Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El billete sencillo de Metro cuesta 50 céntimos más a partir de hoy

Con este incremento Madrid pasa a tener el billete sencillo más caro de España

A partir de hoy el billete sencillo de metro cuesta 50 céntimos más. Entra en vigor la subida del 50% del precio del título sencillo, de un euro a 1,50 euros que la Comisión de Precios del Consorcio de Transportes de Madrid aprobó el pasado miércoles para los servicios de transporte de Metro, EMT y Metro Ligero. "La gente se queja y dice que la subida es excesiva", cuenta una taquillera del Metro. "Echan la culpa a la Comunidad", explica la trabajadora que calcula que más o menos la mitad de los pasajeros ya sabía que la subida se aplicaba desde esta mañana.

El incremento, que afecta al 8% de los viajeros, convierte a Madrid en la ciudad con el billete sencillo de metro y de autobús urbano más caro de España , seguido de Barcelona (1,45) y San Sebastián y Valencia (1,40). "Hay quien se va a llevar un susto al pagar", comenta Margareth Lucindo, brasileña de 39 años que vive en Madrid desde hace tres. Compra dos billetes sencillos para ir a una entrevista de trabajo y al médico. Los utiliza porque está en paro y no suele montarse habitualmente en Metro. La subida le parece "abusiva". Ir a buscar trabajo les sale desde hoy más caro.

La Organización De Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado que la tarifa madrileña triplica la de Zamora y la de Palencia y ha recordado que el metrobús -el bono de 10 viajes- que cuesta 9,30 euros tampoco es barato en comparación con el de Barcelona (8,25 euros), el de San Sebastián (7,30 euros) o el de Valencia (6,55). "Si sumas de uno en uno lo vas notando" comparado con el abono mensual, cuenta Paul Tituaña. "Es muy caro", dice con resignación este cristalero en paro, de 32 años. A Verónica Genovés no le parece para "tanto, viendo lo que vale el tique mensual". La joven se acaba de dar cuenta de la subida al comprar un billete sencillo porque se había olvidado el abono de agosto.

En la comisión en la que se aprobó la subida estuvieron presentes la Dirección General de Consumo, la Dirección General de Transportes, la Dirección General de Comercio, el sindicato Comisiones Obreras, la Federación de Municipios de Madrid y un experto. A la reunión no asistió ningún representante de la patronal madrileña.

El precio del billete sencillo no subía desde el año 2004, cuando su coste era de 1,15 euros y se rebajó a un euro. Desde entonces ha permanecido congelado. "La actualización tarifaria es absolutamente necesaria para garantizar el equilibrio presupuestario del Consorcio de Transportes", según el Gobierno autonómico aunque la OCU considera que la subida "no se corresponde con una mejora en el servicio y desincentiva el uso del transporte público en contra de las políticas de contención de la contaminación".

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ha considerado hoy "razonable" la subida del precio porque "hay muy pocas ciudades que hayan invertido tanto dinero en transporte público y tiene que haber una parte que se pague por los usuarios".

Igualmente, los billetes sencillos de algunos de los autobuses interurbanos se incrementan en 10 céntimos, una subida que afectará al 3,4% de los usuarios. En el caso de las tarifas interiores a las zonas A, B1, B2, B3, C1 y C2, pasa de 1 a 1,10 euros; y en A-B1, B1-B2, B2-B3, B3-C1 y C1-C2, de 1,50 a 1,60 euros. Para los billetes de las zonas A-B2, B1-B3, B2-C1 y B3-C2, se pasa de 2 a 2,10 euros; en la A-C2, de 4,20 a 4,30 euros.