Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El maestro de Altamira

Por primera vez en décadas, cámaras de cine han entrado a las cuevas de Altamira para rodar un documental que indaga en el misterio de la creación artística. EL PAÍS acompañó al equipo en la primera semana de rodaje.

Santillana del Mar
  • Preparativos del rodaje del documental de las cuevas de Altamira realizado por el cineasta José Luís López Linares.
    1Preparativos del rodaje del documental de las cuevas de Altamira realizado por el cineasta José Luís López Linares.
  • Entrada del equipo de filmación de 'El maestro de Altamira' a la famosa "capilla sixtina del arte rupestre", el martes pasado.
    2Entrada del equipo de filmación de 'El maestro de Altamira' a la famosa "capilla sixtina del arte rupestre", el martes pasado.
  • Los cineastas trabajaron con batas, guantes y mascarillas y entraron a la cueva acompañados de dos guías que supervisaron el tiempo limitado que podían estar dentro cada día.
    3Los cineastas trabajaron con batas, guantes y mascarillas y entraron a la cueva acompañados de dos guías que supervisaron el tiempo limitado que podían estar dentro cada día.
  • El rodaje se realizó con dos cámaras de alta resolución y un equipo especial de luces frías y alta reproducción cromática para no producir alteraciones en las condiciones naturales de la cueva.
    4El rodaje se realizó con dos cámaras de alta resolución y un equipo especial de luces frías y alta reproducción cromática para no producir alteraciones en las condiciones naturales de la cueva.
  • En todo momento un equipo científico midió los cambios de temperatura, humedad, CO2 y presión atmosférica que se registraron mientras duró el rodaje en el interior de la cueva de Altamira.
    5En todo momento un equipo científico midió los cambios de temperatura, humedad, CO2 y presión atmosférica que se registraron mientras duró el rodaje en el interior de la cueva de Altamira.
  • Desde los años ochenta no se permitía la entrada de cámaras de televisión en la cueva, que permanece cerrada al público desde 2002. En febrero de este año, comenzó un experimento para determinar la conveniencia de una reapertura al público limitada.
    6Desde los años ochenta no se permitía la entrada de cámaras de televisión en la cueva, que permanece cerrada al público desde 2002. En febrero de este año, comenzó un experimento para determinar la conveniencia de una reapertura al público limitada.
  • Para el rodaje dentro de la cueva se utilizó un travelling ultra ligero de cinco metros de longitud.
    7Para el rodaje dentro de la cueva se utilizó un travelling ultra ligero de cinco metros de longitud.
  • En las cuevas de Altamira conviven pinturas figurativas con símbolos abstractos, una muestra de que desde el principio del hombre en el arte ambas manifestaciones coexistieron.
    8En las cuevas de Altamira conviven pinturas figurativas con símbolos abstractos, una muestra de que desde el principio del hombre en el arte ambas manifestaciones coexistieron.
  • Para el documental también se han rodado rodado imágenes en otras cuevas de Cantabria. En la imagen, el artista Gilles Tosello, de la Universidad de Toulouse, enseña en la cueva de El Soplao (Santander) qué técnicas utilizaron para pintar los hombres de las cavernas.
    9Para el documental también se han rodado rodado imágenes en otras cuevas de Cantabria. En la imagen, el artista Gilles Tosello, de la Universidad de Toulouse, enseña en la cueva de El Soplao (Santander) qué técnicas utilizaron para pintar los hombres de las cavernas.