Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete razones para hacerse fan de Rihanna a los 40

Es una de las estrellas con más carácter de la industria del entretenimiento. Y, aunque tú no lo sepas, también te gusta

Rihanna (centro) disfrutando con unas amigas del Crop Over, fiesta tradicional de Barbados, su tierra.
Rihanna (centro) disfrutando con unas amigas del Crop Over, fiesta tradicional de Barbados, su tierra. Instagram

Nos hacemos cargo: cuando estás presumiendo de gustos musicales los nombres de Bruce Springsteen, PJ Harvey, Arctic Monkeys o Kanye West son los que salen a relucir. Por supuesto, la mención a artistas comercialotes y para públicos juveniles como Rihanna está penalizada con una ronda a tu cargo para todos. Sin embargo, la cantante nacida en Barbados —el 20 de febrero cumple 28 años—, que acaba de publicar su octavo disco (Anti), tiene muchos alicientes que podrían interesar a ese público entendido y exigente del que sin duda formas parte. Cierto que algunos detalles son extramusicales, pero estamos en plena era digital, y la música también entra por los ojos.

Su música va un paso por delante

Después de vender 264 millones de discos en todo el mundo, recibir 8 premios Grammy y 23  Billboard, ¿para qué repetirse? Ni siquiera necesita reinventarse constantemente como hacía Madonna, apropiándose del último sonido en boga para seguir a flote; Rihanna, si de algo se apropia (aparte de unos cuantos samples muy bien elegidos) es del trabajo de laboratorio que un equipo de jóvenes artesanos digitales diseña para ella. La lista de productores/compositores de Anti incluye nombres que ni tú ni nosotros hemos oído en nuestras vidas (Boi-1da, DJ Mustard, Hit-Boy, No I.D., etc.). El resultado es un sonido oscuro, afilado, formado en su mayor parte por canciones lentas e hipnóticas; en muchos casos, bastante alejado de lo que entendemos por “comercial”. Quienes esperen un Umbrella se sentirán decepcionados.

Ha colaborado con Paul McCartney

Esto ya de por sí es un "zasca" en toda la boca a cualquiera que cuestione el nivel de esta señorita. El anterior disco de Rihanna había salido en 2012 (Unapologetic). Para calentar la espera de un nuevo trabajo, a lo largo de 2015 la cantante diseminó una serie de canciones supuestamente de avance de Anti, pero que finalmente no forman parte del disco (al menos en su primera edición). Una de ellas era FourFiveSeconds, un tema ¡acústico! en el que colaboraban Kanye West y Sir Paul McCartney (los Beatles, ¿te acuerdas?). Fue Kanye, que ya había colaborado con el exBeatle, quien propició el encuentro. A pesar de ser una colaboración extraña —Macca se limita a tocar la guitarra y hacer coros—, verle acompañando a Rihanna (y Kanye) en la gala de los Grammy de ese año elevó a la de Barbados a otro nivel.

Coches promocionando en Londres el perfume de la cantante, 'RiRi'.
Coches promocionando en Londres el perfume de la cantante, 'RiRi'. Instagram

Con ella podemos aprender de finanzas

El plan de lanzamiento de Anti ha generado ciertas dudas: el primer millón de ejemplares digitales fue regalado. ¿Rentable? Si tenemos en cuenta que Rihanna se ha embolsado 25 millones de dólares de Samsung (22,3 millones de euros) por la operación, las cuentas salen. El acuerdo impidió a la cantante conseguir un número uno de ventas inmediato (en su primera semana, y ante esa muestra de generosidad, pocos compraron el disco), pero superada la acción promocional Anti ha obtenido el primer puesto en la lista de ventas estadounidense, esperable en un artista de su talla. Solo se puede disfrutar del álbum en streaming en Tidal, la alternativa a Spotify de la que ella es accionista. Además, el pasado noviembre fundó una empresa de maquilladores y peluqueros llamada Fr8me, diseña ropa para Puma, tiene un perfume…. ¡Y pensar que en 2008 se declaró en bancarrota!

En sus últimos vídeos no se corta un pelo

Otra de las canciones con las que entretuvo al personal mientras trabajaba en Anti fue Bitch better have my money (“Perra, será mejor que cojas mi dinero”), controvertida no sólo por el título. En el vídeo, no exento de sentido del humor, Rihanna aparece como la jefa de una cuadrilla de secuestradoras que rapta a una dama de la alta sociedad y a lo largo de siete eternos minutos la tortura a conciencia. El plano final, con el cuerpo de Rihanna cubierto de cortes y sangre (y su rostro en primer término cuando la canción ya ha terminado) es solo comparable al sadismo visual de La pasión de Cristo de Mel Gibson (2004).

Emociona a directores de cine

El pasado octubre un director de cine del prestigio de Luc Besson (El gran azul, Nikita, El quinto elemento) posteó en Instagram: “¡Rihanna estará en Valeria! ¡Estoy muy emocionado!”. Se refería a que la cantante tendrá un papel importante en su próxima película, Valeria y la ciudad de los mil planetas, cuyo estreno está previsto para principios de 2017. Es evidente que Rihanna no aportará a la película el talento interpretativo de una Jessica Lange, pero su nombre en los carteles tendrá tirón comercial. En cualquier caso, Rihanna tiene experiencia ante las cámaras. En 2012 apareció en Battleship, una peli de ciencia ficción protagonizada por Liam Neeson. En 2013 hizo un cameo en This is the end, una comedia catastrofista en la que respondía con un puñetazo a Michael Cera cuando este le tocaba el culo, y en 2014 asomó su bello rostro en Annie, una parodia de Crepúsculo.

Su cuenta de Instagram es una alegría para la vista

La cuenta de Rihanna en esta red social (@badgalriri) puede ser una buena opción para pasar el rato en esos momentos en que uno se haya aburrido y solo tenga enfrente un ordenador con conexión a Internet. Apartando el abundante material promocional, podemos encontrar documentos gráficos de gran interés. Incluye fotos de las sesiones que protagoniza para importantes revistas, en la mayoría de las cuales le piden, por alguna razón, que se quite parte de la ropa. Sus instantáneas durante sus vacaciones en Brasil permiten admirar su bonita colección de diminutos biquinis. Tampoco deja pasar la ocasión de plasmar sus visitas a Barbados, lugar en el que, a juzgar por sus atuendos, hace muchísimo calor.

No, no la han pillado por sorpresa: Rihanna publicó esta foto en su Instagram.
No, no la han pillado por sorpresa: Rihanna publicó esta foto en su Instagram. Instagram

Es una macarra con mucho estilo

Nadie duda que Van Morrison y Bob Dylan la ganan a talento musical, pero en cuanto a malas pulgas están a la par. Rihanna siempre está lista para soltar algún graznido, en su caso en redes sociales. Cuando la modelo Kendall Jenner tuiteó con admiración que iba a asistir a un concierto suyo y que esperaba que cantara la canción Complicated, su favorita, Rihanna respondió: “Entonces no vengas”. También se las tuvo tiesas con la cantante Ciara, eterna rival. Ciara contó en televisión que cuando le presentaron a RiRi esta no fue especialmente simpática. La intérprete de Umbrella la replicó en Twitter: “Mi querida Ciara, ¿se me olvidó dejarte propina?”. Ciara a su vez contestó muy en plan guetto style (“Mejor no quieras cruzarte conmigo dentro o fuera de un escenario”), lo que aprovechó Rihanna para apostillar: “¡Qué malota! Te deseo suerte para que llenes tu próximo concierto”. ¿Mola o no mola?

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.