Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa explora el espacio

  • Europa había mandado naves al Sol y al encuentro de un cometa, pero hasta 2003 ninguna sonda europea había visitado otro planeta. La primera ha sido  Mars Express , desarrollada en pocos años -un tiempo récord- y que aún envía imágenes espectaculares del Planeta Rojo. Ésta es de Hebes Chasma, un cañón cerca del ecuador marciano, de unos 320 kilómetros de longitud, 130 de ancho y unos seis de profundidad. Los datos de  Mars Express  están ayudando a entender la historia de Marte, en especial qué ocurrió con el agua que seguramente fluyó sobre su superficie en el pasado.
    1Europa había mandado naves al Sol y al encuentro de un cometa, pero hasta 2003 ninguna sonda europea había visitado otro planeta. La primera ha sido Mars Express, desarrollada en pocos años -un tiempo récord- y que aún envía imágenes espectaculares del Planeta Rojo. Ésta es de Hebes Chasma, un cañón cerca del ecuador marciano, de unos 320 kilómetros de longitud, 130 de ancho y unos seis de profundidad. Los datos de Mars Express están ayudando a entender la historia de Marte, en especial qué ocurrió con el agua que seguramente fluyó sobre su superficie en el pasado. ESA / DLR / FU Berlin (G. Neukum)
  • Mirar con ojos de geólogo puede ser como contemplar una foto fija del pasado. La Fosa Mangala, en Marte, es un sistema de canales de unos 1.000 kilómetros de extensión resultado de afloramientos de lava e inundaciones catastróficas. El fenómeno pudo deberse a que el magma emergente fundió grandes cantidades de agua que permanecía hasta entonces congelada en el subsuelo. Las coladas de lava tienen hasta 100 metros de grosor. La imagen la obtuvo  Mars Express  en marzo de 2007.
    2Mirar con ojos de geólogo puede ser como contemplar una foto fija del pasado. La Fosa Mangala, en Marte, es un sistema de canales de unos 1.000 kilómetros de extensión resultado de afloramientos de lava e inundaciones catastróficas. El fenómeno pudo deberse a que el magma emergente fundió grandes cantidades de agua que permanecía hasta entonces congelada en el subsuelo. Las coladas de lava tienen hasta 100 metros de grosor. La imagen la obtuvo Mars Express en marzo de 2007. ESA / DLR / FU Berlin (G. Neukum)
  • Venus no es un planeta acogedor. Las naves que han llegado a su superficie han resistido apenas unos minutos, antes de ser aplastadas por una presión más de 90 veces superior a la de la atmósfera terrestre. Además hace tanto calor en el suelo venusiano que el plomo se fundiría. Y las nubes son de ácido sulfúrico. Como resultado, Venus se conoce menos que Marte. La nave de la ESA  Venus Express,  lanzada en 2006, está analizando su atmósfera con gran detalle. En esta imagen, las partes claras podrían ser partículas de ácido sulfúrico; la química de las zonas oscuras es un misterio.
    3Venus no es un planeta acogedor. Las naves que han llegado a su superficie han resistido apenas unos minutos, antes de ser aplastadas por una presión más de 90 veces superior a la de la atmósfera terrestre. Además hace tanto calor en el suelo venusiano que el plomo se fundiría. Y las nubes son de ácido sulfúrico. Como resultado, Venus se conoce menos que Marte. La nave de la ESA Venus Express, lanzada en 2006, está analizando su atmósfera con gran detalle. En esta imagen, las partes claras podrían ser partículas de ácido sulfúrico; la química de las zonas oscuras es un misterio. ESA / MPS / DLR / IDA
  • Gracias a la sonda  Venus Express  los científicos tienen ya un mapa 3D de los vientos en la atmósfera venusiana. Entre el ecuador y los 50-55 grados de latitud los vientos alcanzan los 370 kilómetros por hora a una altura de 66 kilómetros sobre la superficie. En cambio al aproximarse a los polos del planeta la situación cambia: un potente torbellino -en la imagen- domina la atmósfera. Como en la Tierra, en el centro del huracán el viento se para. El punto amarillo muestra el polo Sur del planeta.
