Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pegamento a prueba de niños

Con este material casero podrá hacer manualidades con sus hijos sin preocuparse

Un pegamento a prueba de niños

Si ha intentado hacer sushi alguna vez, se habrá dado cuenta de que el arroz cocido es muy pegajoso. Esta propiedad es bien conocida por las civilizaciones asiáticas, quienes utilizan desde hace siglos pasta de arroz como pegamento. De hecho, hace pocos años se descubrió que el mortero utilizado para rellenar los espacios entre bloques de piedra de construcciones como tumbas, pagodas o incluso la Gran Muralla China, contenía, entre otros ingredientes, componentes de este cereal. Concretamente, un tipo de carbohidrato presente en el grano, la amilopectina, responsable de esta adherencia. Fabricar pegamento a base de arroz en casa es muy sencillo, le explico cómo:

Un pegamento a prueba de niños
  1. Mezcle en un recipiente 30 gramos de harina de arroz con 150 ml de agua fría. La mezcla debe adquirir una textura y color parecido al de la leche.
  2. Al mismo tiempo, caliente 200 ml de agua en un cazo. Cuando esté a punto de hervir añada la harina disuelta y llévelo a ebullición. Remueva la mezcla con una cuchara hasta que esta se torne traslúcida (aproximadamente cinco minutos).
  3. Guarde el contenido en un bote de conservas de cristal y déjelo enfriar. Almacene el recipiente en la nevera. Le durará al menos una semana.
  4. Para utilizar el pegamento utilice un pincel. Puede calentar el contenido con la ayuda del microondas si lo nota demasiado sólido.

Este pegamento es perfecto para utilizarlo en labores artesanales realizadas con materiales como el papel o el cartón, en especial si los niños van a participar.

* Ana Campillo es bióloga y autora del blog Organicus.

Envíenos su consulta sobre salud y bienestar.

Consulte todas las cuestiones BuenaVida resueltas por nuestros expertos.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información