Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los intentos de Woody Allen por esquivar el escándalo

Abogados del cineasta exigen que no se involucre a Mia Farrow ni a Soon-Yi en el juicio contra American Apparel

Los abogados del cineasta Woody Allen pidieron el lunes ante un tribunal estadounidense que la compañía textil American Apparel no llame a su esposa, Soon-Yi Previn ni a su ex novia Mia Farrow como testigos en un próximo juicio.

Allen demandó hace más de un año a la empresa por infringir un acuerdo sobre imagen, pidiendo más de 10 millones de dólares después de que su imagen fuera utilizada en anuncios en Nueva York y Los Ángeles sin su consentimiento.

En los documentos judiciales presentados el lunes, los abogados de Allen informaron que una lista de posibles testigos entregada por American Apparel Inc. incluía a Allen, Farrow, Previn, su hermana Letty Aronson y al fundador de la revista Hustler, Larry Flynt.

La petición presentada ante el tribunal federal de Manhattan solicita una orden judicial que evite que American Apparel llame a testigos y que incluya pruebas "en relación con la vida personal y familiar del señor Allen", ya que, por ejemplo, el plan de poner a Farrow ante un estrado es "parte de un intento bruto de difamar e intimidar al señor Allen".

La posibilidad de llamar tales testigos al estrado "demuestran el inequívoco intento de transformar este juicio en un espectáculo", afirman los documentos que intentan que el director sea capaz de esquivar el escándalo. Pero el caso está fijado para el 18 de mayo.