    4Gracias a la sonda Venus Express los científicos tienen ya un mapa 3D de los vientos en la atmósfera venusiana. Entre el ecuador y los 50-55 grados de latitud los vientos alcanzan los 370 kilómetros por hora a una altura de 66 kilómetros sobre la superficie. En cambio al aproximarse a los polos del planeta la situación cambia: un potente torbellino -en la imagen- domina la atmósfera. Como en la Tierra, en el centro del huracán el viento se para. El punto amarillo muestra el polo Sur del planeta. ESA/ VIRTIS / INAF-IASF / Obs. de Paris-LESIA / Univ. of Oxford
  • Los asteroides y cometas son una de las claves para entender el origen del Sistema Solar: el material que los compone no ha sufrido apenas transformaciones químicas desde que se formaron todos los cuerpos del sistema, hace 4.500 millones de años. La nave  Rosetta,  lanzada en 2004, es la primera diseñada para posarse sobre un cometa, el 67 PChuryumov- Gerasimenko. Pero su viaje dura diez años. Por el camino  Rosetta  ha sobrevolado el asteroide Steins (cinco kilómetros de diámetro), en la imagen desde una distancia de 800 kilómetros
    5Los asteroides y cometas son una de las claves para entender el origen del Sistema Solar: el material que los compone no ha sufrido apenas transformaciones químicas desde que se formaron todos los cuerpos del sistema, hace 4.500 millones de años. La nave Rosetta, lanzada en 2004, es la primera diseñada para posarse sobre un cometa, el 67 P/Churyumov- Gerasimenko. Pero su viaje dura diez años. Por el camino Rosetta ha sobrevolado el asteroide Steins (cinco kilómetros de diámetro), en la imagen desde una distancia de 800 kilómetros ESA ©2008 MPS for OSIRIS Team
  • La Tierra flota en un océano magnético, la magnetosfera, que la protege del viento de partículas cargadas procedentes del Sol. La interacción del flujo de partículas solares con el campo magnético terrestre genera las bellas auroras. Averiguar cómo funciona exactamente el escudo magnético de la Tierra es tarea de los cuatro satélites  Cluster  que muestra la ilustración, lanzados en 2000.  Cluster  ha descubierto, por ejemplo, cómo los campos magnéticos se interrumpen y se  reconectan  de nuevo en regiones del espacio próximo a la Tierra, de varios cientos de kilómetros de extensión.
    6La Tierra flota en un océano magnético, la magnetosfera, que la protege del viento de partículas cargadas procedentes del Sol. La interacción del flujo de partículas solares con el campo magnético terrestre genera las bellas auroras. Averiguar cómo funciona exactamente el escudo magnético de la Tierra es tarea de los cuatro satélites Cluster que muestra la ilustración, lanzados en 2000. Cluster ha descubierto, por ejemplo, cómo los campos magnéticos se interrumpen y se reconectan de nuevo en regiones del espacio próximo a la Tierra, de varios cientos de kilómetros de extensión. ACADEMIA CHINA DE LAS CIENCIAS
  • Han pasado tres décadas desde los comienzos de la astronomía de rayos X, y se nota. El telescopio de rayos X de la ESA,  XMM-Newton,  lanzado en 1999, está permitiendo estudiar como nunca antes los fenómenos y procesos más energéticos del universo, como la caída de materia en los agujeros negros o el efecto de las explosiones de supernova. En la imagen se ve la galaxia M82, a 12 millones de años luz, vista por  XMM-Newton . La principal emisión en rayos X está en azul, y es gas caliente que está siendo expulsado violentamente fuera de la galaxia.
    7Han pasado tres décadas desde los comienzos de la astronomía de rayos X, y se nota. El telescopio de rayos X de la ESA, XMM-Newton, lanzado en 1999, está permitiendo estudiar como nunca antes los fenómenos y procesos más energéticos del universo, como la caída de materia en los agujeros negros o el efecto de las explosiones de supernova. En la imagen se ve la galaxia M82, a 12 millones de años luz, vista por XMM-Newton. La principal emisión en rayos X está en azul, y es gas caliente que está siendo expulsado violentamente fuera de la galaxia. ESA
  • En astronomía no todo son fotos bonitas. En esta ocasión los datos del telescopio de rayos X de la ESA,  XMM-Newton,  están superpuestos sobre una imagen de un telescopio que ve luz visible. Tras muchas horas de observación,  XMM-Newton  detectó en 2008 el mayor grupo -cúmulo- de galaxias catalogado hasta la fecha, a una distancia de 7.700 millones de años luz. Los investigadores estiman que en el cúmulo se agrupa una cantidad de materia equivalente a mil veces la de nuestra galaxia, la Vía Láctea.
