Ofensiva contra el 'caso Gürtel'

Caamaño defiende la presunción de inocencia de Garzón

El ministro pide que se respeten "los tiempos y los ritmos de la Justicia" tras admitir el Supremo la tercera querella contra el magistrado de la Audiencia

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha eludido pronunciarse sobre la nueva querella contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por prevaricación, admitida por el Tribunal Supremo, y se ha limitado a pedir que "se respeten los tiempos y los ritmos de los tribunales". En opinión del titular de Justicia, Garzón "como cualquier otro ciudadano" tiene derecho a "la presunción de inocencia".

"Hay admitidas una serie de acciones criminales en una fase muy previa o de pretensiones de imputaciones ante el juez Garzón. Todavía estamos en una fase muy elemental de este proceso", ha asegurado el ministro de Justicia, preguntado por si el futuro del juez en la Audiencia Nacional corre peligro.

Más información

El Supremo admitió ayer la querella del abogado de José Luis Ulibarri, un constructor que presuntamente pagó comisiones ilegales, por las escuchas que el magistrado de la Audiencia Nacional ordenó en prisión a los implicados en el caso Gürtel y a sus abogados. Con la querella, la red busca anular todas las actuaciones. La estrategia se completó con otra ronda de recursos presentados ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid de los cabecillas de la trama Fernando Correa, Álvaro Pérez, El Bigotes y otros imputados.

Garzón aseguró ayer que iba a continuar trabajando pese al cerco contra él tras esta querella, que se suma a la de la investigación de los crímenes del franquismo y los cursos de Nueva York. "Soy inocente y no me voy a marchar", afirmó el juez.

El coordinador de Justicia y Libertades Públicas del PP, Federico Trillo, exigió ayer a Garzón que "reflexione" y "medite sobre su propia posición como juez" porque, a su entender, "no merece esto la carrera judicial".

Lo más visto en...

Top 50