El fuego de Tarragona ha arrasado ya 1.100 hectáreas

85 dotaciones terrestres trabajan en las tareas de extinción del incendio. -Uno de los bomberos heridos sufre un fallo multiorgánico

Un total de 85 dotaciones terrestres de bomberos siguen trabajando en las tareas de extinción del incendio que afecta desde el pasado lunes al Parque Natural de Els Ports (Tarragona), donde el martes fallecieron cuatro bomberos, después de que diez vehículos se añadieran a última hora de este miércoles a las 70 unidades que llevaban en la zona todo el día. El fuego ha quemado hasta ahora 1.100 hectáreas, después de que a media tarde se reavivara en una zona ya quemada, en el valle del río Canaletes, a unos tres kilómetros de Horta de Sant Joan, según los datos facilitados por los agentes rurales.

El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura, ha confirmado que el fuego no ha podido ser controlado. "Hay dos flancos abiertos y los no pueden acceder los coches de bomberos", dijo. Tanto las condiciones orográficas como meteorológicas están dificultando mucho la extinción, y la previsión para este jueves es un incremento de las temperaturas máximas.

Más información

Uno de los bomberos heridos sufre un fallo multiorgánico

Por otra parte, la Generalitat ha informado de que uno de los dos bomberos heridos el martes en los trabajos de extinción de este incendio se encuentra en situación de fallo multiorgánico en la Unidad de Quemados del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. El joven, de 31 años, sufre además quemaduras de segundo y tercer grado en el 50% del cuerpo, concretamente en la cabeza, el tronco y las extremidades, así como una lesión pulmonar debida a la inhalación de humo.

El pronóstico del otro bombero, de 36 años e ingresado en la misma unidad, es también muy grave, ya que ha sufrido un empeoramiento respiratorio. Según el parte médico, presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el 75% del cuerpo y lesiones pulmonares por inhalación de humo.

"Nunca se dijo que el incendio estaba controlado"

El secretario general de Interior de la Generalitat, Joan Boada, ha comparecido en Horta de Sant Joan y ha querido dejar claro que "nunca se dijo que el incendio estaba controlado", ante las especulaciones surgidas sobre si los bomberos llegaron relajarse en la tarde del martes al ver la emergencia bajo control. Además, el secretario general de Interior, ha querido dejar claro que "la demostración de que se estaba trabajando en primera línea contra el fuego son los cuatro muertos".

Este miércoles, sin embargo, el alcalde de Horta de Sant Joan, Angel Ferràs, ha reiterado sus críticas a la actuación de los mandos de los Bomberos de la Generalitat diciendo que se produjo "una cierta relajación", aunque también elogió a los fallecidos. Ferràs considera que los bomberos tenían que haber estado "más atentos" a las condiciones climatológicas. "El viento es un factor dominante, y se tiene que estar muy atento ante cualquier inclemencia del tiempo", ha afirmado el alcalde.

Sobre si en algún momento hubo pocos efectivos ante el fuego, el secretario general de Interior de la Generalitat, Joan Boada, ha apuntado que "el cambio repentino dramos que retirar a los medios aéreos, y eso quizás ha confundido a alguna gente". También se ha referido a las quejas de los vecinos y ha indicado que "no se ha querido que la gente del pueblo colabore por el peligro que supone, pero agradecemos su buena voluntad".

Por su parte, el juzgado de primera instancia e instrucción único de Gandesa (Tarragona) ha abierto diligencias previas para investigar las circunstancias en que murieron los bomberos.

Desde el aire y por tierra se combaten las llamas que devoran el Parque Natural de Deseit, en Tarragona. 21 efectivos aéreos, 70 medios terrestres, 140 militares y brigadas luchan contra el incendio que ya ha arrasado 800 hectáreas y avanza sin control. La ministra de Defensa se ha desplazado a la zona y allí se ha encontrado con las quejas de los vecinos de Horta de San Joan.AGENCIA ATLAS

Anulado el pleno de financiación

El Parlamento catalán tenía previsto este miércoles celebrar una sesión monográfica para tratar el nuevo modelo de financiación autonómica. Se preveía un duro cara a cara entre el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el líder de CiU, Artur Mas. Pero no será así. Debido al grave incendio de Horta de Sant Joan, Montilla y Mas decidieron anular el plenario y la Junta de Portavoces de la Cámara Catalana ha certificado que se traslada el pleno al próximo viernes.

Lo más visto en...

Top 50