Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quemarse a lo bonzo por 450.000 euros

Detenido un constructor amenazaba con prenderse fuego si el Ayuntamiento Loeches no le paga una deuda

El empresario José María Solís, propietario de una constructora, ha mantenido en vilo durante cuatro horas al Ayuntamiento de Loeches. Con dos bidones de gasolina, una botella con una mecha y atrincherado en su camión, aparcado a las puertas del consistorio de la localidad madrileña, amenazaba con prenderse fuego si el alcalde no le pagaba los 450.000 euros que le debe hace cuatro años. El empresario, que asegura que la deuda le ha llevado a la quiebra, ha iniciado su protesta a las ocho de la mañana. "Ya se ha solucionado todo y ya no está ni el hombre ni el camión", ha indicado a mediodía un agente de la Policía Local a esta web. Pero Solís no se ha marchado, sino que ha sido detenido por la Guardia Civil, acusado de un delito de desórdenes públicos.

Solís se ha dirigido esta mañana con su camión y sus bidones de gasolina al Ayuntamiento de Loeches para reclamar al alcalde, Pedro Díaz (PSOE), que le abone la deuda contraída con su empresa, llamada Cavas, por diversas obras públicas en la localidad y cuyo impago, asegura, ha obligado al constructor a cerrarla y a dejar en la calle a 20 trabajadores. "Estoy aquí y de aquí no me muevo. O me voy con el cheque, o me voy para adelante, pero el alcalde no se ríe más de mí. Aquí estoy con una botella de gasolina y un bidón, porque ya no puedo más, estoy desesperado", ha declarado José María Solís a primera hora de la mañana.

A las puertas del Ayuntamiento han acudido efectivos de Policía Local y Guardia Civil, un camión de bomberos y una ambulancia del Summa, en previsión de que las amenazas del empresario pudieran llevarse a cabo. Entre nervios y sollozos, su hijo David ha explicado que la empresa, de carácter familiar, empezó a funcionar en el año 1990 y ha llegado a tener 20 trabajadores. "Ahora están todos en la calle y no les hemos podido pagar la liquidación, porque no tenemos liquidez, y es vergonzoso que estemos en esta situación mientras que este Ayuntamiento nos adeuda 450.000 euros", ha dicho.

"No podemos esperar más"

Según ha explicado David Solís y la secretaria del empresario, Cavas, con domicilio en el municipio de Morata de Tajuña, realizó obras públicas como el adecentado de calles y la construcción de un edificio público. El caso, según la secretaria del empresario, "está denunciado ante la justicia" hace más de un año, aunque la desesperación por no cobrar y la situación de quiebra que vive la entidad han llevado al dueño a tomar esta determinación. "La Justicia es muy lenta y nosotros no podemos esperar más", ha agregado el propio Solís.

El hijo ha añadido que el alcalde ha entrado al consistorio sin querer hablar con ellos: "Ha llegado aquí, en torno a las nueve, nos ha soltado un mitin para borregos y se ha metido en el Ayuntamiento, debe ser que aquí hace frío; porque no hacen más que huir y huir. Si no tienen dinero para pagar, que no contraten las obras, porque no es de recibo lo que están haciendo". El hombre ha depuesto su actitud en torno al mediodía, cuando la Guardia Civil le ha detenido y le ha conducido al cuartel de Arganda del Rey tras cuatro horas de encierro en la cabina de su camión, mientras en el Ayuntamiento de Loeches otro de los hijos y el abogado de Solís se han reunido con el alcalde.

Tras la reunión, de dos horas, Javier Solís ha explicado que el edil se ha comprometido a pagar al constructor parte de la deuda, "14.000 euros este viernes y 151.000 el 20 de febrero", y ha advertido: "Como no paguen tendremos que tomar otras medidas". "Con lo que nos han prometido se solventan algunas deudas para aguantar otros dos meses", ha indicado. Además, de cara al próximo pleno del 20 de febrero tratarán el problema del resto de la deuda. En su familia están todos muy preocupados y el padre no se ha quedado tranquilo, porque esta medida "no va a solucionar los problemas de la empresa". El constructor pasará a disposición judicial "esta tarde o mañana", ha declarado uno de sus hijos, que ha confirmado que Solís está imputado por un delito de desorden público.