Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

10.000 agentes velarán por la seguridad en la "visita de alto riesgo" del Papa a Madrid

Se cortará el eje Prado-Recoletos del 12 al 16 y la zona de Alcalá adyacente.- Samur adiestra en primeros auxilios a 4.000 voluntarios

La delegada del Gobierno de Madrid, Dolores Carrión, y el concejal de Seguridad de la capital, Pedro Calvo, han presentado esta mañana el importante dispositivo policial compuesto por más de 10.000 agentes que se va a poner en marcha para velar por la seguridad durante la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará del 16 al 21 de agosto. La visita del Papa a Madrid está considerada "de máximo riesgo". Se calcula que entre un millón y 1.300.000 de visitantes se sumen a los miles de turistas que en agosto acuden a la capital.

Serán 6.150 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a los que se sumarán 4.000 de la Policía Municipal de Madrid, que controlarán especialmente la zona del aeropuerto de Barajas y San Lorenzo del Escorial -que visitará el Papa el 19 de agosto-. De los 6.150 policías, muchos serán movilizados de otras comunidades y pertenecen a la unidades de intervención policial o antidisturbios. Por su parte, Protección Civil-Samur establecerá puestos sanitarios en las 220 sedes de peregrinos y está formando en primeros auxilios a 4.000 voluntarios de la jornada.

En cuanto a la afectación al tráfico, se cortará el eje Prado-Recoletos del 12 al 16 y la zona de Alcalá adyacente y se producirán también otros "importantes" cortes y desviaciones durante esas fechas. Ayuntamiento y Delegación piden a los ciudadanos que usen transporte público tanto para ir a la ciudad como para moverse dentro de ella, pero les advierte de que se informen muy bien de su recorrido, ya que muchas líneas habituales tendrán que cambiar su trazado o incluso serán suspendidas a causa de los cierres al tráfico. En todos los desplazamientos del Papa se darán itinerarios alternativos y vías de salida.

El día central de la jornada, el 20 de agosto, cuyo escenario será Cuatro Vientos, irá aparejado de un fuerte dispositivo del Samur y también de los bomberos por si fuera necesario "regar" a los asistentes para evitar lipotimias.

Sobre el coste de la visita, que se calcula en 50 millones de euros y que ha sido criticado por el Foro de Curas de Madrid y los sindicatos, el secretario general de la fundación creada al efecto, Madrid Vivo, Javier Cremades, ha indicado que las empresas españolas que integran el Patronato de la Fundación aportarán unos 15 millones.

Cremades ha apuntado, en una entrevista a Europa Press, que estos 15 millones de euros resultan de la suma de las aportaciones dinerarias, en especie y de experiencia y ha asegurado que es una oportunidad para las empresas de "colaborar con un evento que es responsabilidad social de todos".