Crisis de Gobierno

Ramón Jáuregui, un todoterreno de la política

El político vasco entrará por primera vez en el Gobierno central como ministro de Presidencia tras acumular un amplio conocimiento en las administraciones local, autonómica y estatal

Ramón Jáuregui, de 62 años, nacido en San Sebastián, lleva desde hace muchos años en la primera línea de la política y ha pasado por los tres niveles de la administración: estatal, autonómico y local. Inició su carrera política como presidente de la primera gestora de San Sebastián en 1977, tras la salida del último alcalde franquista. Posteriormente fue secretario general de la UGT vasca.

En 1982, con la llegada al Gobierno de Felipe González, Jáuregui fue nombrado delegado del Gobierno en el País Vasco, su primer cargo en la política nacional. Sin salir del País Vasco, pasó a la política regional como vicepresidente del Gobierno vasco en la etapa de coalición PNV-PSE, con José Antonio Ardanza como lehendakari. Durante ese tiempo fue secretario general del Partido Socialista de Euskadi.

Más información

Tras la derrota electoral del PSOE en 1996, Jáuregui dio el salto a Madrid, como miembro de la Ejecutiva general del PSOE con Joaquín Almunia. Tras la derrota de éste y la llegada de José Luís Rodríguez Zapatero a la secretaría general del PSOE, fue nombrado portavoz de la comisión constitucional del Congreso y en la siguiente legislatura, 2004-2008, secretario general del Grupo Parlamentario socialista en el Congreso y desde mayo del año pasado eurodiputado.

Ramón Jáuregui es un todoterreno de la política, conocedor de todas las administraciones, la local, la autonómica y la estatal, dirigente del partido en Euskadi, especialista en temas laborales, autonómicos y terroristas, ha sido un permanente candidato, incluso en los tiempos de Felipe González a ser ministro y a los 62 años, cuando ya nadie pensaba que iba a ser ministro ha logrado alcanzar esta meta. De hecho, estos días ha sonado con fuerza como sustituto de Celestino Corbacho al frente del Ministerio de Trabajo, que finalmente ha ido a Valeriano Gómez.

Es un gran comunicador, de talante moderado y con mucha capacidad de consenso, muy respetado por los partidos de la oposición.

Rubalcaba sustituye a de La Vega y cambia siete ministerios

VIDEOGALERIA: La remodelación del Gobierno Zapatero y sus reaccionesAGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50