Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así compran en ‘black friday’ los que saben comprar

Seis expertos en moda comparten sus consejos para sacarle todo el jugo a los descuentos del fin de semana, importados de Estados Unidos

La fiesta del consumismo el americano se instala en nuestro país con importantes descuentos

Se llama black friday (viernes negro) porque ese día los policías de Filadelfia no daban abasto con las aglomeraciones en calzadas y carreteras. Otra leyenda relata que dicho bautizo se debe a la enorme facturación que obtienen los comercios norteamericanos durante la jornada; frente a los números rojos, ese viernes lo terminan con números negros. En cualquier caso, ambas historias describen a la perfección la debacle consumista posterior a Acción de Gracias. Grandes descuentos en cualquier producto y larguísimas colas de gente esperando a que abran las tiendas.

En Estados Unidos esta fecha marca el pistoletazo de salida de la campaña navideña desde hace más de medio siglo. Al comprobar que muchos clientes a este lado del charco aprovechaban para cazar chollos vía Internet, en Europa se ha ido importando paulatinamente la tradición. Hoy, viernes negro, la mayoría de las marcas, nacionales e internacionales, ofrecen promociones que duran todo el fin de semana, tanto en sus páginas web como en sus locales físicos.

Tres días de rebajas que, en algunos casos, culminan en el cyber monday, el lunes en que el comercio online echa el resto y ofrece jugosos descuentos en la mayoría de sus productos. ¿Qué hacer ante el enorme abanico de opciones que plantean estas fechas? ¿Cómo sacar el máximo partido al black friday? Cinco profesionales de la moda comparten consejos y opciones personales para beneficiarse del viernes más barato del año.

Josie, estilista y presentador

Este experto en moda y tendencias recomienda “darse un capricho estos días, antes de rebajas y en plena temporada”. En su ruta de descuentos se encuentran grandes complejos como Las Rozas Village “y esos pequeños locales que acaban de apuntarse a celebrarlos por primera vez, como La Gafería”.

Josie pasará la jornada en la meca de los descuentos, Nueva York. “Quiero comprar un perfume Jar y libros que no encuentro en Europa, como una la serie limitada de dibujos de Christian Berard. Voy de cabeza a por ella”

Manuel García , CEO y director creativo de García Madrid

El diseñador recuerda el black friday que pasó en Nueva York, cuando la fiebre aún no había llegado a España. “Allí supone el inicio de las rebajas de invierno y se descuenta absolutamente todo. Compré una cubertería de los años treinta en un mercadillo, ropa deportiva, una pieza de un artista, fui a los mejores restaurantes”. En España, García recomienda aprovechar esta fecha para “comprar lo más caro. Obviamente, dentro de lo necesario. Es el momento de adquirir un traje, por ejemplo. Es en ese tipo de productos en los que se nota más el ahorro”.

Lucía Fernández, 'retail manager' de Kling

Después de un par de años sumándose a la tradición americana a través de su tienda online, por primera vez Kling ofrecerá descuentos en sus locales a pie de calle. “El calendario ha cambiado mucho en los últimos tiempos. El público prefiere aprovechar estas fechas que se salen del periodo tradicional de rebajas”, afirma Lucía.

Al ocurrir justo antes de Navidad “es el momento de adquirir algunos regalos que ya se tienen en mente”. En cuanto a las opciones de compra, Fernández apuesta por “esas prendas a las que tienes echado el ojo y no tienes muy claro que vayan a llegar a rebajas”. Personalmente, se decanta por “las piezas más caras, como los abrigos, y sobre todo por los vestidos de fiesta. Te los pones poco y a medida que se aproxima fin de año van quedando pocas existencias. Es el momento perfecto para comprarse uno”.

Estel Vilaseca, subdirectora de 'Vein Magazine'

“Cada vez hay más firmas pequeñas que se unen a los descuentos del black friday”, afirma Estel. “Creo que es el momento para darse un capricho y comprarse ese bolso, ese abrigo o esos zapatos de marca que no sabes si llegarán a rebajas. Un autorregalo de Navidad”. En su caso, este viernes es un buen momento para “comprar piezas vintage en tiendas online o darse un paseo por las promociones de webs como Net-à-Porter”. Si tiene que elegir un capricho, se queda con “un vestido de la colección para la próxima primavera de Juan Vidal”.

María Martínez, diseñadora y estilista de moda

“Tras hacer un presupuesto y una lista de lo que se necesita, lo mejor es dedicar unos minutos a indagar por Internet y ver qué marcas ofrecen descuentos interesantes solo comprando en la Red”, explica Martínez, “aunque es más emocionante salir a la calle lista en mano y con una ruta definida”

Para la diseñadora, lo importante es comprar con cabeza y no dejarse llevar por el consumismo. “Es el momento de adquirir esas cosas necesarias que en días normales no te comprarías”. Sus opciones van desde un traje, un abrigo o una cazadora perfecto a “unos auriculares inalámbricos, un smartphone, una vajilla, ropa de cama o utensilios de cocina”.

Olivier Vallecillo, CEO de la agencia Globally

Vallecillo aplaude la iniciativa de importar esta tradición. “Es necesaria para incentivar el consumo. Otra cosa no, pero los americanos saben cómo hacer que se mueva la economía”. Recomienda hacerse un mapa general de la situación antes de pasar por caja. “En estos casos, hay que informarse bien de la oferta, ver quién hace rebajas y de cuánto son los descuentos” y aconseja combinar “la compra de regalos navideños con la adquisición de piezas de fondo de armario. Así suelen comprar los estadounidenses durante el black friday, van a por los productos más icónicos, pero sobre todo cubren necesidades”.

Más información