Cita en La Moncloa tras 18 meses

Zapatero y Rajoy acuerdan reformar la Ley de Cajas en tres meses y agilizar las fusiones

El presidente se felicita por el apoyo al plan de rescate de Grecia y asume discrepancias en cómo sacar adelante la reforma laboral.- Zapatero: "Cumpliremos con la reducción del déficit al 3% en 2013".- Rajoy: "Hay una alternativa, cuando los españoles quieran"

La reunión entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha concluido tras dos horas y 15 minutos, una de las entrevistas más largas que han mantenido hasta el momento y la primera en 18 meses. En la cita han tratado en profundidad la situación de Grecia tras la activación del rescate negociado por la Unión Europea y el FMI y la reestructuración de las cajas de ahorros españolas. Fiel a su puntualidad, Rajoy ha llegado minutos antes de las diez de la mañana a la cita, mientras Zapatero ha salido a recibirle a los pies de la escalera.

Tras la reunión, ambos han comparecido por separado y han anunciado dos grandes acuerdos en materia de cajas de ahorros. En su comparecencia posterior, Zapatero ha querido poner en valor dichos acuerdos, ya que versan sobre el origen de la crisis, y ha restado importancia a las diferencias que han surgido en el encuentro.

Más información

El primero se dirige a agilizar el proceso de reestructuración del sector para asegurar que todas las entidades que se quieran acoger al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) lo haga antes del 30 de junio, el mismo plazo que dio Bruselas a las entidades para solicitar ayudas.

En segundo lugar, se negociará una reforma de la Ley de Cajas que, según el documento común que ha leído el propio Rajoy, servirá para crear "un marco jurídico estable que garantice la independencia y transparencia de sus órganos de gestión" y que permita la entrada de cuotas participativas con derechos políticos para que las entidades puedan acudir al mercado de capitales y financiarse, tal y como ha explicado el jefe de la oposición, que se ha mostrado favorable.

Al respecto, Zapatero ha matizado a Rajoy y le ha recordado que la responsabilidad del Ejecutivo en este campo es limitada, ya que, en primer lugar, depende de las propias cajas y, en segundo, de los Gobiernos autónomos. La obligación del Gobierno central es, según el presidente, poner a disposición de las entidades "los recursos y el marco legislativo", algo que, en su opinión, existe desde junio de 2009 con la aprobación del FROB y la reforma normativa anunciada hoy.

Zapatero ha reconocido que un tercio de las cajas de ahorros aún no ha iniciado los procesos de fusión que precisan para garantizar su futuro, motivo que justifica la necesidad de cambiar la ley. El proyecto de reforma será redactado por el Ejecutivo en los próximos días para, tras ser remitido al PP, alcanzar un acuerdo antes de tres meses. El presidente ha confiado en lograrlo ya que, según ha declarado en la rueda de prensa posterior a la reunión, "hay sintonía en los aspectos fundamentales que van a incorporarse" a la nueva norma.

Rescate de Grecia y coto a la especulación

El segundo gran punto del orden del día tratado ha sido el rescate de Grecia. El presidente del Gobierno se ha mostrado muy "satisfecho" con el apoyo que le ha dado Rajoy, a quien ha agradecido que lo haya hecho público.

Rajoy, por su parte, ha asegurado que ya mostró su aprobación al plan en un pleno monográfico celebrado en el Congreso el pasado 21 de abril. "Nuestra apuesta es el euro y la mejor manera de defenderlo es apoyar a Grecia, como han hecho todos los países de la zona euro", afirmó. Rajoy aseguró ayer, durante un acto de partido, que "Grecia está como está por políticas como las que Zapatero está llevando a cabo en España".

En este mismo sentido, Zapatero ha anunciado que el próximo viernes se celebrará una reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro para ratificar el plan de rescate. "Además", ha dicho el presidente, "vamos a ratificar algo más importante, nuestro compromiso a favor del euro, su fortaleza, su solvencia y su defensa, así como el compromiso con el modelo social europeo y con el Estado de bienestar".

El jefe del Ejecutivo ha añadido que en ese encuentro se analizará también cómo combatir los movimientos especulativos contra los países de Europa así como cuál debe ser el papel de las agencias de calificación de deuda.

Clave interna

Durante la reunión se han tratado otros temas. Rajoy ha asegurado en su comparecencia que ha trasladado al Gobierno cuáles son las medidas prioritarias que el Ejecutivo debe tomar para evitar ser como Grecia. Además de la reestructuración del sistema financiero, la primera implica la reducción del gasto público y del déficit público, "que es el principal problema que ha tenido Grecia" y que, tal y como ha recordado, no es una petición nueva.

La segunda prioridad para Rajoy es reformar el mercado laboral, algo sobre lo que, según Rajoy, el Gobierno y los agentes sociales "han perdido el tiempo" durante los últimos dos años.

En este sentido, el presidente del Gobierno ha reconocido que existe un "desacuerdo sobre si se debe hacer por decreto o con acuerdo de sindicatos y empresarios", pero sí ha reconocido que debe ser cuanto antes. "No es una discrepancia desgarradora", ha asegurado Zapatero, que ha recordado que la reforma laboral emprendida por el PP en su última etapa de gobierno "no es que funcionara muy bien". "Si el marco laboral es un desastre, es el que nosotros recibimos", ha apuntillado.

En la reunión, Rajoy le ha advertido a Zapatero que "el tiempo se ha acabado", por lo que debe tomar medidas y "comenzar a gobernar ya". El líder del PP ha indicado que, en caso contrario, en él "hay una alternativa, cuando los españoles quieran".

Zapatero ha trasladado además al líder de la oposición que va a cumplir "con determinación" el plan remitido a la Comisión Europea que contempla reducir el déficit público hasta el 3% en 2013. "He recordado que los compromisos para ello en 2010 se están cumpliendo. Vamos a dar información periódica al Congreso de esos cumplimientos".

El presidente ha achacado al PP que se obsesione con la reducción del déficit sin tener en cuenta que eliminar los estímulos fiscales podría poner en peligro el crecimiento económico.

Zapatero ha concluido su comparecencia con un llamamiento de esperanza a la sociedad tras los últimos datos positivos que se han conocido, como el descenso del paro en abril así como el aumento de la producción industrial, el consumo y los ingresos del Estado. "Esto son datos, no rumores ni hipótesis", ha asegurado en referencia a los rumores no cumplidos sobre la deuda española que provocaron ayer un batacazo en la Bolsa de Madrid.

El presidente, además, ha reiterado su confianza en que el dato del PIB que se conocerá el próximo viernes será positivo, lo que indicaría, en su opinión, que "hemos empezado a tener condiciones para ver más cerca salida crisis".

Hoy mismo, la Comisión Europea ha mejorado las previsiones para la economía española, aunque calcula que no saldrá de la recesión hasta el segundo trimestre del año.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha manifestado tras su reunión con el presidente del Gobierno, que el tiempo de esperar se ha acabado y hay que actuar: "El ejemplo de Grecia demuestra que si no actúas otros lo harán por ti y las decisiones serán mucho más duras".Gobierno y oposición han pactado dos acuerdos para reestructurar el sistema financiero, y Rajoy ha anunciado a Zapatero que "si hace lo que hay que hacer el PP le va a apoyar". "Le he dicho que por mí no va a quedar", ha ñadido.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50