Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las defensas del 'caso Gürtel' dirigirán su ofensiva ahora contra Pedreira

El abogado que interpuso la querella contra Garzón por las escuchas pone en duda una de las principales pruebas

Los abogados defensores del caso Gürtel, la mayor trama de corrupción vinculada al PP, dirigirán su ofensiva ahora contra el juez instructor de la causa en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira, después de conseguir que la Sala de lo Penal de dicho tribunal anulara las escuchas de las conversaciones que los líderes del entramado mantuvieron con algunos abogados y que ordenó el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El defensor del constructor José Luis Ulibarri, Ignacio Peláez, que fue el que interpuso la primera querella contra Garzón por ordenar los pinchazos, ha anunciado en una entrevista en la Cope que piensa solicitar el archivo del procedimiento contra su cliente porque, en su opinión, "se pudo saber cuál iba a ser mi estrategia de defensa y se le imputó por dichas escuchas". Peláez ha asegurado que cuando Ulibarri prestó declaración ante Garzón el juez tenía delante la transcripción de la conversación que él mantuvo con Correa y Crespo, a los que no representa.

Además, el letrado ha vaticinado que cuando Pedreira levante la parte del sumario que continúa bajo secreto (previsiblemente, el próximo día 5 de abril) "va a haber muchas sorpresas" porque "van a aparecer nuevas nulidades" y ha recordado que el instructor prorrogó las intervenciones que había ordenado Garzón, por lo que, ha anunciado, los abogados pedirán la nulidad del proceso dirigido por Pedreira, quien defendió en su día la actuación del magistrado de la Audiencia Nacional.

Más aún, Peláez ha asegurado que las principales pruebas documentales del caso se pueden ver comprometidas por las anulación en contra de lo que han afirmado la Fiscalía y el propio Garzón. En opinión de Peláez, la memoria informática (pen drive) que recogía la contabilidad B de la red peligra ya que algunas de las conversaciones intervenidas tratan sobre dicha prueba. "Gracias a lo que confesó Correa se pudieron desarrollar investigaciones" posteriores al respecto, ha asegurado.

Algo parecido sucede con otro de los imputados, el ex secretario de organización del PP gallego y número dos de Correa. En opinión de Peláez, Crespo alude a la supuesta financiación irregular del partido durante su administración en una conversación con su abogado y sin saber que estaba siendo escuchado.

Según Peláez, el caso Gürtel ha quedado así muy "tocado" tanto en su vertiente judicial "como política, como puede deducirse de las reacciones" de algunos dirigentes.