    8En astronomía no todo son fotos bonitas. En esta ocasión los datos del telescopio de rayos X de la ESA, XMM-Newton, están superpuestos sobre una imagen de un telescopio que ve luz visible. Tras muchas horas de observación, XMM-Newton detectó en 2008 el mayor grupo -cúmulo- de galaxias catalogado hasta la fecha, a una distancia de 7.700 millones de años luz. Los investigadores estiman que en el cúmulo se agrupa una cantidad de materia equivalente a mil veces la de nuestra galaxia, la Vía Láctea. ESA XMM-Newton / EPIC, LBT / LBC, AIP
  • Cada partícula de materia tiene su antipartícula, y cuando ambas se encuentran, se aniquilan y emiten rayos gamma. Los astrónomos saben que este proceso ocurre constantemente en el centro de la Vía Láctea, pero no el porqué. Para averiguarlo recurren al telescopio de rayos gamma  Integral,  de la ESA, lanzado en 2002 y que está revolucionando la astronomía de altas energías -los rayos gamma son aún más energéticos que los rayos X-. Los puntos rojos son las fuentes de rayos gamma en el centro galáctico, indicio de la  guerra a muerte  entre materia y antimateria.
    9Cada partícula de materia tiene su antipartícula, y cuando ambas se encuentran, se aniquilan y emiten rayos gamma. Los astrónomos saben que este proceso ocurre constantemente en el centro de la Vía Láctea, pero no el porqué. Para averiguarlo recurren al telescopio de rayos gamma Integral, de la ESA, lanzado en 2002 y que está revolucionando la astronomía de altas energías -los rayos gamma son aún más energéticos que los rayos X-. Los puntos rojos son las fuentes de rayos gamma en el centro galáctico, indicio de la guerra a muerte entre materia y antimateria.
  • En el centro de la Vía Láctea  vive  un agujero negro súpermasivo, con una masa 3,7 millones de veces superior a la del Sol. El telescopio de rayos gamma de la ESA,  Integral,  descubrió que junto a él hay además otro objeto difuso, que los astrónomos aún no han podido identificar.  Integral  es el telescopio más sensible jamás lanzado para observar la emisión en rayos gamma de los objetos astronómicos.
    10En el centro de la Vía Láctea vive un agujero negro súpermasivo, con una masa 3,7 millones de veces superior a la del Sol. El telescopio de rayos gamma de la ESA, Integral, descubrió que junto a él hay además otro objeto difuso, que los astrónomos aún no han podido identificar. Integral es el telescopio más sensible jamás lanzado para observar la emisión en rayos gamma de los objetos astronómicos.
  • Las dos últimas misiones científicas de la ESA en ser lanzadas han sido los telescopios  Herschel  y  Planck,  el pasado mayo.  Planck  recabará datos sobre el mismísimo origen del universo, analizando la primera radiación que llenó el cosmos después del Big Bang. Gracias a él se sabrá cuál de los modelos que describen en detalle el principio de todo se aproxima más a la realidad. En la foto, el cohete  Ariane  que lanzó a ambos telescopios desde la base de Kourou, en la Guayana francesa.
    11Las dos últimas misiones científicas de la ESA en ser lanzadas han sido los telescopios Herschel y Planck, el pasado mayo. Planck recabará datos sobre el mismísimo origen del universo, analizando la primera radiación que llenó el cosmos después del Big Bang. Gracias a él se sabrá cuál de los modelos que describen en detalle el principio de todo se aproxima más a la realidad. En la foto, el cohete Ariane que lanzó a ambos telescopios desde la base de Kourou, en la Guayana francesa. ESA
  • Esta imagen de la galaxia M51 es la primera mirada del telescopio de la ESA  Herschel  al cosmos.  Herschel  es el mayor telescopio espacial jamás lanzado -el pasado mayo-, con un espejo de 3,5 metros de diámetro. Pero además detecta un tipo de luz infrarroja que ningún otro telescopio ha visto antes, así que se esperan sorpresas. El infrarrojo sirve para estudiar objetos muy fríos y polvorientos.  Herschel  investigará el origen de las primeras estrellas y galaxias y para estudiar la evolución química del universo a lo largo de sus casi 14.000 millones de años de existencia.
    12Esta imagen de la galaxia M51 es la primera mirada del telescopio de la ESA Herschel al cosmos. Herschel es el mayor telescopio espacial jamás lanzado -el pasado mayo-, con un espejo de 3,5 metros de diámetro. Pero además detecta un tipo de luz infrarroja que ningún otro telescopio ha visto antes, así que se esperan sorpresas. El infrarrojo sirve para estudiar objetos muy fríos y polvorientos. Herschel investigará el origen de las primeras estrellas y galaxias y para estudiar la evolución química del universo a lo largo de sus casi 14.000 millones de años de existencia. ESA / CONSORCIO PACS