El Gobierno insiste: "Decretar el estado de alarma fue una decisión valiente y necesaria"

Tras el caos aéreo del puente, Chacón asegura que el Gobierno "ha dejado claro que hay garantías para evitar que vuelva a suceder".- Rubalcaba asegura que era necesario "cortar" con los privilegios de los controladores

El Gobierno multiplica sus esfuerzos para explicar su gestión de la crisis generada por los controladores aéreos el pasado viernes y que ocasionó cientos de miles de miles de afectados en los aeropuertos españoles. El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y la ministra de Defensa, Carme Chacón, han defendido esta mañana la adopción del estado de alarma y la movilización del Ejército, un hecho sin precedentes en la historia de la democracia española, y han insistido en que el Ejecutivo ha creado las condiciones para que no se vuelva a dar una situación similar.

Chacón, que ha recordado que esa decisión aumentó el número de controladores en sus puestos del 50 al 98%, ha asegurado en la Cadena Ser , que el Gobierno ha "demostrado valentía" y ha asegurado que "Fomento había puesto en marcha proyectos como la liberación de la aviación civil" y la disposición de personal militar por si se les necesita. "Hemos dejado claro que hay garantías para evitar que vuelva a suceder". Como ya hizo ayer el responsable de Fomento, José Blanco, la ministra de Defensa ha confirmado que "habrá consecuencias penales y civiles" para los controladores porque "nadie puede abusar así de sus privilegios y dejar en la cuneta a tanta gente". El objetivo del Gobierno de Zapatero es crear las condiciones para evitar nuevas crisis aéreas en el futuro.

Más información

Sobre la prórroga del estado de alarma, Chacón ha afirmado que el Ejecutivo lo ampliará si lo cree conveniente, aunque para eso necesita el permiso del Parlamento.

Fin de los "privilegios"

Por su parte, Rubalcaba ha asegurado que era necesario tomar medidas: "No había ministro de Fomento que se atreviera con ellos y cada vez se le concedían más privilegios, que había que cortar y eso ha hecho el ministro", ha reiterado.

El vicepresidente primero ha reiterado que a quienes han montado el caos "no les puede salir gratis" y tendrán que dar cuenta de sus responabilidades porque no se puede abandonar el puesto de trabajo "y dejar a los ciudadanos tirados".

Respecto al origen de la crisis, ha explicado que todo tiene su origen en el "edificio de privilegios" del que disfrutan los controladores, quienes pretendían mantener esta situación con la propuesta de convenio colectivo que presentaron hace unos días al ministro de Fomento, José Blanco. AENA ha aclarado estos días que los controladores deben trabajar 1.840 horas anuales, según el Estatuto de los Trabajadores con carárcter general.

El rechazo de Blanco a este documento, según Rubalcaba, hizo que la protesta inicial de algún controlador en Galicia se extendiera como una "mancha de aceite", ante lo cual el Gobierno decidió actuar para que el problema no afectará de lleno a los aeropuertos durante las navidades.

Lo más visto en...

Top 50