus compañeros de la serie Johnny Galecky (Leonard) y Kaley Cuoco (Penny), llegaron a un acuerdo por el que renovaron sus contratos por un millón de dólares por episodio, récord que sólo habían logrado los protagonistas de Friends.

Porque se pondría enfermo con la celebración

Ríete del hipocondriaco Woody Allen, pero, aunque Sheldon es un mal paciente, ésta no es la excusa que se merece el doctor para no celebrar su cumpleaños. Su miedo a la suciedad ha ido aminorando, si no no se explica cómo es capaz de comerse un trozo de tarta casera preparada por el dependiente (y “amigo”) de la tienda de cómics. La risa sigue siendo la mejor medicina. Eso y la condescendencia de la omnipresente Penny.

Porque Sheldon teme envejecer

Descartada. Él mismo asegura tener “la piel de porcelana” de ahí que se compare nada menos que con “un lavabo humano”. Ahí es nada. Jim Parsons asegura que lo único que comparte con su personaje es que ambos son de Texas. Aunque la realidad es que parece haber hecho un pacto con el diablo porque mantiene un cutis de adolescente a pesar de que este mismo mes cumple 43 años. Como buen viejoven, lleva disimulando la edad desde que comenzó la serie en 2006.

Porque no sabría cómo agradecer un regalo que no le gusta

Incapaz de mentir, Sheldon arruinaría cualquiera de sus cumpleaños si les dijera a sus invitados lo que piensa de sus regalos. Pero como no es hombre de este tipo de artimañas, el motivo queda descartado. De hecho, cuando en este episodio le sorprenden con la aparición de Adam West, el Batman de los años 60, Sheldon entra en pánico, no por el excepcional invitado si no por enfrentarse a esa experiencia en mucho años.

Porque le engañaron cuando era pequeño

¡Bingo! El miedo hace que Sheldon haya evitado tan señalado día. De ahí que salga (literalmente) corriendo cuando su chica, Amy (Mayim Bialik), propone tan tamaña osadía. Sheldon confiesa entonces que compartía los cumpleaños con su hermana melliza, Missy: mientras a Sheldon sus colegas le hacían el vacío, los de su hermana se mofaban de él. Bullying del bueno. Su última piñata sería a los seis años, cuando el precoz amante de los cómics se creyó, inocente, que recibiría la visita del mismísimo Batman. A pesar del disgusto, con este episodio 200 comprenderás las manías de Sheldon mucho mejor. Bazinga!

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.