Los gobiernos de Zapatero

La de hoy es la octava remodelación en seis años. Solo un miembro del Ejecutivo, Elena Salgado, sobrevive desde 2004

38 ministros y ocho cambios en seis años: La remodelación del Gobierno decidida por el presidente Zapatero es la octava en seis años. Solo un miembro del Gobierno, Elena Salgado, ha sobrevivido a las sucesivas crisis del Ejecutivo desde que el PSOE ganó las elecciones en 2004. Salgado, actual vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, pasó de Sanidad a Administraciones Públicas. Cada nuevo equipo de Zapatero supone una apuesta con apellido: Pérez Rubalcaba se hizo cargo de Interior en 2006 ante la crucial negociación con ETA para el fin de la violencia; Chacón se convirtió en 2008 en la primera ministra de Defensa en la historia de España. En el 2009, el envite del presidente para imprimir un cambio de ritmo en la lucha contra la crisis fue Elena Salgado, la primera vicepresidenta económica en la historia de España. La apuesta de hoy, con la presencia en puestos decisivos del Gobierno de dos de los políticos socialistas, Rubalcaba y Jáuregui, que mejor conocen la situación política de Euskadi y la política antiterrorista, certifica que el presidente coloca como objetivo fundamental del tramo final de su segunda legislatura el proceso terminal de ETA. También entran en el Gobierno Valeriano Gómez, Leire Pajín y Rosa Aguilar

Más información
Zapatero remodela ampliamente su Gobierno
Ramón Jáuregui, un todoterreno de la política
Arenas: "No sé si mejor Gobierno, pero proyección pública, sí"

7 de abril de 2009

Ante la grave crisis económica y las discrepancias cada vez más marcadas con Pedro Solbes, responsable de Economía, José Luis Rodríguez Zapatero acomete la mayor renovación del Gobierno en sus cinco años como presidente. Sus propósitos son "vencer a la crisis", recuperar el pulso político y superar su situación más delicada desde que ocupa el palacio de La Moncloa.. Los pilares del cambio son la nueva vicepresidenta económica, Elena Salgado, que releva a Pedro Solbes; Manuel Chaves, que ocupa una nueva vicepresidencia encargada de la política territorial, y José Blanco, ministro de Fomento. El Ejecutivo que nombró tras su victoria electoral de marzo de 2008 se convirtió en uno de los más efímeros de la etapa Zapatero. Con apenas un año de su gestión, seis de los diecisiete ministerios cambian de manos. Entran cinco ministros: Ángel Gabilondo (Educación), Ángeles González Sinde (Cultura), Trinidad Jiménez (Sanidad), José Blanco (Fomento) y Manuel Chaves (Política Territorial), y salen otros cinco: Pedro Solbes (Economía y Hacienda), Magdalena Álvarez (Fomento), Mercedes Cabrera (Educación), Bernat Soria (Sanidad) y César Antonio de Molina (Cultura).

23 de febrero 2009

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero aceptó la dimisión del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, muy debilitado políticamente por sus conflictos con jueces y funcionarios, y convertido en las últimas semanas en el clavo ardiendo al que se agarró el PP y los medios de comunicación afines para intentar escapar de sus escándalos de corrupción y espionaje. En el Gobierno y en el PSOE nadie hizo nada por salvarle. Le sustituyó Francisco Caamaño, secretario de Estado de Asuntos Constitucionales, que negoció con la oposición la mayoría de las leyes de la era Zapatero.

