Cárcel para Lindsay Lohan

Una juez condena a la actriz a 90 días de prisión por no asistir a varias clases para superar la adicción al alcohol

No es la primera vez que Lindsay Lohan escucha de boca de una juez que debe ir a la cárcel, pero en esta ocasión la cosa parece más seria. Si en 2007 fue condenada a pasar un día entre rejas, aunque cumplió solo una hora y media, esta vez la pena ha subido a 90 días por haberse saltado varias clases para superar la adicción al alcohol.

Las clases eran una de las condiciones, junto con la prohibición de beber alcohol, que le fue impuesta en la libertad condicional tras haber sido arrestada por conducir borracha en 2007. Desde el mes de mayo, Lindsay Lohan, que escuchó entre lágrimas la sentencia, también tiene que llevar una pulsera que detecta si consume alcohol.

En la vista de Lohan testificó Cheryl Marshall, copropietaria del programa de clases educativas que siguió Lohan, y afirmó que la actriz faltó hasta en nueve ocasiones a su cita. Por su parte, Lohan dijo al juez que no se toma su situación "como una broma". "Es mi vida. Es mi carrera. Soy responsable de mis acciones. Lo he hecho lo mejor que he podido. No quiero que piense que no la respeto", aseguró la actriz, que en los últimos años es más conocida por su vida de escándalos que por sus interpretaciones.

Más información
Lindsay Lohan cambia la moda de Cannes por un brazalete para medir el alcohol
Lindsay Lohan condenada a un día de cárcel
Lindsay Lohan, hora y media en la cárcel
Lindsay Lohan, fugitiva de la justicia por fuerza mayor
Nueva orden de arresto para Lindsay Lohan
Lindsay Lohan ingresa en un centro de rehabilitación
Lindsay Lohan se reencuentra a medias con la libertad
La jueza que mandó a la cárcel a Lindsay Lohan se retira del caso
Lindsay Lohan vuelve a rehabilitación

A finales de mayo, la juez ordenó la detención de Lohan después de que ésta no compareciera a la vista para revisar su caso. Entonces, la actriz puso como excusa que se encontraba en el festival de cine de Cannes, en Francia, y que alguien le había robado el pasaporte. Revel se reunió con los abogados de Lohan, que obtuvo la libertad condicional tras pagar 100.000 dólares, y ordenó que la artista llevara en todo momento una pulsera que detecta la ingesta de alcohol.

El pasado 8 de junio, Revel volvió a ordenar la detención de la actriz por violar de nuevo los términos de su libertad condicional y le impuso una fianza de 200.000 dólares. La pulsera, según publicó la prensa local, se activó durante la gala de los MTV Movie Awards, en la noche del 6 de junio, aunque la juez no especificó en qué forma Lohan violó su libertad condicioal. Revel ordenó entonces que la joven se sometiera a controles aleatorios de drogas, una vez por semana, a cambio de evitar la cárcel.

La actriz Lindsay Lohan llora junto a su abogada tras conocer la sentencia que la condena a 90 días de cárcel.
La actriz Lindsay Lohan llora junto a su abogada tras conocer la sentencia que la condena a 90 días de cárcel.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS