Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A los catalanes, segunda parte

Quiero darles unos consejos, con la intención humilde y sincera de que su situación mejore

A los catalanes, segunda parte

También yo, como le sucede al expresidente Felipe González, estoy preocupado por los catalanes. Y esa preocupación hace que, a veces, me quede mirando a un punto fijo en la pared bastante rato. Y como es de gotelé se me aparecen caras: Raül Romeva, Artur Mas, Pilar Raola, Meg Ryan… Y esas caras me miran y creo leer en ellas una mezcla de insatisfacción, súplica, hastío y ambición.

Total que estoy bastante preocupado porque lo que está claro es que: LOS CATALANES HOY POR HOY NO ESTÁN BIEN. Por eso quiero darles unos consejos, con la intención humilde y sincera de que su situación mejore en algo. Lo hago por ayudar, siento por ellos un amor verdadero, y es lo primero que me gustaría decirles: CATALANES EN ESPAÑA SE OS QUIERE, Y NO POCO.

Allá van los consejos:

Bebed dos litros de agua al día. Vigilad vuestra higiene postural. No comáis entre horas. Id con tiempo a la estación si vais a coger el Ave, no espera a nadie. No abuséis de la bollería industrial. Si vais a estar expuestos al sol, usad crema protectora; el sol ya no es como antes. Contad hasta 10 y respirad hondo, si notáis que la situación se va de madre. La dieta mediterránea es la más sana y completa. Dormid vuestras horas. El negro combina con todo. La felicidad está en las cosas pequeñas de la vida. No mezcléis nunca Coca-Cola y Baileys. El pantalón pitillo se lleva pero hace culo carpeta, tenedlo en cuenta. No os vayáis con desconocidos. Poneos el cinturón de seguridad. Y, por último, haced el favor de sonreíd más que los catalanes tenéis la sonrisa muy bonita.

US ESTIMO MOLT.