11 de abril de 2008

Tras las elecciones generales celebradas el 8 de marzo, José Luis Rodríguez Zapatero conformó un Gobierno en el que, por primera vez en la historia de España, figurará una mujer, Carme Chacón, al frente del Ministerio de Defensa. El nuevo equipo gubernamental será también el primero en el que, además, habrá más mujeres que hombres y en el que se creará un inédito Ministerio de Igualdad. Por lo demás, la continuidad es el rasgo dominante del nuevo Ejecutivo, en el que entran cinco nuevos ministros y salen cuatro del anterior Gabinete. El núcleo duro del Gobierno -las dos Vicepresidencias; los titulares de Exteriores y Justicia- continuó, con una excepción: el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que lo abandonó. En el terreno de las novedades, destacó como figura emergente la de Miguel Sebastián, ex jefe de la Oficina Económica de la Moncloa y ex candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid. Sebastián se hizo cargo del Ministerio de Industria. Dos personas de su confianza serán responsables del ministerio de Innovación –de nuevo cuño- y de Vivienda: la biomédica guipuzcoana, Carmen Garmendia, y Beatriz Corredor, respectivamente. La presión del dirigente socialista andaluz, Manuel Chaves, fue decisiva para que Zapatero mantuviese a la malagueña Magdalena Álvarez, al frente de Fomento, e incorporase a la gaditana Bibiana Aído, al frente del nuevo Ministerio de Igualdad. La cuota catalana estuvo representada por la nueva ministra de Defensa, Carme Chacón, dirigente del PSC y ex ministra de Vivienda, y por el alcalde de Hospitalet de Llobregat y presidente de la Diputación de Barcelona, Celestino Corbacho, nuevo titular de Trabajo e Inmigración. En el nuevo Gobierno también hubo cuota vasca con la presencia de la ministra de Innovación y Desarrollo, Cristina Garmendia. Los cuatro ministros que abandonan el Gobierno eran los responsables de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera; de Medio Ambiente, Cristina Narbona; de Industria, Joan Clos; y de Defensa, José Antonio Alonso, designado portavoz del grupo Parlamentario Socialista.

6 de julio 2007

José Luis Rodríguez Zapatero aprovechó el cambio por sorpresa de cuatro ministros de su Gobierno, a sólo ocho meses de las elecciones, para enviar a la sociedad el mensaje de recuperación de la iniciativa política. Zapatero destacó en una breve comparecencia convocada en La Moncloa para comunicar los cambios que sus prioridades estarían fijadas en las reformas sociales, la investigación y la cultura. Elena Salgado dejó Sanidad para dirigir el Ministerio de Administraciones Públicas, a cuyo frente estaba Jordi Sevilla. Entraron en el Gobierno Bernat Soria, en Sanidad, César Molina, en Cultura, y Carme Chacón, en Vivienda, Estos dos últimos sustituyeron, respectivamente, a Carmen Calvo y a María Antonia Trujillo.

7 de febrero de 2007

Juan Fernando López Aguilar, titular de Justicia, dejó el cargo para presentarse como candidato a la presidencia del Gobierno canario en las elecciones autonómicas del 27 de mayo. Rodríguez Zapatero envía una señal de autoridad al mundo de la justicia con el nombramiento de Mariano Fernández Bermejo en un momento de fuertes tensiones entre el Gobierno socialista y el poder judicial.

29 de agosto 2006

El hasta entonces alcalde de Barcelona, Joan Clos, sustituyó a José Montilla al frente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, resolvió así la crisis desencadenada por el nombramiento de Montilla como candidato socialista a la presidencia de la Generalitat.

7 de abril de 2006

En pleno ecuador de su mandato el presidente acometió su primera remodelación de Gobierno. Zapatero sorprendió a todos con una reforma de notable alcance político de cuya preparación muy pocos habían tenido noticia. El titular de Interior, José Antonio Alonso, sustituyó a José Bono en Defensa. En lugar de Alonso, Zapatero decidió situar a un veterano dirigente socialista que había desempeñado uno de los papeles más importantes en la política antiterrorista, el hasta entonces portavoz parlamentario, Alfredo Pérez Rubalcaba. Para rematar los cambios, Zapatero decidió prescindir de María Jesús San Segundo como ministra de Educación tan sólo unas horas después de que se aprobara la Ley Orgánica de Educación (LOE), una de las principales promesas electorales del presidente. San Segundo es sustituida por la diputada Mercedes Cabrera, presidenta de la Comisión de Educación del Congreso y número dos en la lista del PSOE por Madrid de las últimas elecciones.

Rubalcaba sustituye a de La Vega y cambia siete ministerios<p class="figcaption estirar"><span class="titulo"><a href="http://www.elpais.com/multigalerias/espana/remodelacion/Gobierno/Zapatero/reacciones/20101020elpepunac_3/Zes">VIDEOGALERIA: La remodelación del Gobierno Zapatero y sus reacciones</a></span>AGENCIA ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS