Prada pide que declaren "como imputados" de espionaje ocho empleados de Aguirre

El ex consejero de Justicia del Gobierno regional exige que se compare su caligrafía con los documentos de los seguimientos

El diputado regional del PP y ex consejero de Justicia, Alfredo Prada, ha pedido por escrito al Juzgado de Instrucción número 5 que llame a declarar en calidad de "imputados" por su supuesto espionaje al funcionario José Manuel Pinto y a siete empleados eventuales de confianza de la Consejería de Presidencia e Interior, que dirigía -y dirige- Francisco Granados.

Entre los implicados, además de Pinto, se halla José Palomo, otro de los informadores. Ambos eran hombres de confianza de Sergio Gamón, director del área de Seguridad durante los seguimientos, ya dimitido.

Respecto a los otros seis presuntos espías, tres eran guardias civiles ligados a Francisco Granados, y tres eran policías contratados por el propio Gamón. A estos últimos los conoció en La Moncloa, cuando Gamón era jefe del servicio de escoltas de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega.

Más información

Para los ocho, Prada también ha reclamado una prueba pericial caligráfica, para así comparar la escritura de todos ellos con la de los documentos originales que informan de sus movimientos.

Prada, molesto con el PSOE

El escrito con la petición de Prada lo ha sacado a la luz el grupo socialista, que ejerce la acusación popular en el caso. La portavoz socialista, Maru Menéndez, ha recordado que el grupo popular cerró en falso la comisión de los espías. "Esperamos que los juzgados reabran lo que Esperanza Aguirre negó a todos los madrileños". Sin embargo, la intervención de Menéndez no ha ido acompañada del beneplácito de Prada, sino todo lo contrario.

Tras reunirse con Aguirre esta tarde, el ex consejero de Justicia ha acusado al PSOE de llevar a cabo una "instrumentalización política" con el caso, el cual pertenece, según Prada, a su "órbita personal". Ha recordado, además, que él mismo se opuso a que el PSOE se personase como acusación.

Pruebas periciales ya realizadas

A principios de marzo, EL PAÍS encargó dos informes periciales que confirmaron que los seguimientos en Madrid a cargos políticos del PP contrarios a la línea marcada por Esperanza Aguirre -el vicealcalde de la ciudad, Manuel Cobo, y el propio Alfredo Prada- se hicieron desde la Consejería de Interior de la Comunidad de Madrid, que dirige Francisco Granados.

Prada fue desplazado por el propio Granados de la Consejería de Justicia en septiembre de 2008, tras respaldar en el cargo al presidente del PP, Mariano Rajoy, en su lucha fraticida con Aguirre por el poder del partido durante el verano pasado.

Finalmente, el ex consejero, que el pasado 17 de junio había solicitado que fueran llamados a declarar Marcos Peña (asesor de Protección Ciudadana en la Consejería de Interior) y Pedro Agudo, asegura ahora que fue un "error" incluir esos dos nombres y pide al juzgado que no les cite.

Lo más visto en...

Top 50