Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón apuesta por ceder a Aguirre las escuelas infantiles, los centros de salud y las residencias de mayores

El alcalde de Madrid reclama la gestión municipal de instalaciones deportivas, bibliotecas, centros de día y albergues juveniles durante su comparecencia en la comisión de duplicidades

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha comparecido esta mañana ante la Comisión de Duplicidades constituida en la Asamblea regional para dirimir qué servicios corresponden a los municipios y cuáles a la Comunidad. La oposición ha criticado que ambas administraciones mantengan encuentros al margen de la comisión, vaciándola en su opinión de contenido. De hecho el Partido Socialista ha "roto relaciones" con el alcalde en el Ayuntamiento por, según denuncia, orillarle en este asunto. El PP ha argüido que los contactos a nivel técnico facilitan luego los acuerdos políticos, y el alcalde ha apostillado que es tarea del Gobierno municipal acometer esa tarea, que luego, según dijo, debe ser examinada y sancionada (o no) por el pleno, en el que está presente la oposición. Además, Gallardón ha clarificado qué competencias considera que deberían quedan en manos de la Comunidad, y cuáles tendrían que mantener su carácter municipal.

El alcalde ha establecido para empezar tres categorías en esta materia: las competencias compartidas, en las que la responsabilidad de ambas administraciones es complementaria y deseable; aquellas en las que se incurre en duplicidades pero "con un grado de complejidad técnica" que ha llevado "a no abordarlas en un primer momento" (empleo y vivienda pública, ha citado a modo de ejemplo); y aquellas tan "evidentes que se pueden resolver ahora". Estas últimas son los centros de día para mayores, las residencias geriátricas, las escuelas infantiles, las instalaciones deportivas, los albergues juveniles, los centros de atención sanitaria, las políticas de prevención sanitaria, las bibliotecas, el régimen sancionador, los servicios de emergencia y el metro.

Centros de día y residencias. Según el alcalde, atendiendo a un criterio de proximidad deberían ser gestionados por los ayuntamientos. Los centros gerenciales de mayores, sin embargo, "deben ser una competencia exclusiva de la Comunidad porque tienen un impacto supramunicipal".

Escuelas infantiles. "Hay que considerar prevalentes las competencias de Educación, que corresponden a las comunidades. Nuestra propuesta es que sea el Gobierno regional el que asuma la gestión de las escuelas infantiles".

Bibliotecas. Gallardón considera que debe aplicarse la normativa de base estatal, que asigna la responsabilidad sobre las bibliotecas a los municipios. Así, la red regional debería ser transferida a los ayuntamientos.

Instalaciones deportivas. Considera el alcalde que son competencia municipal. "No se debe cerrar la utilización de las grandes infraestructuras de Madrid a los ciudadanos de otros municipios, pero eso no implica la pérdida de su titularidad".

>Albergues juveniles. Teniendo en cuenta "su carácter singular y su vinculación a las políticas de juventud, en las que existe un criterio de proximidad", considera que deben ser competencia municipal.

Sanidad. Es una competencia regional, lo que afecta a todos los centros asistenciales (de atención primaria, drogas, etc.). Sí quiere "mantener" el alcalde las políticas de prevención, incluidas las referidas a drogodependencias. Respecto a la atención telefónica de emergencias, ha apostado por integrar el 092 y en el 112, "porque lo que importa es que los ciudadanos tengan un solo número". Además, cree que el Samur, "en razón de la extensión y calidad de su servicio, podría asumir la atención urgente en domicilios de la capital, con la correspondiente aportación parcial de medios por parte del Summa, que prestaría la atención fuera de la ciudad". Ahora, el Samur municipal atiende a los enfermos en la vía pública en Madrid, y el Summa regional lo hace en los domicilios de la capital y en todos los ámbitos fuera de esta.

Metro. Gallardón ha insistido en que debe gestionarlo íntegramente el Gobierno autonómico porque "es como una red de cercanías suprarregional". Así aparece reflejado en los presupuestos municipales, que en los que este año se ahorra 159 millones al año al dejar de abonar el 50% de los costes de explotación de la empresa. "Quien cedió el metro no ha sido este Gobierno municipal sino el socialista presidido por Juan Barranco, que cedió el usufructo de sus acciones sin composición alguna al Consorcio Regional de Transportes. Mantener la nuda propiedad no sirve de nada, lo que recibe ahora el Ayuntamiento es infinitamente más", ha añadido

Régimen sancionador. El Ayuntamiento quiere mantener las multas relacionadas con la tenencia de animales. No ha explicado si el resto (por ejemplo, botellón, ruido, etcétera) pasaría a ser competencia exclusiva del Gobierno regional.

En cualquier caso, Gallardón ha pedido que se estudie "caso por caso" todas las facetas del proceso, en lo que tiene que ver con las circunstancias de cada competencia y de cada municipio implicado. "Nos estamos jugando la viabilidad de todos los ayuntamientos", y las soluciones "no tienen por qué ser homogéneas". Es fundamental también, a su juicio, "la voluntad política, para llegar allí dónde el legislador constituyente no quiso llegar pero tampoco impidió hacerlo" con el fin de dirimir las competencias de las regiones y los municipios.

La diputada y portavoz de IU en la comisión, Eulalia Vaquero, le ha recriminado: "Nos hemos sentido ninguneados en esta comisión porque el reparto se estaba haciendo en un sitio ajeno. Nosotros llamábamos a comparecer a expertos y alcaldes, y ustedes negociaban por su parte". "No nos parece de recibo que lo hagan con opacidad y hurtándonos la información", ha señalado, en la línea de lo denunciado poco antes por el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid. Además, ha llamado "irresponsable" al alcalde por la tasación de las acciones municipales del Canal de Isabel II. "O usted sabe algo que los demás no sabemos, o es un irresponsable", ha dicho el portavoz de la formación. En los presupuestos municipales se tasa el 7% de esa empresa en 245 millones, de acuerdo con un informe financiero.

El PSM ha criticado también "la prisa y opacidad" en la negociación, y ha exigido a Gallardón que "rectifique" y "ponga en marcha una comisión" municipal para que "arranque el diálogo" con la oposición que "ancle sólidamente" las conclusiones del proceso. El PP regional ha alegado en respuesta a esa crítica la diferencia que a su juicio hay entre las negociaciones "a nivel técnico" con la capital y el ámbito "político" de Comisión. "Madrid es más del 50% de la Comunidad, es lógico que se lleve a cabo el trabajo técnico para que se pueda llegar a un acuerdo político con mayores garantías", ha dicho su portavoz, Íñigo Henríquez de Luna.

Por su parte, el alcalde ha querido responder tanto a la oposición en la Asamblea como al líder socialista en el Ayuntamiento, Jaime Lissavetzky. "El Ejecutivo debe poner en marcha medidas que luego serán controladas y aprobadas [o rechazadas] por el Legislativo. La oposición legisla y controla [a través de su presencia en el pleno], pero no gobierna. Y el Gobierno gobierna, pero no hace oposición", ha explicado.