Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Llegaremos a colonizar la Luna y Marte”

El investigador mexicano es el único latinoamericano en el equipo de la misión Curiosity, que explora con un robot el planeta rojo

Curiosity Rafael Navarro
El astrobiólogo Rafael Navarro, en Ciudad de México.

Curiosity, el robot que vive en Marte, se despierta todos los días a las 8.00 –hora de la base de control de la misión para explorar el terreno. Alrededor de dos mil personas trabajan para que el androide funcione y para interpretar los datos diarios que envía. De todos ellos solo hay un latinoamericano, el astrobiólogo mexicano Rafael Navarro, nacido hace 56 años. Biólogo por la Universidad Nacional (UNAM) y doctor en química por la Universidad de Maryland, Estados Unidos. Llegó al equipo de Curiosity después de descubrir que el desierto de Atacama en Chile es el lugar de la Tierra que más se parece a Marte. Ahora, trabaja de tiempo completo en este proyecto desde el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM. Navarro ha sido premiado por la NASA, la Agencia Espacial de India y galardonado con la medalla Alexander von Humboldt. 

Pregunta. ¿Qué es Curiosity?

Respuesta. Curiosity es el vehículo robótico más sofisticado que está puesto sobre la superficie de otro planeta. Es del tamaño de una camioneta pequeña, tiene un peso aproximado de unos 1.000 kilos, está equipado con varios instrumentos que le permiten tener una visión panorámica de Marte y, a través de un láser, estudia la composición química de la superficie.

P. ¿Cuál es el objetivo?

R. Buscar un ambiente que haya sido habitado, que sea habitado o que permita ser habitado por los humanos en un futuro.

P. Hace unos días se publicó que Curiosity había encontrado indicios de lo que podría ser el primer continente hallado en Marte

R. Lo que hemos encontrado es que las rocas que analiza Curiosity son de tipo basáltico continental, parecidas a las del volcán de Hawái, no significa que sea un continente como tal. Los volcanes hawaianos provienen de la parte más profunda del manto. En cambio, el lugar donde está trabajando Curiosity es un cráter que estuvo localizado en una parte donde hubo tierra, no océano. Pero en el centro del cráter tenemos evidencia de que hubo un lago en el pasado y eso es consistente con la composición química de las rocas.

P. ¿Cuál es el resultado más importante?

R. Encontramos el lecho de un río seco que existió hace 4.000 millones de años, en la actualidad no tiene agua y está completamente seco. También hemos visto evidencias de lodos compactados por sedimentos de un lago que tuvo condiciones de agua líquida muy parecida al agua que bebemos. Hemos encontrado todos los elementos necesarios para la vida: hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre, así como presencia de compuestos orgánicos y presencia de compuestos nitrogenados que son esenciales para que la vida existiera. Con todos estos elementos no podemos decir que hayamos encontrado vida en el lugar donde trabaja Curiosity, pero sí que están todas las condiciones para que la vida hubiera florecido. Además, hemos comprobado la radiación cósmica que recae en la zona y así podremos determinar cuáles serán los niveles de radiación que recibirán los humanos en un viaje a Marte.

P. ¿Y cuáles son estos niveles, podrán viajar los humanos?

Creo que mandaremos la primera colonia de humanos a mediados de este siglo

R. Son más elevados que los que se le permiten a un astronauta de la NASA recibir en toda su vida. Claro que podrán viajar, pero requerirán de un blindaje especial.  

P. ¿Cómo se vivió el aterrizaje?

Curiosity Rafael Navarro ampliar foto
El robot Curiosity en Marte. NASA

R. Hubo dos momentos: su lanzamiento, el 26 de noviembre de 2011, cuando logró salir sin problema. El segundo momento fue el descenso: el robot llegó a Marte después de ocho meses y medio de viaje, el 5 de agosto de 2012. La señal de Marte a la Tierra dura entre 15 y 20 minutos; cuando nos llegó la señal de su desprendimiento de la nave, no sabíamos si el robot ya estaba en la superficie o estrellado. Al enterarnos de su aterrizaje exitoso, fue muy emocionante. La primera imagen fue impresionante, se veía la montaña Sharp. Curiosity tomó su primer selfie.

P. ¿Cómo sobrevive Curiosity?

R. Es un vehículo nuclear, tiene baterías recargables y trabaja todos los días. Se despierta a las 8.00  y en las noches duerme (sigue con actividad interna, pero no se mueve). 

P. ¿Tiene fecha de caducidad?

R. Las baterías tienen una vida entre 10 y 15 años.

P. ¿Y después?

R. En 2020 vamos a lanzar un robot hermano de Curiosity, es idéntico pero con más instrumentos. La idea es que cuando aterrice se puedan comunicar entre ellos.

P. ¿Cuándo podría aterrizar el primer astronauta?

R. El siguiente robot llevará un equipo para demostrar que podemos generar una atmósfera que respiren los astronautas. Está programada una misión de la NASA a mediados del 2030.

P. ¿Podremos vivir en Marte?

R. Las posibilidades de que haya vida en Marte son muy altas y si no la hallamos, podremos llevar la vida de la Tierra a Marte y ese sería uno de los experimentos más importantes para los biólogos.

P. ¿Cómo llevarán la vida a Marte?

R. Uno de mis proyectos es el de terraformar Marte. Para eso experimentamos con el pico de Orizaba, un volcán que tiene una altura de 5.600 metros, muy parecido a la altura del monte Sharp donde está Curiosity. En este volcán existe el bosque más alto de todo el mundo con una altura de 4.100 metros. Estudiar el bosque en Orizaba nos va a permitir reproducir un bosque parecido en Marte.

P. ¿Cuándo habitaremos Marte?

R. Podría ser en este siglo. El hombre llegaría en 2030 y empezaríamos una colonia de humanos a mediados de este siglo y probablemente en la segunda mitad del siglo podríamos comenzar con una colonización y reformación del planeta.

P. ¿Cree que hay vida en alguna parte del universo?

R. Es tan factible que haya vida en otro parte del universo que no dudo que en este instante, en alguna estrella, una reportera este preguntándole a un profesor la misma pregunta.

P. ¿Cuál es la importancia de la astronomía?

R. Una de las incógnitas más importantes es ¿hay vida fuera de la Tierra? y Curiosity podría resolver esto en el lugar más cercano a la Tierra, Marte. Encontrar un segundo ejemplo de una génesis sería un descubrimiento importantísimo que motivaría a muchos jóvenes a seguir estudiando esta materia. Yo viví la llegada del hombre a la Luna. Los jóvenes vivirán la llegada del hombre a Marte, y al final llegaremos a colonizar la Luna y Marte. Viviremos fuera de la Tierra.