El PP no se opone a las medidas del Gobierno pero duda de que tenga coraje para aplicarlas

Zapatero dice no improvisar y asegura que todas las reformas ya habían sido anunciadas en la Estrategia de Economía Sostenible.- El Ejecutivo acepta el pacto de Estado de CiU y propone a las comunidades un plan de austeridad

Reproches, críticas y recriminaciones sobre la actual situación económica de España, sentada "con Letonia y Grecia" en el Foro de Davos , pero ninguna objeción a la extensión de la vida laboral de 65 a 67 años , a la reforma del plan de pensiones o al recorte del gasto público. El portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, no se ha opuesto a ninguna de las medidas presentadas por el Gobierno de Zapatero en los últimos días para luchar contra la crisis económica, pero duda de que "vaya en serio" y de que tenga el coraje para aplicarlas.

"Tres años despreciando lo que ahora va a hacer deprisa y corriendo", ha espetado García Escudero, que ha preguntado a Zapatero, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, si "ha traicionado el discurso que defendía hasta hace 20 días" de no recortar el gasto público y se ha decantado finalmente por el "ajuste duro". "No se puede tener un discurso ante los ciudadanos y otro ante la Comisión Europea", ha recriminado al jefe del Ejecutivo el portavoz popular, que le ha pedido que "hable claro a los ciudadanos" y les explique "los sacrificios" necesarios para salir de la crisis porque "se acabó la fiesta".

Más información

Una vez más, el PP ha acusado al Ejecutivo de dilapidar el legado económico del Gobierno de Aznar, de improvisar y de provocar "una gran sensación de alarma y de caída libre". La solución, según García-Escudero, es un "liderazgo fuerte" y un "espíritu de equipo colectivo", y ha recordado "la palabras premonitorias" de Rajoy en 2008: "Cuando se apaguen las luces de la fiesta, y cuando haya que apretar los dientes, el único que estará a su lado seré yo".

Zapatero, que no ha hecho mención a la "mano tendida del PP" mientras que sí ha aceptado el pacto de Estado propuesto por CiU , ha negado de manera tajante la improvisación: "El 2 de diciembre anuncié en el Congreso todas y cada una de las iniciativas y reformas que ahora hemos ido concretando", en el marco de la Estrategia de Economía Sostenible, se ha defendido el presidente del Gobierno, en alusión al "plan de austeridad", "la propuesta para discutir en el Pacto de Toledo el futuro de las pensiones" y la reforma laboral.

Garantías de recuperación

El presidente del Gobierno ha querido despejar cualquier duda sobre la solidez del sistema de pensiones y ha subrayado que el plan de reformas es el resultado del cumplimiento de "su obligación de presentar un informe y una evaluación del futuro del plan de pensiones", un futuro que no es inmediato sino de "aquí a 2025 o 2030". Y para mayores garantías, Zapatero ha destacado, ante una pregunta del portavoz del CiU, Jordi Vilajoana, que el fondo de reserva de la Seguridad Social es de 62.000 millones de euros, mientra que era de "15.000 millones" cuando el PSOE llegó al Gobierno en 2004.

Las recomendaciones del Consejo de la Unión Europea de reducir el déficit de España al 3% en 2013 no serán tampoco un problema, según ha señalado el líder socialista, que ha asegurado que el Gobierno cumplirá, "porque el país puede cumplir", un plan de reducción del déficit "sin afectar en lo esencial al gasto social y a la inversión en I+D+i".

Dentro del plan de reducción, Zapatero, que ha asegurado "hablar para los que escuchan", ha anunciado que propondrá a las Comunidades Autónomas en el Consejo de Políticas Fiscal y Financiera un plan para reducir el gasto público. "España necesita que todos arrimemos el hombro", ha reclamado el jefe del Ejecutivo.

El presidente del Gobierno pide al portavoz del PP que piense más "en los intereses de España y menos en los suyos"AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50