El fiscal pedirá que Millet y Montull vuelvan a declarar por el saqueo del Palau

Las comisiones del 4% a CiU podrían ser una pieza separada

La fiscalía de Barcelona pedirá al juez Juli Solaz la próxima semana que cite a declarar de nuevo a los saqueadores confesos del Palau de la Música Fèlix Millet y Jordi Montull, así como a la hija de éste, Gemma Montull. Los tres ya comparecieron en el juzgado hace ahora un año, pero en aquella ocasión el juez no permitió preguntas que no se recogiesen en la querella inicial del fiscal.

Desde entonces ha llovido mucho y aquella querella inicial del fiscal, que algunos consideraron temeraria en un primer momento, no sólo se ha confirmado, sino que ha quedado en la punta del iceberg de un saqueo sin precedentes en España en una entidad cultural. Tal es así que los 2,29 millones que el fiscal consideraba hace un año que se habían desviado de las arcas del Orfeó Català, serían en realidad 35,1 millones de euros, según recoge el informe redactado por los peritos de Hacienda y entregado al juzgado hace poco más de un mes.

Más información

La fiscalía considera imprescindible interrogar a los tres principales acusados no sólo sobre las cantidades desviadas y que les convierten en supuestos autores de los delitos de apropiación indebida y falsedad, sino sobre el destino y la utilización del dinero. Una parte del saqueo fue directamente a los bolsillos de los Millet y los Montull en forma de pagos a las empresas de sus esposas por trabajos no realizados, a sufragar sus lujosas vacaciones o a costear las reformas de sus viviendas, pero otra parte pudo servir para financiar a Convergencia. Concretamente, la Agencia Tributaria considera que la constructora Ferrovial pagó comisiones ilegales de hasta el 4%, del presupuesto de obras públicas adjudicadas por los Gobiernos de CiU desde 2000. Los pagos se habrían realizado a través del Palau de la Música.

La investigación judicial sobre la supuesta financiación irregular del partido que lidera Artur Mas podría convertirse en una piedra en el zapato en la precampaña electoral catalana y por ello, los abogados del despacho de Pau Molins, de reconocido marchamo convergente y que ahora sólo defienden a los Montull, están dispuestos a evitarlo como sea. De entrada, ya han solicitado al juez que aplace un mes la comparecencia de los peritos de Hacienda, prevista para el 1 de octubre, con el argumento de que para entonces no habrán tenido tiempo de estudiar el informe pericial que les fue entregado el 4 de agosto.

Esta parte de la investigación puede acabar siendo una pieza separada del proceso. Al menos esa es la intención que baraja la fiscalía y es muy posible que así lo solicite al juez Solaz cuando declaren los testigos. "De momento vamos por partes. Primero que declaren de nuevo Millet, Montull y Gemma y luego ya veremos. Si hace faltar llamarles de nuevo, se les llamará", se asegura desde la fiscalía.

Lo más visto en...

Top 50