El vuelco electoral

López: "El PNV debe asumir que no es el régimen ni la religión de Euskadi"

El lider del PSE asegura que se sentiría "muy cómodo" en un gobierno en solitario y califica de objetivo "irrenunciable" alcanzar la presidencia.- Los nacionalistas se niegan a sacrificar a Ibarretxe

El candidato del PSE a lehendakari, Patxi López, ha reconocido este martes que se sentiría "muy cómodo" en un gobierno en solitario que busque acuerdos puntuales. Su objetivo "irrenunciable" es que el presidente sea socialista, para lo que se va a buscar el aval de todos los demás partidos, lo que no quiere decir que se vaya a formar un ejecutivo "de concentración". López ha acusado al PNV de introducir un discurso del miedo al cambio. "No acepto ninguna amenaza de otro partido, un gobierno con un lehendakari socialista será estable. El PNV debe asumir que es un partido más, no el régimen ni la religión de Euskadi", ha afirmado el líder del PSE en su comparecencia ante los medios en la sede de Bilbao.

Más información

El propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha reclamado al PNV "fair play" y "saber estar" a la hora de asumir "pérdidas de responsabilidades", respaldó ayer la idea de López de presidir un Ejecutivo en solitario. Pero el PNV tampoco va a renunciar a hacerlo en minoría. Su presidente, Iñigo Urkullu, ha garantizado que "no sacrificará" a Juan José Ibarretxe para lograr un pacto y ha insistido en que si el líder de los socialistas accede a la presidencia con el respaldo del PP creará "inestabilidad institucional". En la misma línea, la portavoz del Gobierno vasco en funciones, Miren Azkarate, ha asegurado que no entienden por qué tiene que haber "cambio de lehendakari", cuando el actual ha ganado las elecciones "con contundencia". Zapatero ha intentado rebajar la polémica: "Es mejor dejar a un lado las palabras gruesas que normalmente no llevan más que a tener que desdecirse".

Los 24 escaños obtenidos por los socialistas, más los 13 del PP y el de UPyD les permitiría formar gobierno, tras el vuelco electoral del pasado día 1 que terminó por primera vez con la hegemonía nacionalista en esta comunidad. "El domingo dimos un paso de gigante", ha dicho hoy López, quien como ya hizo tras conocer el resultado electoral, ha insistido en que van a establecer negociaciones con las demás fuerzas, aunque previamente escucharán al PNV, que es "a quien le corresponde", poner en marcha los contactos.

Legitimado por los votos

"Respetaremos todos los tiempos pero no renuncio a recabar por mi parte los apoyos para ser investido lehendakari. Me siento absolutamente legitimado al respecto", ha insistido López. "Entendemos que con el resultado del domingo la ciudadanía ha acabado con el frentismo, ha castigado al tripartito con 63.000 votos menos por su empeño en dividir; si el PNV pasa a la oposición no pasa nada, ni se rompe Euskadi ni se va a desestabilizar nada". El secretario general del PSE ha denunciado que el PNV cuestione la legitimidad de las elecciones porque no ha participado la izquierda radical abertzale. "Ese discurso es peligrosísimo por lo que tiene de deslegitimador de un proceso irreprochable desde el punto de vista democrático. Que nadie juegue con los resultados ni deslegitime la democracia".

Diálogo, entendimiento y evitar la radicalización son la premisas con las que el PSOE quiere actuar en el País Vasco, según ha reafirmado también su vicesecretario general, José Blanco. Zapatero llamó ayer a la "coherencia" en las decisiones de López, lo que apuntaba a su compromiso de presentarse como "cambio" y compatibilizarlo con un discurso integrador para acabar con las políticas frentistas. En ese sentido, Blanco ha indicado en la Cadena Ser que lo que necesita la sociedad vasca es "mucho diálogo y cooperación".

Apoyo de Basagoiti

Por su parte, el presidente del PP en el País Vasco y candidato a lehendakari, Antonio Basagoiti, ha vuelto a abrir la puerta de su formación al pacto con el PSE. El líder de los populares, que ha asistido a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional que el PP ha celebrado esta mañana en Madrid, ha manifestado que está dispuesto a "arrimar el hombro" y "tender una mano" a los socialistas para alcanzar "acuerdos nacionales", informa Efe. El candidato del PP vasco ha pedido además al líder de los socialistas vascos que "cumpla su palabra para llevar el "cambio" a Euskadi. La secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, ha confirmado al término del Comité Ejecutivo el compromiso de su partido. "Estamos donde hemos estado siempre, en la defensa de la Constitución, del Estatuto y de las libertades".

El PNV anunció este lunes que pondría en marcha una ronda de contactos con todos los partidos para intentar llegar a acuerdos y los primeros en participar en estas conversaciones, en las que estarán Urkullu e Ibarretxe, serán los socialistas, la segunda fuerza más votada. López ha confirmado hoy que la reunión se celebrará esta semana y que ya ha nombrado a su comisión negociadora, formada por Rodolfo Ares, Jesus Eguiguren, José Antonio Pastor, Iñaki Arriola yTxarli Prieto. El líder del PSE ha censurado que Ibarretxe sea candidato a lehendakari y a la vez acuda a las reuniones.

Los seis escaños que separan a los nacionalistas del PSE suponen una barrera difícil para que se pueda alcanzar cualquier pacto que no sea otro que Ibarretxe repita como lehendakari. Desde el pasado domingo, varios dirigentes del PNV han acusado al PSE de que va a desplegar un nuevo frentismo si pacta con el PP y Rosa Díez. Sin embargo, Blanco ha recalcado la predisposición del PSOE a mantener "buenas relaciones" con el PNV, cuyo apoyo es a la vez necesario para el Gobierno en el Congreso, como quedó patente con la aprobación de los Presupuestos el otoño pasado.

Críticas de Urkullu

Urkullu ha vuelto a cargar hoy contra el PSE. "¿Cómo pretende plantear una fórmula de Gobierno en la que dé la impresión de que el PSE es el ganador de estas elecciones cuando no lo ha sido, cuando eso esa una mentira?". El presidente del PNV ha emplazado a López a reconocer públicamente que "el ganador de las elecciones autonómicas en la Comunidad Autónoma Vasca es el PNV". Y ha insistido en la defensa de Ibarretxe. "El PNV no sacrifica nada. Tenemos, además, en el PNV experiencias dolorosas como la de Juan María Atutxa", ha añadido.

El resultado electoral refleja un elevado ascenso del PSE, con 40.000 votos más respecto a 2005, pero el número de escaños es sensiblemente inferior a lo que esperaban sus dirigentes. Sin embargo, la pretensión de los socialistas es presentar su candidatura incluso sin los apoyos previos del PP y UpyD. Los populares, decisivos pese a haber retrocedido en dos escaños y 65.000 votos, insisten en dar su respaldo a López , mientras que el representante de UPyD, Gorka Maneiro, ha supeditado el apoyo al PSE a que se conforme un gobierno "constitucionalista".

En su primera comparecencia tras analizar con el PSE los resultados electorales el candidato socialista a lehendakari, Patxi López, ha afirmado que no va a aceptar amenazas de ningún partido y ha querido señalar, dirigiéndose al PNV que el país no es suyo.VNEWS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50