Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España asume la presidencia de la UE con el reto de impulsar la salida de la crisis

Zapatero asegura que afronta el objetivo con el "mejor entusiasmo".- El Gobierno reparte responsabilidades con el presidente estable del Consejo tras la aprobación del Tratado de Lisboa

España asume la presidencia de la UE con el reto de impulsar la salida de la crisis
EL PAÍS

España asume a partir de este viernes y durante los próximos seis meses la presidencia de la Unión Europea por cuarta vez en su historia con el reto de afianzar la salida de la crisis económica y de diseñar un plan económico capaz de generar crecimiento y empleo los próximos diez años que sustituya a la fallida estrategia de Lisboa. Otra prioridad para el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero es avanzar en la creación de un gobierno económico de la UE. Se trata de la primera presidencia tras la aprobación del Tratado de Lisboa, por lo que tendrá que compartir responsabilidades con el presidente estable del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy.

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, presentó la semana pasada los objetivos de la presidencia española entre los que destacó la puesta en marcha de una estrategia común para modernizar la economía, garantizar la seguridad energética, la lucha contra el cambio climático, potenciar la presencia internacional de la UE, fomentar las políticas para la igualdad de género y la lucha contra la violencia machista. Otros de los retos de para este semestre son impulsar la ciudadanía europea potenciando los derechos sociales y reforzar la política de seguridad interior.

Para Zapatero, la prioridad en política económica, al margen de la lucha contra la crisis, es avanzar en la creación de un auténtico gobierno económico de la UE y, especialmente, de la eurozona. Se trata de reforzar la cooperación de los países que comparten la moneda única para superar la asimetría que provoca la existencia de una política monetaria común frente a 16 políticas económicas distintas.

"Entusiasmo" de Zapatero

España afronta la presidencia con "el mejor entusiasmo", según el presidente Zapatero, para sacar a Europa de la crisis económica y hacer que los ciudadanos se sientan más identificados con el proyecto europeo. En un mensaje institucional divulgado en la página web oficial (http://www.eu2010.es/es/index.html), Zapatero afirma que su gran reto es dejar atrás la crisis y hacer de Europa "una economía cada vez más productiva, más innovadora y más sostenible" con el apoyo de trabajadores y empresas.

"España, que ha presidido la Unión Europea en otras tres ocasiones, afronta este período con su mejor entusiasmo, con su mayor vocación europeista, para defender ante todo los intereses generales de Europa, porque sabemos que así estaremos defendiendo los intereses generales de España y de todos los españoles", ha asegurado.

Según Zapatero, hacer que las empresas sean más productivas y los trabajadores más capacitados debe ser compatible con el "gran símbolo que en Europa representa el estado del bienestar y las políticas sociales". El presidente del Gobierno subraya la oportunidad que se presenta en los próximos seis meses de "convertir a España en un factor cada vez de más fuerza en el contexto internacional". "Una Europa que defienda, que extienda los valores de la paz, de la cooperación, del diálogo entre los pueblos y naciones", ha añadido.

Van Rompuy confía en España

El presidente del Consejo Europeo, Van Rompuy, que asumió el pasado 1 de diciembre el cargo, ha afirmado tener confianza en España y en su presidencia de turno semestral al tratarse de un país "muy comprometido" con el proyecto de construcción de la UE. En otro mensaje institucional divulgado junto al de Zapatero, Van Rompuy garantiza que trabajará en los próximos meses "codo con codo, mano a mano", para el éxito de la presidencia española. "Comienzo el año como un presidente feliz, porque puedo confiar en España y en su presidencia de turno al ser un país muy comprometido a nivel europeo", ha señalado Van Rompuy.

En la misma web, también hay un mensaje del presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, quien está convencido de que España "dará ejemplo de cómo deben evolucionar las relaciones entre las instituciones europeas bajo el Tratado de Lisboa". "España es un país europeísta y durante casi 25 años la integración europea en vuestro país ha sido un ejemplo de éxito y esperanza", apunta Buzek. "Estoy seguro de que durante los próximos seis meses, en estrecha colaboración con el Parlamento Europeo, la presidencia española brindará los mejores resultados a los ciudadanos europeos".

Para el presidente de la Eurocámara, el buen resultado del mandato español "será un éxito común para toda la Unión Europea". Buzek destaca que el Tratado de Lisboa hará a la UE "más democrática, unida y, por supuesto, más eficaz", y ayudará a dar respuesta a las inquietudes de los europeos y a retos como la crisis económica, el cambio climático o la inmigración. "Ellos, los ciudadanos, esperan respuestas", concluye el presidente del Parlamento Europeo.