Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El suegro de Bale se encuentra en prisión por estafa en Estados Unidos

El juicio de Martin Rhys-Jones empezará el año que viene y se enfrenta a una pena de 30 años

Gareth Bale, con su novia Emma Rhys Jones y su hija Alba Violet, el pasado lunes, en su presentación en el Santiago Bernabéu. Ampliar foto
Gareth Bale, con su novia Emma Rhys Jones y su hija Alba Violet, el pasado lunes, en su presentación en el Santiago Bernabéu. AFP

El título de jugador más caro del mundo no le saldrá gratis a Gareth Bale, que acaba de ser presentado en el Real Madrid como uno de los fichajes más esperados del último tiempo. El futbolista galés llegó a la capital española junto a su familia, con quienes celebró su incorporación en el equipo merengue, Pero no todo son alegrías en el clan de los Bale. Recientemente ha salido a la luz que su suegro, padre de Emma Rhys-Jones, su novia de toda la vida, a quien conoció en el instituto y con quien tiene una hija pequeña, permanece en prisión preventiva en una cárcel de Estados Unidos, donde se enfrenta a una pena de 30 años de cárcel.

Según informa el periódico británico The Daily Telegraph, Martin Rhys-Jones, de 49 años, está acusado de haber participado en una estafa a escala mundial, con la que pretendía engañar a inversores de todo el planeta para quedarse con el dinero que estaban dispuestos a invertir en una supuesta sociedad anónima. Rhys-Jones fue reclamado por la justicia estadounidense y finalmente extraditado a ese país por un fraude de más de tres millones y medio de euros. Si se comprueba el caso, el padre de Emma podría ser condenado hasta a 30 años de cárcel y a una multa de casi 200.000 euros.

Además, la justicia estadounidense lo acusa de otros delitos, entre ellos fraude electrónico y blanqueo de capitales, por los que también serán juzgadas otras 11 personas. Todo empezó en una empresa de telemarketing que Rhys-Jones abrió en Barcelona en 2005, tras divorciarse de su mujer, siempre según explica el Daily Telegraph. A través de esta actividad, para la que supuestamente contrató a seis empleados, el suegro de Bale realizaba técnicas de venta de alta presión para engañar a potenciales compradores de acciones, en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, a un precio muchísimo más alto de lo que realmente valían.

Martin Rhys-Jones, con una mujer, en la foto de su perfil de Twitter.
Martin Rhys-Jones, con una mujer, en la foto de su perfil de Twitter.

Como el fraude se produjo en España, Rhys-Jones fue procesado aquí hasta el año pasado, cuando Estados Unidos logró por fin extraditarlo a su territorio. Y es que con la estafa, llevada a cabo entre 2006 y 2009, el suegro de Bale consiguió más de tres millones y medio de euros, que eran transferidos a cuentas bancarias en Nueva York, España, Reino Unido y Suiza.

Mientras empieza su juicio, cuyo inicio se espera para el año que viene, Martin Rhys-Jones se encuentra prisionero en una cárcel estadounidense. Según informa el periódico británico, los portavoces de Bale no han querido referirse al tema. Uno de ellos declaró: “Sí, estoy al tanto, pero ¿eso qué tiene que ver con nosotros? No vamos a hacer comentarios”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >