Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte advierte de que si hay imputados por el 'caso Brugal' los retirará del partido

El dirigente socialista exige al PP valenciano que excluya de sus listas a los cargos investigados por corrupción

"Cuando una autoridad judicial decida que un militante socialista está imputado, en este partido se le retira", ha advertido hoy el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, ante la investigación del caso Brugal, en el que aparecen citados el ex secretario de Finanzas Josep Cataluña, el ex secretario de Organización y ahora diputado autonómico Vicent Sarrià, y el portavoz en la Diputación de Alicante, Antonio Amorós. "Los dirigentes socialistas gozan de la presunción de inocencia, como cualquier otro ciudadano, pero aquellos que tienen responsabilidades políticas tienen la responsabilidad de explicarse a los ciudadanos, de dar la cara y jamás atacar a un juez", ha afirmado Alarte. No obstante, ha querido dejar claro que "una cosa es una imputación judicial", que de momento no existe, y otra "lo que es un montaje de calumnias del PP". "Eso ya nos ha pasado", ha recordado.

El secretario general de los socialistas valencianos ha hecho una "reflexión de fondo" sobre la corrupción política en España. "El problema de la corrupción política siempre es el mismo: la condición humana hace que esta exista. El problema es cómo reaccionan los partidos ante ella y la reacción del señor Camps y del señor Rajoy es vergonzosa y degrada a las instituciones".

"Estamos en un momento en que es más meritorio ser un dirigente imputado que ser un dirigente honrado para ser candidato en el PP", ha rematado. "De momento, no hay un auto [que implique a los dos militantes socialistas]. El PP balear va a hacer lo mismo que nosotros", ha recalcado Alarte en referencia a la decisión de los populares de Baleares de vetar en sus listas electorales a imputados por la justicia. Si el PP valenciano utilizara la misma tesis, se tendría que autodisolver", ha concluido en referencia a las imputaciones del presidente Francisco Camps por supuesto cohecho impropio pasivo en el caso Gürtel, y las de los dos presidentes provinciales del PP de Castellón, Carlos Fabra, por supuesto delito fiscal, y de Alicante, José Joaquín Ripoll, por la adjudicación de la contrata de basura de la Vega Baja en el caso Brugal.

"Nunca me he doblegado a presiones"

El portavoz socialista en la Diputación de Alicante, Antonio Amorós, ha negado esta mañana cualquier vinculación con el caso Brugal, y especialmente con la adjudicación de la planta de basuras de la Vega Baja. "Nunca me he doblegado a presiones canallas, interesadas y corruptas", ha subrayado Amorós, quien niega conocer a Rafael Gregori, empresario imputado en el sumario. En una conversación grabada por la policía que consta en el sumario, Gregori comenta al empresario Ángel Fenoll, también imputado, que Amorós supuestamente pide dinero por apoyar la adjudicación. "Este quiere tocar más billetes", afirma Gregori. El portavoz socialista ha insistido en que no conoce personalmente a Gregori ni ha hablado con él. "Siempre he defendido el interés de los ciudadanos", ha manifestado.

Blasco: "Estar imputado no es estar condenado"

El portavoz del PP en las Cortes, Rafael Blasco, ha afirmado que el PP en cada autonomía "es independiente para hacer sus listas" electorales y, respecto a la decisión del PP de Baleares de los imputados no sean candidatos, ha dicho que el resto de comunidades adoptará "aquello que estime más oportuno".Blasco ha puntualizado que el hecho de que el partido decida en cada comunidad qué miembros van en las listas "es un derecho que se corresponde con la estructura orgánica que tiene el PP".

También ha incidido en que "estar imputado no es estar condenado", y en que "hasta que la justicia no finalice todo un procedimiento y se dé una sentencia firme", hay que presumir "la inocencia de las personas, evitar los juicios paralelos y respetar el derecho a una defensa justa que tiene cualquier persona". Por último, ha defendido que ello "es lo que tienen que hacer los que tienen convicciones democráticas y no quieren utilizar estas circunstancias también para hacer politiquería barata".

Más información